25 películas de terror y fantástico que deberías haber visto en 2021

Este año hemos querido realizar una lista con lo mejor del año dedicada al cine de terror y al fantástico en general, géneros que al ser considerados como «menores» por la crítica más sesuda suelen tener poca presencia en los Tops que hacen referencia a lo mejor de cada año. Hemos escogido 25 películas que, por una razón u otra, no deberías dejar pasar si eres un horror lover o apasionado del género, aunque hallarás ausencias notorias de películas como Titane o Dune de las que ya se ha hablado suficiente durante todo el año y de otras que no han sido incluidas por diferentes motivos. Otra característica en la lista que hemos descubierto es que más de la mitad de las películas no llegó a estrenarse en cines y lo hizo directamente en plataformas donde hay que reconocer también nos colaron unos cuantos productos infectos que no recomendarías ni a tu peor enemigo, pero eso lo dejamos para otro momento. Aquí va nuestra recopilación de 25 films de género que deberías haber visto en este 2021 (sí, ya sabemos que no están todos), ordenados por la fecha de sus respectivos estrenos en España:

In Fabric
IN FABRIC

Nos llegó con retraso y directamente a plataformas tras verse nada menos que en el Festival de San Sebastián donde ya despertó cierto revuelo. Peter Strickland revisita el cine de terror de los 70 con un fascinante homenaje al giallo protagonizado por un vestido rojo asesino poseído por sus ansías de venganza. Aunque flojea en la estructura de su guion, está plagada de hallazgos visuales asombrosos y cuenta con una banda sonora inolvidable. Una de esas pelis que acabarán siendo de culto.

La maldición de Lake Manor (Il Nido)
LA MALDICIÓN DE LAKE MANOR

Drama de terror gótico con giro apocalíptico final que logra una atmósfera asfixiante que nos remite a algunos clásicos tan variados como la ecléctica banda sonora que se mueve entre Beethoven y The Pixies. El italiano Roberto De Feo firma una de las joyas del género de este 2021, un coming of age perverso envuelto bajo el manto de un suspense clásico arrebatador.

Mamá te quiere (Run)
MAMÁ TE QUIERE

Thriller de terror que la pandemia obligó a que su estreno fuera en plataformas. El director indio-estadounidense Aneesh Chaganty, autor de la notable Searching, vuelve a demostrar aquí ser un alumno aventajado de M. Night Shyamalan con una puesta en escena inteligente que saca partido al encierro que sufre una chica parapléjica que vive sobreprotegida por una de esas madres terribles del cine aquí encarnada por Sarah Paulson. Mucho suspense hitchcockiano y mala leche en el desenlace para un entretenimiento palomitero de primer nivel.

Espontánea película
ESPONTÁNEA

Pocas veces se ha retratado la angustia adolescente de una manera tan literal. Brian Duffield firma una divertida y oscura comedia juvenil donde los estudiantes de un instituto comienzan a sufrir explosiones espontáneas que les hacen saltar por los aires. Bajo su aspecto colorista de comedia romántica para adolescentes y una trama típica de coming of age se esconde una reflexión bastante siniestra sobre lo efímero de la existencia.

Sputnik
SPUTNIK

Uno de los bombazos de ciencia-ficción adulta de este 2021 nos ha llegado desde Rusia. Egor Abramenko filma una sólido filme de género puro que nos remite directamente a Alien  o la Serie B ochentera, para encontrar después su propio camino expresivo. Se ahonda en el terreno psicológico a través de la relación de una psicóloga con un astronauta que padece amnesia selectiva tras una misión, pero la película no escatima en el impacto visual de las escenas en que aparece la criatura. Magnífica.

The Empty Man
THE EMPTY MAN

Una de las obras cumbres del género de este 2021 es esta película que se estrenó de tapadillo en plataformas y, poco a poco, está encontrando un sitio entre los aficionados al género. David Prior firma una asombrosa obra de culto de 137 minutos que combina distintos géneros como el policíaco o el terror lovecraftiano, con un prólogo absolutamente perfecto y que luego incorpora algunas de las secuencias más terroríficas que ha dado el género en los últimos años. Esta extraña combinación entre El corazón del ángel y The Slender Man es tan compleja, imperfecta y única que debes verla para entender su magnitud.

El misterio de Block Island
EL MISTERIO DE BLOCK ISLAND

A veces en Netflix encuentras películas que sobresalen entre la multitud de subproductos infumables del género que suelen colarnos. Los hermanos Kevin y Matthew McManus combinan suspense, eco-terror y ciencia-ficción conspiranoica con la mirada puesta en el cine de los años 50 y 60 a través de una puesta en escena inteligente que saca partido de sus limitaciones presupuestarias, dejando lo paranormal casi siempre fuera de cuadro, pero sin perder un ápice de intensidad dramática. Es una peli pequeñita que vale la pena descubrir.

Relic
RELIC

No podía falta en esta lista una de las obras cumbres del terror en 2021 y que, además, demuestra la buena salud del género con la incorporación de una importante hornada de mujeres cineastas que están aportando un punto de vista regenerador a algunas temáticas. La debutante Natalie Erika James sorprende con un trabajo de puesta en escena brillante que transforma la casa donde sucede la acción en un personaje con entidad propia. El inicio recuerda a multitud de películas sobre casas encantadas, pero es un anzuelo que mordemos para adentrarnos después en un terrorífico drama sobre la enfermedad y la vejez mucho más cercano a El Padre que al universo de James Wan. La escena final es simplemente maravillosa.

Impetigore
IMPETIGORE (LA MUJER DEL INFIERNO)

Entre mis favoritas del año se encuentra esta película indonesia realizada por el experto en terror Joko Anwar. Para empezar, tiene el mejor prólogo del año junto a The Empty Man, la escena de la cabina del peaje es toda una lección narrativa sobre el uso de la profundidad de campo para hacer crecer la inquietud en una escena con reminiscencias del slasher ochentero. El suspense luego se cuece a fuego lento y, a medida que avanza, se convierte en un folk horror salvaje que integra muy bien en la historia algunos elementos culturales y de la mitología indonesia. Si te consideras un horror lover, no puedes dejarla pasar.

El vecindario (1BR)
EL VECINDARIO (1BR)

Tal vez, este thriller de terror de David Marmor no sea de las mejores películas vistas este año, al ser de 2019 incluso dudo de si ya pudo verse el año pasado en alguna plataforma, pero he querido incluirla en la lista por ser un producto de bajo presupuesto que sabe jugar sus cartas. Como si se tratase de un episodio de aquellos míticos seriales televisivos de los años 80, se urde una trama de suspense clásico que deriva hacia el torture porn y algo totalmente inesperado lleno de giros de guion imposibles. Sus evidentes limitaciones no impiden que el visionado sea tan gratificante como acompañarla con un bol de palomitas.

Oxígeno
OXÍGENO

Nuevo ejercicio de estilo de Alexandre Aja que nos propone aquí un claustrofóbico cruce entre terror y ciencia-ficción cuya acción transcurre casi íntegramente en el interior de una cámara criogénica. Tour de force interpretativo de la actriz francesa Mélanie Laurent que luchará por todos los medios para salir de un encierro que nos recordará a Buried. Te pondrá los nervios de punta.

La mujer en la ventana
LA MUJER EN LA VENTANA

Una de las películas más incomprendidas y vilipendiadas del año fue este entretenido thriller hitchcockiano en que el director Joe Wright hacía toda una declaración de amor hacia el cine clásico y el suspense hollywoodiense de los años 40 y 50. La historia es rocambolesca y está llena de trampas, pero en el aspecto visual nos topamos con hallazgos escénicos y decisiones de cámara realmente fascinantes que ponen en relieve que estamos ante una película con mucha más forma que fondo. Además tiene un reparto de lujo encabezado por Amy Adams, Julianne Moore, Gary Oldman y Jennifer Jason Leigh, pues que queréis que os diga, no es perfecta, pero yo me divertí mucho.

Expediente Warren: Obligado por el demonio
EXPEDIENTE WARREN: OBLIGADO POR EL DEMONIO

Tampoco fue demasiado bien recibida la tercera entrega de la saga creada por James Wan y de la que, en esta ocasión, cogió los mandos con bastante pericia Michael Chaves. Tiene menos terror del esperado y abusa de algunos lugares comunes, pero lo interesante de la película es que abre un nuevo camino para las próximas aventuras de nuestros investigadores parapsicólogos favoritos, Ed y Lorraine Warren. Mucho más apegada al thriller de investigación paranormal que al terror de sustos, tiene también un arco romántico sorprendente. Si eres de los que no esperas más de lo mismo, esta tercera entrega te resultará satisfactoria.

Possessor Uncut
POSSESSOR UNCUT

Otra de las imprescindibles de este año que tras ganar el Festival de Sitges se estrenó de tapadillo en una plataforma sin despertar la expectación que merecía. Brandon Cronenberg firma una obra compleja, fascinante y enfermiza que nos remite directamente al universo de su padre, pero también con personalidad suficiente para encontrar una forma expresiva propia. El filme es una turbadora parábola sobre la identidad que cuenta con una soberbia Andrea Riseborough como protagonista, una arrebatadora atmósfera onírica con un tratamiento del color espectacular y algunas de las escenas más enigmáticas que nos ha ofrecido la ciencia-ficción reciente. Imprescindible.


UN LUGAR TRANQUILO 2

No siempre las secuelas están a la altura de sus predecesoras, pero John Krasinski sí lo consiguió con esta película que utilizando las mismas armas de la primera no se limita a convertirla en una mera fotocopia. Emily Blunt, Cillian Murphy y, sobre todo, Millicent Simmonds, consiguen transmitirnos la angustia de esos supervivientes que viven amenazados por unas implacables criaturas alienígenas que detectan el más mínimo ruido para desmembrar a sus víctimas. La película es todo un ejemplo de suspense narrativo con memorables set pieces llenas de tensión y una utilización del sonido más que inteligente. Si te gustó la primera, está también.


TIEMPO (OLD)

Nunca me dejará de sorprender que aún haya gente que cuestione el talento que tiene M. Night Shyamalan para el cine de género cuando deberíamos estar celebrando cada nueva película suya como un acontecimiento único, igual que lo eran las pelis de Hitchcock, alguien que, por cierto, también era denostado injustamente por una parte de la crítica. El director sigue fiel a un estilo identificable en el que siempre arriesga en lo visual y que nunca resulta predecible en sus historias, regalándonos ideas únicas que solo un genio podría tener. Es evidente que su última película no es perfecta y que el guion no soportaría un análisis concienzudo de los elementos sobrenaturales con los que juega. ¿Y a quién cojones le importa eso? Shyamalan bucea en el concepto de lo alegórico para ofrecernos un filme que encierra algunas de las imágenes más potentes del año y los giros argumentales más locos que te puedas imaginar. Shyamalan es el Hitchcock de nuestra época, cuidémoslo.


ANNETTE

Léos Carax es otro de esos autores majaderos únicos en su especie capaces de rodar películas que ningún otro se atrevería a filmar en estos tiempos de postureo donde se endiosa a realizad@s mediocres que lo único que hacen es copiar lo que otros ya hicieron mejor que ell@s décadas atrás. Su última película es un musical inclasificable con elementos de ciencia-ficción y una puesta en escena tan excesiva como arrolladora. Puro Carax. Una obra magna, bizarra, grotesca y de belleza radical que te arrastra por un torrente de emociones sin dar un solo respiro al espectador. La simbiosis entre música e imagen te transporta a un universo paralelo donde lo onírico se vuelve doloroso y las emociones reales adquieren textura de madera. Un prodigio narrativo absolutamente incontestable.

Maligno
MALIGNO

James Wan se sacó este año de la chistera su mejor película hasta la fecha. Lo siento, tenía que decirlo. Acogida con disparidad de opiniones por su perversa evolución desde el thriller de terror clásico hacia el sangriento despiporre final ochentero con Frank Henenlotter en la chepa, nos entrega una de las películas de terror más alucinantes y sorprendentes de los últimos tiempos. Es mejor verla sin saber mucho de ella para que luego la sacudida que te pega sea más bestial, es como una descarga de 10.000 voltios que te llenará el cerebro de chiribitas con un recorrido por imágenes y sensaciones que no teníamos desde la época dorada del cine de videoclub. Magistral y maligna como ella sola.

The Night House
THE NIGHT HOUSE

Otra de las películas del año que no pasó ni siquiera por cines. David Bruckner se sirve del manido subgénero de las casas encantadas para convertir lo sobrenatural en algo mental y la casa-espacio donde sucede la acción en un personaje laberíntico al igual que sucedía en Relic. Un thriller psicológico sobre la superación del dolor tras la pérdida que se vuelve cada vez más siniestro a través de la creación de una mitología propia y una manera muy original de integrar las apariciones fantasmagóricas en el entorno. Consigue meterte el miedo en el cuerpo sin necesidad de sustos gratuitos. Imperdible.

el caballero verde
EL CABALLERO VERDE

David Lowery, autor de aquella incontestable Obra Maestra del terror existencial titulada A Ghost Story, cambia el estilo minimalista por el grandilocuente en una película majestuosa de aventuras épicas ambientada en la época del Rey Arturo. Fue la clausura del Festival de Sitges y tampoco se estrenó comercialmente en cines, pese a ser un filme visualmente arrollador que merecía verse en pantalla grande. Esta fantasía medieval de 130 minutos es tan apasionante como inabarcable en un solo visionado, un trabajo mayúsculo sobre el aprendizaje vital que derrocha belleza y magia por los cuatro costados con imágenes inolvidables de gigantes y batallas morales.

Más allá de los dos minutos infinitos
MÁS ALLÁ DE LOS DOS MINUTOS INFINITOS

Curiosa y original incursión japonesa en el género de los viajes en el tiempo que demuestra que las buenas ideas muchas veces están por encima de los grandes presupuestos. Rodada en plano secuencia con un iPhone y financiada mediante crowdfunding, Junta Yamaguchi robó el corazón a todos los espectadores que la vieron en el Festival de Sitges y los que se tuvieron que conformar con verla en casa al no llegar a cines comerciales. Comparada con One Cut of the Dead por su espíritu jocoso y el amor cinéfilo que desprende, es una película pequeñita muy divertida.


TRES

La representación española de esta lista dedicada al cine fantástico y de terror de 2021 la tenemos con esta joya de Juanjo Giménez. En realidad es un drama intimista y existencial sobre una mujer en busca su encaje e identidad dentro del mundo que le rodea. Para ello se utiliza el elemento fantástico de la falta de sincronía en los sonidos de la vida de la protagonista, maravillosa Marta Nieto, lo que permite al director adentrarse de una manera única y muy original en el relato de género con viajes en el tiempo (sonoros) incluidos.

Última noche en el Soho
ÚLTIMA NOCHE EN EL SOHO

Thriller psicológico dentro de un envoltorio visual apabullante con algunas soluciones de cámara brillantes en el uso de los espejos y los espacios temporales simultáneos. Edgar Wright llena la pantalla de imágenes que te arrastran en un viaje por los años 60 lleno de color, música y moda, que es también un recorrido por el cine de Hitchcock, Polanski o el giallo con Suspiria en el retrovisor. Poco importa la torpe deriva que toma durante su desenlace y los giros de guion tramposos cuando hemos disfrutado antes de una hora de cine hipnótico acompañados por Thomasin McKenzie y Anya Taylor-Joy. ¡Que te quiten lo bailao!


LAMB

Esta impresionante fábula sobre la maternidad y el duelo se llevó el máximo galardón en Sitges. Un drama con reminiscencias de folk horror que transcurre entre silencios y metáforas visuales que van desde lo evidente a lo mitológico. Con una inconmensurable Noomi Rapace como madre adoptiva de un peculiar corderito, el director islandés Vladimar Jóhannsson sorprende en la traslación a imágenes de este cuento moral perverso y de múltiples lecturas que contiene una puesta en escena tarkovskiana que nos regala algunas de las imágenes más perturbadoras del año como esa aparición final inesperada…

La tierra de los hijos
LA TIERRA DE LOS HIJOS

El último filme de este repaso por 25 de las películas más destacadas que nos ha ofrecido el terror y el fantástico este 2021 probablemente no sea la mejor, pero sí es una interesante propuesta italiana de ciencia-ficción distópica y postapocalíptica, un subgénero que no podía faltar en la lista. Claudio Cupellini camina entre Mad Max y el neorrealismo italiano para narrar un coming of age en un futuro devastado donde la esperanza final se reduce al acceso de las nuevas generaciones a la cultura para aprender de los errores cometidos por sus progenitores. Pasó de manera efímera por cines (se estrenó el 17/12), pero merece la pena recuperarla cuando llegue a plataformas.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
error: El contenido está protegido.
A %d blogueros les gusta esto: