sábado, febrero 24, 2024

45 películas de terror y cine fantástico que vimos en 2023

Los artículos de Daniel Farriol:
45 películas de terror y cine fantástico que vimos en 2023

A la hora de elaborar las habituales listas con lo mejor del año, mi momento favorito es repasar lo que ha dado de sí el curso cinematográfico respecto al cine de terror, la ciencia-ficción y el cine fantástico en general. 2023 ha sido otro año prolífico para el género con multitud de estrenos en cine que han copado los primeros puestos de taquilla semana tras semana, aunque también es cierto que muchos de ellos tenían dudosa calidad y han dejado fuera de nuestras pantallas a otras películas mucho más interesantes.

Dejando de lado a remakes, secuelas y otros acercamientos a sagas suficientemente conocidas por todos, vamos a realizar una recopilación/recomendación con 45 títulos que por un motivo u otro merecen estar en este listado (sí, ya sabemos que no están todos), hemos decido ordenarlos por su fecha de estreno en España en cines y/o plataformas. ¡Decidnos en comentarios cuántas habéis visto!


M3GAN
(Gerard Johnstone, 2022)

M3gan

El primer «gran» estreno de 2023 en cuanto al género fue esta versión familiar de El muñeco diabólico con un giro infantiloide que mira de reojo a la generación tiktoker para reabrir el debate sobre los peligros de la Inteligencia Artificial y nuestra dependencia hacia las nuevas tecnologías. Con una historia de fondo acerca de la superación de los traumas familiares y mucha menos sangre de la esperada, se convertirá en el inicio de una nueva saga (ya está anunciada su continuación para principios de 2024) donde lo mejor es el diseño de la bailarina muñeca protagonista y la promesa de más mala leche para el futuro.


BRIAN Y CHARLES
(Jim Archer, 2022)

Brian y Charles

Una preciosa y divertida película «indie» que narra la amistad de un peculiar inventor de cosas inútiles con un robot fabricado con restos de un vertedero. Uno de los aspectos más curiosos es que el filme está narrado como si fuera un mockumentary, es decir, los actores interactúan con la cámara como si su vida estuviera siendo grabada para un documental. Comedia, buenos sentimientos y lecciones de vida en esta simpática propuesta donde se actualiza el mito de Prometeo tratando con mucho cariño a sus disfuncionales personajes.


LA GUARIDA (THE LAIR)
(Neil Marshall, 2022)

La guarida

Denostada como pocas, la nueva propuesta del británico Neil Marshall es una disfrutable combinación de los universos de Dog Soldiers y The Descent desde la perspectiva de la Serie B más casposa (dicho esto con orgullo friki). Militares enfrentándose a monstruos mutantes en un búnker de Afganistán, diálogos estúpidos, personajes estereotipados… todo lo necesario para pasar una noche palomitera con olor a VHS para rememorar un cine exploitation desprejuiciado que actualmente escasea bastante y que le da cien patadas a tanto terror elevado.


JUNG_E
(Yeon Sang-ho, 2023)

Una de las propuestas más ambiciosas de Netflix en cuanto a ciencia-ficción fue esta irregular super-producción surcoreana del director de Tren a Busan que en su inicio recuerda vagamente a Al filo de mañana para ahondar después más en lo melodramático que en lo fantástico. Tiene una puesta en escena apabullante y efectos visuales de relumbrón que sirven como marco para una historia de existencialismo humanista con reminiscencias de la literatura de Philip K. Dick y sus androides soñadores, pero conteniendo también una crítica velada a la deriva tecnológica a la que nos lleva el uso de la IA sustituyendo nuestra capacidad de decisión en muchos aspectos de nuestras vidas.


THE OFFERING
(Oliver Park, 2022)

The Offering

Una más que estimable incursión en el terror sobrenatural que combina con pericia elementos de The Vigil y La autopsia de Jane Doe para recrear una atmósfera opresiva en un tanatorio judío al que llega un cadáver sobre el que pesa una maldición. El protagonista masculino es un absoluto inepto que no da una a derechas, pero tanto la puesta en escena como el desarrollo del guion consiguen trasladarnos el miedo que sienten los personajes con elementos clásicos del género que funcionan sin tener que inventar nada nuevo. Merecía más atención del público aficionado al género.


LLAMAN A LA PUERTA
(M. Night Shyamalan, 2023)

Llaman a la puerta

El primer gran nombre para el género de 2023 fue el de Shyamalan (en 2024 nos traerá Trap). Nos trajo otro inteligente ejercicio de suspense que parte de una premisa apocalíptica tan absurda como inquietante y que solo un director como él es capaz de mantener con solidez a lo largo de todo el relato. Una extraña y entretenida home invasion donde «Los cuatro jinetes del Apocalipsis» adquieren forma humana para que reflexionemos sobre el sentido del sacrificio y la bondad humana, aunando diversión con cuestiones de carácter filosófico acerca de la importancia del hombre en el equilibrio de la naturaleza. ¡Ahí es nada!


LA NIÑA DE LA COMUNIÓN
(Víctor García, 2022)

La primera película española de la lista reúne todos los tópicos habidos y por haber del género, desde el warrenverso al J-horror, pasando por el fantaterror patrio o el cine promulgado por la extinta Fantastic Factory. Lo que podría sonar como un aburrido refrito de películas mil veces vistas con muñecas malditas y una niña fantasma acabó resultando ser todo un goce durante ese recorrido infinito por el fantástico con regresión musical incluida a los años 80. Un divertimento dedicado a los fanáticos del terror de toda la vida.


PROJECT WOLF HUNTING
(Kim Hong-sun, 2022)

Como casi siempre, la película más bestia y sangrienta del año nos llegó desde Corea del Sur tras su exitoso paso por el Festival de Sitges de 2022. Entre el thriller de acción y la ciencia-ficción más macarra, contemplaremos a un grupo de salvajes delincuentes encerrados en una prisión flotante que se amotinarán contra los policías que los retienen montando una carnicería que haría las delicias del mismísimo Leatherface. Pero lo peor (o mejor, según se mire) aún estará por llegar con un giro de guion inesperado que llevará el gore hasta extremos insospechados. Reconozco que a mi la propuesta me resultó agotadora cuando perdí la cuenta de las muertes y desmembramientos.


TERRIFIER 2
(Damien Leone, 2022)

Terrifier (2016)

En cuanto a litros de sangre vertidos, esta no le va a la zaga a la anterior. La secuela protagonizada por el «simpático» payaso Art es mucho más malsana, perturbada y desquiciada que la anterior. La apología que hace de la violencia gratuita no es apta para estómagos sensibles, pero compuso una sinfonía del horror y del humor negro que sirvió para aumentar el inesperado culto al personaje y lograr que ya esté previsto el estreno de la tercera parte para octubre de 2024. El filme está repleto de guiños al cine de género de los 80 con homenajes explícitos a Carpenter o Romero, por ejemplo.


JERK
(Gisèle Vienne, 2021)

Jerk

Una de las sorpresas del año fue esta película francesa que pasó por las sesiones nocturnas de Sitges y pudimos ver en Filmin porque nadie tuvo la osadía de estrenarla comercialmente en cines. La historia está inspirada en hechos reales acontecidos en los años 70 y cuenta, a través de un espectáculo de títeres, como el asesino en serie Dean Corll torturó y mató a casi 30 niños con la complicidad de dos adolescentes. La película-performance de solo 61 minutos resulta incómoda, desagradable y traumática para un público que revivirá los terribles acontecimientos en su imaginación. Terrorífica.


EL EXTRAÑO (WATCHER)
(Chloe Okuno, 2022)

El extraño (Watcher)Presentada internacionalmente en el Festival de Sundance, se trata de un interesante thriller de argumento telefilmero con mujer joven acosada por vecino friki con tendencias psicópatas que, sin embargo, oculta bajo su lujoso envoltorio un estudio mucho más profundo sobre los miedos femeninos. La puesta en escena, la fotografía y las decisiones de cámara nutren de manera inteligente la asfixiante sensación de alienación autodestructiva que sufre la protagonista encarnada por una magnífica Maika Monroe.


VIEJOS
(Raúl Cerezo y Fernando González Gómez, 2022)

ViejosLos directores de la descacharrante y original propuesta de road-movie cañí que era La pasajera, volvieron a convencer a crítica y público con este reverso malévolo de ¿Quién puede matar a un niño? en el que se coloca en la posición de criaturas temibles de un vecindario a unos en apariencia inocentes ancianos. El filme tiene un inicio algo lento, pero más allá de alcanzar en su tercio final el dislate esperado, el guion acumula por el camino metáforas que entroncan a la perfección con un reciente cine de género que utiliza la vejez y la enfermedad para adentrarse en el terror cotidiano equiparando la muerte al olvido que sufren nuestros mayores.


65
(Scott Beck y Bryan Woods, 2023)

65

Bastante decepcionante resultó esta aventura espacial protagonizada por Adam Driver que interpreta al tripulante de una nave que se estrella en un lejano planeta poblado por criaturas gigantescas prehistóricas. Tiene tendencia al subrayado melodramático por encima de la creación de su universo fantástico, así que las peripecias del hombre y la niña enfrentándose a los peligros de una naturaleza hostil acaban lastimosamente estando más cerca de After Earth que de Parque Jurásico o de aquellas entrañables monster movies de los años 50/60 al estilo de Hace un millón de años. En definitiva, una Serie B que no es del todo consciente de que tendría que serlo.


OSO VICIOSO
(Elizabeth Banks, 2023)

Oso vicioso

Hay premisas argumentales tan absurdas que enseguida se convierten en una curiosa necesidad en el cinéfilo inquieto. Algo así sucedió cuando nos enteramos de la existencia de un filme con un oso enloquecido en un parque natural que se dedica a matar excursionistas tras haber ingerido por error la cocaína caída desde el aeroplano de un narcotraficante. Inspirada (levemente) en hechos reales, la película combina con poca destreza el humor cartoonesco y el survival de supervivencia en un producto entretenido, pero mucho menos desmadrado de lo que prometía.


EL EXORCISTA DEL PAPA
(Julius Avery, 2023)

El exorcista del Papa

Funcionó bastante bien en taquilla este desvergonzado thriller eclesiástico de posesiones demoníacas protagonizado por un Russel Crowe con túnica completamente en su salsa. Se trata de un biopic apócrifo e irrespetuoso acerca de la figura de Gabriele Amorth, aunque no me quede claro si es una Serie B autoconsciente o se toma en serio a sí misma. Lo único cierto es que todo parece de cartón piedra en esa Castilla playera o ese Vaticano de juguete. Críticos de cine especializados en el género a los que admiro la disfrutaron mucho más de lo que yo puedo decir.


POSESIÓN INFERNAL: EL DESPERTAR
(Lee Cronin, 2023)

Posesión infernal: El despertar

Sí, he hecho trampas. Al principio de este artículo comentaba que había obviado del listado a remakes, secuelas y reinicios de saga que tanto han proliferado este año en nuestras pantallas. Tengo que hacer una excepción con esta porque se trata, sin duda, de una grata sorpresa que me hizo disfrutar como un enano en su desfile de guiños cinéfilos y referencias a la saga creada por Sam Raimi y al cine de género en general (su manera de acercarse al terror me recordó mucho a las películas indonesias). Y lo mejor es que lo hace todo aportando su propio estilo narrativo y un punto de vista alternativo a la historia original para que no se vea como algo repetitivo, por ejemplo, llevándose la accion hasta un lúgubre edificio de viviendas donde el gore y el humor negro seguirán siendo la principal seña de identidad. ¡Y fue un éxito de taquilla!


BEAU TIENE MIEDO
(Ari Aster, 2023)

Beau tiene miedo

Entre los fracasos de la temporada podemos contar esta personalísima propuesta del nuevo gurú del terror a la que su legión de admiradores le dio la espalda. Tres horas de paranoia edípica, con un Joaquin Phoenix al borde de la sobreactuación, que provocaron más estupefacción que admiración hacia una obra compleja, psicoanalítica y alucinógena con pasajes muy divertidos, otros perturbadores y otros sencillamente indescifrables. La primera hora de metraje es una genial distopía costumbrista donde se concentran los mejores momentos y se plantean los temas centrales del relato: el miedo y la toxicidad en las relaciones materno-filiales. Aunque el viaje posterior del personaje a modo de Odisea homérica desconcierta hasta límites insospechados, sin duda, con el paso de los años se convertirá en una película de culto a la que regresar para desentrañar todas sus claves. ¿Obra maestra o tomadura de pelo?


UNWELCOME
(Jon Wright, 2022)

Unwelcome

Filme británico que comienza con una doble home invasion acometida contra la pareja protagonista primero por unos delincuentes callejeros que asaltan su casa en la ciudad y luego por los despreciables trabajadores que contratan para rehabilitar la casa que han heredado en un pueblo irlandés de tradiciones ancestrales. No será hasta el tercer acto cuando la película coja el ritmo adecuado en su viraje hacia el terror sobrenatural de energía ochentera con la aparición de unos leprechauns con muy mala baba que pondrán patas arriba la vida de la mujer embarazada y el inútil de su marido. Los giros en la historia no siempre están bien ensamblados, pero puede resultar un entretenimiento ligero fácilmente olvidable.


SISU
(Jalmari Helander, 2022)

Sisu

Grata sorpresa que nos llegó desde Finlandia este neo wéstern salvaje ambientado durante la Segunda Guerra Mundial que muestra el enfrentamiento de un solitario buscador de oro contra un ejército de nazis en plena retirada que pretenden arrasar con todo antes de su eminente derrota. Excesiva, sangrienta, divertida y brutal, la película ofrece pasajes de violencia desmedida bajo una representación casi cartoonesca que logra que asumamos dentro de su lógica interna situaciones que en otras circunstancias serían absurdas. Un goce absoluto para los amantes del género cuyo protagonista haría sentirse orgulloso tanto al pistolero de ultratumba de Infierno de cobardes como a los bastardos tarantinianos. Una de las imprescindibles de esta lista.


KEPLER SEXTO B
(Alejandro Suárez Lozano, 2023)

Una pequeña película que pasó desapercibida y merecía más atención fue este drama intimista que plantea la relación de amistad entre un chiflado encantador y una niña solitaria que vive en su mismo edificio con un padrastro maltratador. La ciencia ficción aquí está en el mundo interior creado por el protagonista en su apartamento que tiene decorado como si fuese una nave espacial. Drama familiar sencillo y humanista muy bien llevado, cuyas buenas intenciones convierten a la imaginación en el refugio seguro para afrontar las circunstancias más dolorosas de la vida. Preciosa y emotiva, con una inmensa interpretación de Karra Elejalde.


PEARL
(Ti West, 2022)

Pearl

La joya de la corona, película escogida por mi como la mejor de 2023 (pese a que yo tuve la oportunidad de verla el año anterior en el Festival de Sitges) es la secuela de la también notable X, en realidad, su precuela. Las peripecias juveniles de la granjera psicópata que quería convertirse en estrella de cine le sirven a Ti West para realizar un homenaje a los melodramas y musicales de los años 50 mediante el despliegue de un imaginario visual asombroso tan deudor de Douglas Sirk como de las referencias al cine de género que disemina a lo largo de la narración. Una experiencia orgásmica lastrada por su falta de distribución en cines. ¡Y atención al recital de Mia Goth que se resume a la perfección en los créditos finales!


LA PARADOJA DE ANTARES
(Luis Tinoco, 2022)

La paradoja de Antares

Estimable incursión en la ciencia-ficción lo-fi que aprovecha un único espacio de apenas 15 m² y con un solo personaje interpretado por Andrea Trepat para desarrollar una acción trepidante que combina lo físico y lo emocional sin que nunca llegue a resultar aburrida. Cine español independiente que sorprende por la precisión de su guion y que nos recuerda al fantástico que se hacía en los años 80-90 sin caer en lo nostálgico. La eterna pregunta de «¿estamos solos en el universo?» adquiere un doble significado que va más allá del contacto extraterrestre para reflexionar sobre la condición humana.


REPOSO ABSOLUTO
(Lori Evans Taylor, 2022)

Reposo absoluto

Terror genérico y sin sorpresas que utiliza el duelo perinatal como base para una tópica película de fantasmas que no desata todo el potencial de su atmósfera sobrenatural hasta ya entrado el tercer acto. Se evidencia cierta influencia estética del terror gótico británico de los años 60/70, pero utilizando códigos formales adscritos a los nuevos tiempos, sin embargo, pierde la esencia por el camino debido al excesivo peso de lo melodramático sin trabajar con suficiencia la dimensión psicológica necesaria para hacer interesantes a los personajes. Sin pena ni gloria.


VESPER
(Kristina Buozyte y Bruno Samper, 2022)

Vesper

Esta película belga fue una de las grandes sorpresas del año en cuanto al género fantástico y no debería pasar desapercibida. La historia nos plantea una distopía realista para reflexionar sobre el daño ecológico que la humanidad ha infringido a lo largo de los últimos años al entorno natural. Ciencia-ficción con mensaje y en formato de cuento de hadas para adultos que con poco presupuesto consigue recrear un imaginario único que nos regala grandes hallazgos visuales y suficiente personalidad propia para trascender al paso del tiempo. Estupenda.


PISCINA INFINITA
(Brandon Cronenberg, 2023)

Infinity Pool

Esta es otra de las grandes películas del año que pasó de puntillas al estrenarse directamente en plataformas, ni siquiera el apellido del director sirvió para estrenarla en salas tras su polémico paso por Sundance. Obra compleja y alucinógena que muestra como el idílico viaje de Alexander Skarsgård a una isla ficticia se convierte en un proceso autodestructivo de purga y humillación tras conocer a un grupo liderado por una femme fatale psicótica con el rostro de Mia Goth (sin duda, la estrella femenina del fantástico en este 2023). Acaba siendo una película tan enfermiza y escurridiza como magnética y autoral, un filme cuyo visionado se convierte en una experiencia incómoda que reta constantemente al espectador con un retrato hedonista de la amoralidad inherente a los seres humanos. No todos los espectadores están preparados para ver algo así hoy en día, pero el papá del director estará orgulloso.


HÁBLAME
(Danny Philippou y Michael Philippou, 2022)

El estreno del verano fue esta película de culto instantáneo dirigida por unos afamados youtubers que saben como conjugar el entretenimiento juvenil con el terror puro. La trama en que unos adolescentes estúpidos convierten en juego el uso de una mano de cerámica que sirve para invocar a los espíritus es una actualización de la tabla Ouija de toda la vida que utiliza elementos de películas vistas en los 90 como Línea Mortal y reflexionar sobre las adicciones. Lo mejor que tiene es la creación de un imaginario propio que podría desarrollarse con mayor profundidad en nuevas entregas, así como un enfoque moderno apegado a los ritmos y exigencias visuales de los espectadores de las nuevas generaciones. No es perfecta, pero contiene algunas escenas que dan miedo de verdad.


NO TENGAS MIEDO (COBWEB)
(Samuel Bodin, 2023)

No tengas miedo (Cobweb)

Mucho mejor de lo esperado el otro título a destacar de agosto. Fábula de terror explicada desde el punto de vista de un niño, convierte la típica historia de fantasmas en un relato repleto de giros sorprendentes donde lo más interesante es la puesta en escena y un tono narrativo bastante particular que combina el terror gótico con la comedia negra. Es cine de género comercial sin elevaciones ni cortapisas sociales, es decir, lo que viene a ser un auténtico disfrute palomitero que rezuma pasión por sus múltiples referentes con escenas tan alucinantes como la discusión de los padres proyectada en la pared como si estuviéramos presenciando un teatro de sombras chinescas. En su interior propone un acercamiento a los miedos cotidianos desde el poder que posee la imaginación infantil.


EL CUCO
(Mar Targarona, 2023)

Mucha más suerte y atención merecía este estupendo thriller polanskiano que abraza lo sobrenatural en su parte final en un divertido cruce entre La semilla del Diablo y La invasión de los ladrones de cuerpos. El particular estilo con que Mar Targarona impregna a sus películas parece no calar en un público que ya ninguneó a Dos, otra inteligente propuesta de género, es una lástima porque me parece una directora muy válida capaz de afrontar valientes ejercicios de estilo repletos de referencialidad y excesos formales sin perder sus visos de comercialidad. En esta ocasión, el intercambio de casas entre una pareja española y unos adorables ancianos alemanes supondrá el inicio de una pesadilla con varios giros inesperados.


NADIE TE SALVARÁ
(Brian Duffield, 2023)

Otra película con estreno directo en plataformas (en este caso, Disney) mucho más interesante que algunas que sí llegaron a los cines. Se trata de una hábil combinación entre thriller y ciencia-ficción que rezuma sabor a Serie B sin que ello conlleve una merma de su calidad técnica. La historia nos presenta a una joven aislada socialmente por un hecho traumático de su pasado que es asaltada en casa… ¡por unos extraterrestres! Excelente ejercicio de estilo rodado por Brian Duffield sin utilizar diálogos y con mucho sentido del humor que utiliza los códigos de la home invasion y del survival para regalarnos un divertimento palomitero protagonizado con solvencia por Kaitlyn Dever y que finalmente resulta ser de una simplicidad pasmosa sin hacerse nunca aburrido.


THE CREATOR
(Brian Duffield, 2023)

El autor de aquella joyita infravalorada titulada Monsters que acabaría revalorizado entre el gran público poniéndose tras las cámaras de Godzilla y Rogue One: Una historia de Star Wars, abordó aquí otra gran superproducción que nos plantea una guerra futura entre la raza humana y las fuerzas de la inteligencia artificial. La historia no es un prodigio de originalidad y son muchos los referentes que nos irán viniendo a la cabeza mientras observamos esa huida en formato de road movie, sin embargo, el planteamiento visual es espectacular y la acción suficientemente poderosa para mantenernos atentos. El propio Álex de la Iglesia elogió sus virtudes durante un episodio del emblemático podcast «Marea Nocturna».


COSECHA OSCURA
(David Slade, 2023)

No soy demasiado fan de esta película que únicamente he decidido incluir en el listado por ser otro estreno directo a plataformas (en este caso, Amazon) que bien podría haber llegado a cines. El director David Slade es un viejo conocido nuestro como atestiguan la perversa Hard Candy (con la famosa castración), la vampírica 30 días de oscuridad o el episodio interactivo Bandersnatch de la serie Black Mirror (dejadme que obvie su participación en la saga «crepuscular»). Aquí regresa al terror sobrenatural de Serie B situando su historia en un pueblo que celebra una particular «Fiesta de la cosecha» donde los jóvenes deben cazar a una criatura que emerge de los maizales. Un compendio imposible entre El bosque y La purga de resultados bastante discretos donde únicamente funcionan las muertes más bestias y el diseño de la criatura.


JUEGO PROHIBIDO
(Hideo Nakata, 2023)

Juego prohibido

El maestro Nakata ya no es el mismo de The Ring o Dark Water, pero que una nueva película suya consiga estrenarse en nuestro país ya la hace merecedora de estar aquí. El punto de partida es inquietante y sugerente cuando un niño decide plantar en el jardín de su casa el dedo amputado de su madre muerta para poder resucitarla mientras pronuncia incesantemente las palabras de un conjuro: «Eloim Essaim, Eloim Essaim…». Y sí, resucita, pero ya no es la misma mujer adorable… Un J-horror de bajo coste que explora las constantes habituales del cine de su director en un acercamiento casi paródico que divierte más que asustar.


SKINAMARINK
(Kyle Edward Ball, 2022)

Al igual que los directores de la citada anteriormente Háblame, el canadiense Kyle Edward Ball es un joven talento procedente de YouTube cuyo salto a la gran pantalla se convirtió en este arriesgado acercamiento experimental al mundo de las pesadillas infantiles que despertó tantas pasiones como odios. Más allá de un reducido circuito de festivales, nadie se atrevió a estrenarla en salas y tuvimos que conformarnos con verla en Filmin. Bajo el punto de vista de dos niños que se quedan solos en casa, el director filma el terror a la oscuridad desde su propia perspectiva, con un tono subjetivo derivado del estilo found footage, donde confluyen los universos de Poltergeist y Paranormal Activity. La propuesta es original y única, pero también muy exigente con el espectador que deberá verter sus propios miedos en el discurrir de planos abstractos de techos o paredes potenciados por el uso magistral del sonido en la construcción de una atmósfera malsana. 100 minutos son a todas luces excesivos para algo así aunque es indudable la capacidad que tiene el director para generar desasosiego desde la nada absoluta.


FIVE NIGHTS AT FREDDY’S
(Emma Tammi, 2023)

Five nights at Freddy's

Uno de los taquillazos de la temporada fue esta endeble adaptación a pantalla grande de un conocido videojuego que, pese a sus enormes carencias narrativas, logró el apoyo de un público ganado de antemano. La torpeza de Emma Tammi se evidencia aún más si comparamos su película con la reciente Willy’s Wonderland, con la que comparte un argumento casi calcado, que sin ser mucho mejor sí que al menos era más autoconsciente de su capacidad gamberra enfocada a la Serie B ochentera y, además, contaba con la presencia de Nicolas Cage repartiendo estopa a los autómatas asesinos. Poco se puede destacar de esta perezosa fan movie tan mal contada como aburrida, así que os recomiendo que gastéis vuestro tiempo con el videojuego antes que con la película.


LA BALA DE DIOS
(Nick Cassavetes, 2023)

Vapuleada inexplicablemente por la crítica, para mi es una de las películas de género indispensables entre todas las estrenadas en 2023. Nick Cassavetes, director de apellido ilustre (sí, John es su padre), filma una road movie criminal de Serie B conscientemente áspera, incómoda y sórdida, con un uso desmedido de la violencia donde el exceso se convierte en virtud. La historia sigue a un policía de despacho, Nikolaj Coster-Waldau, que se verá obligado a salir a la «calle» para encontrar a su hija desaparecida que ha sido raptada por una secta satánica. Durante su peligroso descenso a los infiernos, con conexiones visuales al de Asesinato en 8mm, se verá acompañado por una joven que escapó recientemente de esa misma secta y ahora busca su propia venganza. La chica tatuada es una casi irreconocible Maika Monroe (doblete en este Top, a la zaga de Mia Goth) que vuelve a brillar durante los 156 minutos que dura esta majestuosa, sucia y amoral salvajada. Si buscas algo sutil no es para ti.


BLACK FRIDAY
(Eli Roth, 2023)

El autor de Hostel o Cabin Fever regresa al slasher más sangriento con esta revisión aumentada del falso tráiler que creó para Grindhouse. La acción comienza con una salvaje escena donde compradores compulsivos provocan una masacre en un centro comercial de rebajas (de ahí el título en «español»), aunque el resto de la trama gira en torno al Thanksgiving (título original), festividad de Acción de Gracias donde las familias se reúnen alrededor de la mesa para cenar pavo relleno. Este año aparece un psicópata disfrazado del peregrino John Carver para celebrar su particular y nauseabunda cena… El guion es un despropósito que recopila ideas de Halloween, Sé lo que hicisteis el último verano o La matanza de Texas, acompañando a un grupo de personajes estúpidos y unos giros de guion imposibles que no te crees ni habiendo tomado cinco cervezas. Por suerte, el director tampoco se lo toma muy en serio y prefiere centrarse en coreografiar buenas set pieces para las muertes. Ya hay prevista secuela.


LA MESITA DEL COMEDOR
(Caye Casas, 2022)

El boca a oreja entre los que la vieron en festivales de género logró que llegase a salas con un estreno limitado destacándose como un «filme de terror que te deja muy mal cuerpo». Y es cierto, tras la ingeniosa e irregular Matar a Dios, el director egarense, ya en solitario, sube un peldaño al afrontar este intenso thriller psicológico con un punto salvaje de comedia negra que se inicia mediante un acontecimiento trágico de los que podemos considerar «tabú» en el cine (aunque sucede al inicio de la película lo evito comentar para no spoilear). Directa al tuétano, sin concesiones de ningún tipo y con un ritmo frenético, el filme mantiene sus dosis de crueldad intolerable hasta llegar a un final apabullante que te deja con el culo torcido.


ROBOT DREAMS
(Pablo Berger, 2023)

Robot Dreams, de Pablo Berger

Preciosa y cruel historia sobre la amistad entre un perro y un robot basada en una popular novela gráfica de Sara Varon. Pese a tratar una temática de ciencia-ficción la trama nos lleva hasta el Nueva York de los años 80, provocando así un atractivo contraste de elementos y ambientes. Más adulta de lo esperado, la amistad quedará truncada cuando el perro deba abandonar a su robot en una playa cerrada al público (muchos espectadores se quejan de lo poco que lucha para recuperarlo, pero si lo pensamos es algo bastante realista). Emotiva y divertida, con una animación diáfana que extrae poesía de la sencillez, Pablo Berger se corona aquí como un cineasta todoterreno con una película que ha fascinado por igual a público y crítica.


DEJAR EL MUNDO ATRÁS
(Sam Esmail, 2023)

Uno de los estrenos más sonados en Netflix fue esta aproximación de Sam Esmail al thriller distópico y el eco-terror con reminiscencias de Shyamalan, mediante una interesante historia donde se nos plantea la posibilidad de un ciberataque que desconecte al mundo de todos los elementos tecnológicos que le rodean. Un reparto de auténtico lujo saca adelante un relato con demasiados momentos morosos, pero también con escenas espectaculares y llenas de tensión dramática. Es cierto que el director utiliza la cámara como si fuera un juguete que le acaban de regalar por Navidad, pero si el espectador logra abstraerse de algunas de sus discutibles decisiones de puesta en escena, encontrará un filme inquietante y una llamada de atención a nuestra pérdida de identidad digital.


INMERSIÓN
(Takashi Shimizu, 2023)

Otro cineasta japonés venido a menos es Takashi Shimizu, autor de obras legendarias del J-horror como La maldición o El grito, que aquí introduce las constantes del género y sus maldiciones demoníacas en una historia de realidades virtuales creadas por ordenador. El resultado es imperfecto y algo caótico, pero el inicio es bastante perturbador y hay ideas buenas no siempre aprovechadas. Si eres de los que se resiste a sepultar el terror japonés y sus fantasmas de pelo largo, encontrarás una propuesta entretenida que te dará lo mismo de siempre a través de un enfoque diferente. Se estrenó directamente en plataformas.


BLOOD DE BRAD ANDERSON
(Brad Anderson, 2022)

El director de El maquinista me dejó bastante frío con esta propuesta que retrasó en varias ocasiones su fecha de estreno (y nos llegó cuando ya llevaba meses en la «dark red»). Y es que el guion hace un repaso a todos los lugares comunes del género, desde la mudanza inicial hasta la enfermedad que contrae el niño tras ser mordido por un perro. El fantástico queda relegado a un segundo término y la película prefiere apostar por el melodrama familiar con un giro descabellado hacia el thriller donde la abnegada madre encarnada por Michelle Monaghan debe saciar la repentina sed de sangre de su pequeño vástago aunque para ello tenga que robársela a personas vivas… Aburridilla.


LA ESPERA
(F. Javier Gutiérrez, 2023)

El buen momento por el que pasa el fantástico español lo demuestra la inclusión de varias películas en este Top. De todas ellas me gusta especialmente la del cordobés F. Javier Gutiérrez que se plantea como un remedo entre drama rural, folk horror y wéstern, aunando sin pudor los imaginarios del fantaterror setentero con la densidad lúgubre de trasfondo franquista de Los santos inocentes. Thriller tenso y áspero que nos regala una interpretación prodigiosa de Víctor Clavijo en su descenso a los infiernos de la culpa siendo sacudida por la codicia de un entorno de caciquismo feudalista.


LA ÚLTIMA NOCHE DE SANDRA M.
(Borja de la Vega, 2023)

Otra de mis películas españolas favoritas de 2023 nos llegó de la mano de Borja de la Vega, un cineasta independiente que ya demostró su valía con la estupenda Mía y Moi. Más adscrita al drama intimista que al género puro, he decidido incluirla tras su paso por festivales especializados como Sitges y por su inteligente fabulación acerca de un hecho verídico sin resolver: la trágica muerte de Sandra Mozarowsky, actriz del destape que se ganó algunas enemistades tras quedarse embarazada y decidir dar un nuevo rumbo a su carrera. El director se muestra cauto y respetuoso con su memoria, centrándose en los miedos y sentimientos del personaje más que en la intriga conspiranoica que le rodea, pero su recreación de lo que pudo pasar es un ejercicio fascinante de «cine dentro del cine» a través de una puesta en escena sencilla con una delicada forma de deslizar los elementos perturbadores. No se trata de dar respuestas al enigma de su muerte si no de recuperar su memoria del olvido y para ello resulta imprescindible el impecable trabajo que realiza Claudia Traisac, para mi la actriz revelación de este año.


THE OUTWATERS
(Robbie Banfitch, 2022)

Junto a la experimentación escénica de Skinamarink, esta película de Robbie Banfitch causó sensación en circuitos indies y de género especializado. Se trata de un asfixiante found footage en el que seguimos a cuatro jóvenes que se topan con fenómenos extraños mientras acampan en el desierto de Mojave para filmar un videoclip. Curiosamente el desierto y el folclore fantástico arraigado a esos lugares también es la clave en Falling Stars de Gabriel Bienczycki y Richard Karpala, otra propuesta de género y de bajo presupuesto que pudo verse en Locarno. Siguiendo la estela alargada de la Bruja de Blair y sucedáneos, el filme busca una inmersión subjetiva del espectador para adentrarse en terrenos escalofriantes que no siempre encontrarán una explicación lógica. Es demasiado larga y la cámara en mano en mitad de la noche te puede dejar ciego intentando ver algo de lo que sucede, sin embargo, si eres paciente y aceptas el desafío te enfrentarás a escenas y momentos realmente terroríficos con un buen uso del gore en su tramo final.


LAS QUE NO IMPORTAN
(Ying-Ting Tseng, 2023)

El último día del año Netflix estrenó este thriller policíaco taiwanés que ofrece texturas dramáticas tan deudoras del neo noir surcoreano como de las películas estadounidenses de psicópatas que proliferaron durante los años 90. La historia sigue a una detective de homicidios que inicia una investigación tras aparecer en el agua el cadáver mutilado de una inmigrante sin papeles. El desarrollo argumental no ofrece demasiadas sorpresas, pero Ying-Ting Tseng consigue un adecuado equilibrio entre la sordidez de los crímenes con la parte melodramática que versa acerca de la superación emocional de la pérdida. Correcto cierre para el año y para esta lista.


 

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

9,670FansMe gusta
2,070SeguidoresSeguir
500SeguidoresSeguir
23,108SeguidoresSeguir
5,210SuscriptoresSuscribirte
- Publicidad-

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

Tráiler y fecha de estreno de ‘Animalia’, ópera prima de Sofía Alaoui

El próximo día 5 de abril llegará a las salas de cine de nuestro país de la mano de Surtsey Films y Filmin Animalia,...