Crítica de ‘El caso Enfield’: ¿Crees en los fantasmas?

Las críticas de Daniel Farriol:
El caso Enfield
 
El caso Enfield es una miniserie británica dirigida por el danés Kristoffer Nyholm (The Killing: Crónica de un asesinato, Keepers, el misterio del faro). El guion corre a cargo de Joshua St Johnston, inspirándose en el libro «This House Is Haunted : The Investigation of the Enfield Poltergeist» del parapsicólogo Guy Lyon Playfair. Es un texto que recogía los hechos verídicos acontecidos en una casa del barrio de Brimsdown de Enfield a finales de los años 70 donde se investigó la posible existencia de unos poltergeist acosando a una madre y sus cuatro hijos. Es la misma historia que un año después de la emisión de la serie en el canal inglés Sky Living inspiró a Expediente Warren: El caso Enfield (The Conjuring 2) (James Wan, 2016). Está protagonizada por Timothy Spall (Nieva en Benidorm, El último gran robo), Eleanor Worthington-Cox (Gwen, Action Point), Juliet Stevenson, Matthew Macfadyen, Fern Deacon, Rosie Cavaliero, Elliot Kerley y Struan Rodger. La serie puede verse en Filmin desde el 18 de Diciembre de 2020.
 

Basada en hechos verídicos

Entre los años 1977 y 1979, una familia humilde que vivía en un municipio londinense fue acosada en su casa por unos poltergeist. Fue un caso sonado que copó la portada de varios periódicos de la época y creó bastante controversia. A día de hoy aún no puede dirimirse con exactitud si lo que sucedió allí dentro fue una invención o algo verdaderamente inexplicable. Para Maurice Grosse y Guy Lyon Playfair, miembros de la Society for Psychical Research, sucedieron cosas paranormales en aquella casa. Ruidos y golpes inexplicables, objetos que se desplazaban o volaban por la casa y, lo más aterrador, la posesión de una de las niñas pequeñas que servía como vehículo para comunicarse con los espíritus del más allá. Sin embargo, otros investigadores como John Beloff y Anita Gregory manifestaron que todo era una patraña ideada por las chicas para ganar notoriedad. Según dijeron en diversos medios de comunicación habían estado jugando con la credulidad de los otros parapsicólogos, aunque nunca pudieron demostrar con pruebas fehacientes que así fuera.
 
Esa inquietante historia es el punto de partida de la miniserie británica El caso Enfield (2015) que, a su vez, originó el argumento de Expediente Warren: El caso Enfield (The Conjuring 2). Sin embargo, el enfoque de ambas ficciones está claramente diferenciado. Mientras la exitosa secuela de la saga dirigida por James Wan se centra en el puro relato de terror, la serie dirigida por el danés Kristoffer Nyholm, un experto en el noir nórdico y el suspense atmosférico, aboga por acercarse a lo sobrenatural desde un posicionamiento mucho más realista que profundiza en el drama de sus personajes. Eso es lo que hace tan interesante esta serie. No estamos ante el enésimo relato de casas encantadas si no que los códigos del cine de género se utilizan como resorte para activar los traumas y anhelos que acongojan a los protagonistas. Pero no te equivoques, la serie da miedo. La utilización del terror como algo cotidiano a menudo sirve para generar una sensación mucho más realista y desasosegante que nos acompañará durante todo el visionado. 
 

El hilo invisible que da sentido a todo

El caso Enfield sigue los pasos del personaje real Maurice Grosse, interpretado aquí por un soberbio Timothy Spall. Fue un inventor que tras la muerte de una de sus hijas en accidente de moto manifestó haber tenido algunas experiencias y contactos psíquicos con ella. Fue algo que le motivó a integrarse dentro de distintas sociedades que estudiaban lo sobrenatural. De esa manera llegó a la casa de Enfield donde inició la investigación y encontró evidencias espectrales. El proceso de duelo por la muerte de su hija Janet le lleva a iniciar una relación especial con una de las hijas de la familia afectada por las presencias extrañas. También se llama Janet. Está muy bien tratada en la serie todo lo que gira en torno a esa relación con tintes paterno filiales. Se crea una dependencia recíproca entre un hombre herido que encuentra una niña que le recuerda a su hija y a la que puede salvar y, a su vez, la niña abandonada por su padre descubre una figura paterna en quien apoyarse.

Ese hilo invisible que une a investigador y niña es clave para entender el juego narrativo que se propone. ¿Son los fantasmas reales o solo una invención necesaria para sostener esa relación? Hay momentos que se muestran hechos paranormales inequívocos. En otros está claro que esa evidencia es interpretable. Si nos atenemos a los puntos de vista de cada secuencia aún podremos cavilar más sobre eso. El caso Enfield es una serie muy bien escrita que trata con mimo a todos sus personajes y los hace mucho más importantes que a los espectros que les acosan. De hecho, la subtrama en la que se investiga y se descubre al ente que hay detrás de la posesión resulta bastante anecdótica. En una película de terror al uso hubiera sido clave para desentrañar la historia. Aquí el guion avanza al ritmo del viaje emocional del protagonista y la niña.

 

El terror cotidiano

Aún así hay momentos donde se desata un terror clásico que utiliza los mínimos elementos escénicos. Hay objetos voladores, apariciones, posesiones… Es un terror desnudo y sin artificios, a la luz del día, sin jump scares gratuitos ni subidas inesperadas en el volumen de la banda sonora. Y es que la serie va por otro lado. Y a mi me ha gustado mucho que así sea. El director Kristoffer Nyholm realiza un trabajo pulcro y metódico que demuestra su buen manejo del suspense utilizándolo en un segundo término para contar lo que de verdad le importa. A nivel visual tiene más del cine social inglés que de las triquiñuelas habituales del terror moderno.

La  presencia de la cámara está al servicio de los personajes, la atmósfera se crea a partir de las relaciones existentes entre ellos. Ahí cobra importancia el drama, porque nos importan. Y a veces duele más la vida que los fantasmas del más allá. Dale una oportunidad a El caso Enfield, merece mucho la pena.


¿Qué te ha parecido la serie?

 

4.4/5 - (5 votos)

El caso Enfield

7.8

Puntuación

7.8/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: El contenido está protegido.
A %d blogueros les gusta esto: