Crítica de ‘M3GAN’: Terror familiar en la era de Tik Tok

Las críticas de Daniel Farriol:
M3GAN

M3GAN es un filme estadounidense de terror que está dirigido por Gerard Johnstone (Housebound, Terry Teo) y cuenta con un guion de Akela Cooper (Maligno, La monja 2) adaptando una historia de ella misma y de James Wan (Expediente Warren: Obligado por el demonio, Saw). La trama nos presenta a una muñeca realista con aspecto de niña y una inteligencia artificial muy avanzada que ha sido programada para convertirse en la mejor compañera de los niños y en la mayor aliada de los padres, pero con el paso del tiempo irá desarrollando una tendencia violenta para proteger a su dueña que acabará descontrolándose y poniendo en peligro a todos los que la rodean.

Está protagonizada por Allison Williams (La perfección, Déjame salir), Violet McGraw (Misterio de Navidad, La separación), Ronny Chieng, Brian Jordan Alvarez, Jen Van Epps, Arlo Green, Michael Saccente, Amie Donald y Jenna Davis (voz). La película se ha estrenado en España de la mano de Universal Pictures España el día 4 de Enero de 2023.

Pon un androide en tu vida

M3GAN se ha convertido en el nuevo fenómeno mediático de la productora Blumhouse que ha sabido manejar con inteligencia una campaña de promoción por redes sociales como Tik Tok para despertar el interés de la gente joven y así llenar las salas de cine. Fue eso precisamente lo que hizo replantear el concepto final del proyecto que se alejó de forma consciente del terror adulto eliminando casi toda la violencia y el gore de sus imágenes. Se ha comentado que podría llegar a editarse una versión doméstica donde se recuperarían algunos de los momentos sangrientos descartados que fueron rodados de nuevo en una versión más «suave» que fuera apta como parte de un producto de entretenimiento familiar que acaba resultando más naíf de lo esperado, lo que puede decepcionar a los amantes más puristas del género.

El argumento nos presenta a una niña llamada Cady (Violet McGraw) que, tras perder a sus padres en un trágico accidente de tráfico, debe irse a vivir con su tía Gemma (Allison Williams), una mujer que no está preparada para asumir los cuidados maternales. La joven trabaja en una empresa de investigación robótica enfocada a juguetes para niños donde tiene un proyecto secreto que utiliza inteligencia artificial y que denomina M3GAN (Model 3 Generative Android). Sin estar aún lista para su presentación en público ni haber realizado las comprobaciones oportunas, su muñeca-robot con forma de niña se convertirá en la amiga que necesita su sobrina Cady para superar su pérdida y, aunque al principio todo parece ir bien, el androide acabará llevando demasiado lejos el algoritmo con el que ha sido programado para proteger a su nueva amiga humana.

De Prometeo a la Inteligencia Artificial de HAL 9000

La historia de M3GAN sobre una Inteligencia Artificial que aprende demasiado rápido y acaba revelándose contra los humanos que la construyeron es tan clásica que nos la conocemos de memoria. Y es que no deja de ser una actualización tecnológica del «Frankenstein o el moderno Prometeo» que escribió Mary Shelley en 1818, donde un científico loco desafiaba las leyes de la naturaleza para crear vida sin la intermediación de Dios. Muchas han sido, desde entonces, las películas que han utilizado esa base para mostrar en pantalla la rebelión de las máquinas o los peligros de nivelar el poder de decisión entre computadoras y humanos.

Desde el Prometo hecho con retales de cadáveres hasta el ordenador HAL 9000 que controla la nave de 2001: Una odisea del espacio (Stanley Kubrick, 1968), son claras las advertencias sobre la manera en que puede afectar a nuestro futuro el progreso tecnológico. De todas formas, la historia ideada por Akela Cooper y James Wan en M3GAN no va exactamente por ahí aunque se utilicen los mismos tropos de siempre para describir la evolución del androide durante ese aprendizaje del lado oscuro que conlleva el poder sobre los demás (que no deja de ser un reflejo de las emociones humanas más reprobables).

Influencias ochenteras

M3GAN tiene una primera mitad que ahonda en el drama familiar mientras que en la segunda se apuesta por una comedia negra con algunos guiños referenciales a películas de los años 80 como Robocop (Paul Verhoeven, 1987) o Muñeco Diabólico (Tom Holland, 1988). Las comparaciones con ésta última acaban siendo odiosas ya que ambas películas poco tienen que ver entre sí más allá de estar protagonizadas por un muñeco, o sea, una cosa son las influencias y otra muy distinta el tipo de película que se pretende realizar.

En el filme de Gerard Johnstone el terror brilla por su ausencia y la trama sirve, en realidad, para reflexionar acerca de la superación de los traumas y sobre la necesidad del contacto humano en nuestro crecimiento emocional (tanto para la niña como para su tía), es decir, lo que hace la película es criticar nuestra dependencia tecnológica actual en nuestra forma de relacionarnos con los demás (lo que paradójicamente ha contribuido a la viralización y el éxito del filme).

¿Puede convertirse ‘M3GAN’ en un nuevo icono para el cine de género?

Lo mejor de M3GAN es el diseño que tiene la niña-androide y las posibilidades que genera en una franquicia que seguro se explorará con ahínco en el futuro como sucedió con Annabelle, ya que los muñecos malignos son todo un subgénero en sí mismos con muchos adeptos. La película no deja de ser una fábula perversa sobre los valores familiares cuyo resultado termina siendo infantilizado debido a su abuso en el subrayado melodramático, su tendencia al conservadurismo ideológico, y un humor que es carne para memes de internet. Sin embargo, tampoco es una película tan mala como algunos la pintan y sí que ofrece un entretenimiento ligero (sin terror) que retoma el espíritu familiar de la ciencia-ficción ochentera para adaptarla a un público joven que adora la inmediatez intrascendente de los vídeos de Tik Tok o Instagram.

El paso del tiempo dictará sentencia y veremos si esta adorable y sobreprotectora M3GAN está predestinada a convertirse en un nuevo icono del cine de género más allá de demostrar, en esta primera aparición en pantalla, sus enormes dotes para bailes extravagantes que parecen extraídos del Fortnite o esa candidatura a formar parte de un programa de talentos interpretando las melodías de «Titanium» o «Toy Soldiers». Ojalá sea así y ojalá, también, sus fechorías tengan un enfoque más adulto la próxima vez.


¿Qué te ha parecido la película?

M3GAN

6.3

Puntuación

6.3/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
error: El contenido está protegido.
A %d blogueros les gusta esto: