Crítica de ‘Keepers, el misterio del faro’: La oscuridad de la mente

Las críticas de Daniel Farriol:
Keepers, el misterio del faro
 
Keepers, el misterio del faro es un thriller dramático británico dirigido por el danés Kristoffer Nyholm (The Killing, El caso Enfield). El guion corre a cargo de Joe Bone y Celyn Jones (Las hijas del Reich), inspirándose en la leyenda escocesa de la isla de Flannan. La historia sucede en el año 1900, cuando tres fareros desaparecieron misteriosamente. La película especula sobre la aparición de un tesoro y unos marineros que irrumpen en la isla de forma violenta para reclamarlo. Está protagonizada por Gerard Butler (Greenland: El último refugio, Objetivo: Washington D.C.), Peter Mullan (Westworld, Redención), Connor Swindells, Søren Malling, Ólafur Darri Ólafsson y Gary Lewis. Se estrenó en España el día 1 de Mayo de 2019 y ahora puedes verla en Filmin y Rakuten TV.
 

De la leyenda a la ficción especulativa

Corría el año 1900 cuando tres fareros desaparecieron misteriosamente en la Isla de Flannan en Escocia. Aún hoy en día no se sabe a ciencia cierta lo que sucedió, lo que ha llevado a multitud de especulaciones y supersticiones relacionadas con el folklore escocés. Hay historias que explican cómo uno de los fareros se volvió loco y se suicidó tras asesinar a los otros dos y otras de tono más sobrenatural que relatan que fueron atacados por una serpiente de mar gigante o capturados por un barco lleno de fantasmas. Como la imaginación es libre y gratuita, los guionistas de Keepers, el misterio del faro utilizan la desaparición de los fareros como punto de partida para elaborar una ficción puramente especulativa sin ninguna base real.
 
En el filme británico se utilizan dos aspectos fundamentales para explicar los hechos. Por un lado está la parte de intriga con la aparición de un naúfrago que lleva consigo una caja llena de oro y la irrupción posterior de otros marineros que desean recuperarlo de forma violenta. Y por otro lado está la vertiente más psicológica que atañe a la deriva hacia la enajenación mental imbuida por la sensación de aislamiento ensordecedor del lugar, junto a la espiral de violencia a la que se ven abocados de forma irremediable los fareros. En este último aspecto, Keepers, el misterio del faro funciona como referente y clara predecesora de la alucinógena El Faro (Robert Eggers, 2019), a la que inspira conceptualmente.  

La atmósfera y el terror psicológico

Keepers, el misterio del faro está dirigida por el danés Kristoffer Nyholm. Es un autor bregado en series de televisión que apuestan por el noir nórdico y el cine de género como The Killing o El caso Enfield. En ambas ya demostró un particular estilo narrativo que se concentra en el desarrollo psicológico de los personajes como método primordial para generar la tensión dramática. Todo su cine tiene un ritmo pausado y atmosférico que elude los efectismos y jump scares gratuitos. Prefiere captar la atención del espectador a través de un terror más invisible que se basa en la constante amenaza (real o imaginada) que sufren sus personajes. Es una manera más sensorial de acercarse al cine de género. Eso no quiere decir que no haya espacio para un terror más puro con algunas explosiones de violencia descarnada.

Hay que recordar que el también fue asistente de dirección en varias películas del iconoclasta Lars Von Trier como Los idiotas (1998) o Rompiendo las olas (1996). Así que algo del Dogma 95 puede intuirse en su forma de mover la cámara, especialmente en las arriesgadas escenas nocturnas donde casi no utiliza iluminación artificial. Con la complicidad del director de fotografía Jørgen Johansson (Wilbur se quiere suicidar, Wisting), saca todo el partido posible a una localización tan bella como siniestra. La isla y el faro son imágenes icónicas que conectan con el imaginario de cuentos fantásticos y de fantasmas por los que nos hemos sentido atraídos desde niños. El desarrollo de la historia no es especialmente original, pero la manera de abordarla por parte del director se sale de los cánones habituales del género.

Keepers, el misterio del faro es una estupenda película de intriga y horror. Más claustrofóbica que terrorífica. Más emocional que física. En el reparto encontramos a un trío protagonista interpretado por un estratosférico Peter Mullan, junto al joven Connor Swindells y a Gerard Butler en un papel más exigente y que se sale de lo habitual a que nos tiene acostumbrados. La película nos habla sobre la locura y sobre la pérdida de la identidad cuando dejamos de lado nuestros valores morales. Dale una oportunidad.


¿Qué te ha parecido la película? 

Keepers, el misterio del faro

6.8

Puntuación

6.8/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: