CINHOMO 2018: Crítica de ‘Mujer y filipina’: Una dura realidad reflejada con humor

Las críticas de David Pérez “Davicine” en CinHomo 2018:
Mujer y filipina

Siempre es difícil tratar un tema delicado como la identidad sexual, sobre todo cuando se trata con humor pero en todo momento quiere mostrarse respeto hacia este asunto. La complejidad se torna casi en imposible cuando la idea es mostrarlo en un cortometraje, pero eso ha sabido hacerlo con acierto Luis J. Barroso en Mujer y filipina.

Raquel Barcala y Simón Ramos son los protagonistas absolutos, junto a su mascota, de este cortometraje en el que la frase “Tenemos que hablar”, justo antes de apagar las velas de la tarta de su quinto aniversario, llega hasta niveles inimaginados, y traslada al espectador a una montaña rusa de emociones y secretos que florecen.

Simón Ramos, en el papel de Íñigo, logra transmitir en todo momento, y con delicadeza, la dificultad que implica desvelar, en los tiempos que corren, el conflicto de identidad sexual, incluso aunque la destinataria de esa revelación sea su compañera sentimental, Fabiola. Nunca es fácil asimilar que uno no se siente del mismo sexo con el que ha nacido, y esa dificultad es mayor cuando llevas años viviendo con alguien del género opuesto. Contar que el protagonista se siente mujer -y muchas más cosas- podría haber tornado este proyecto en un drama, pero Raquel Barcala logra aportar el humor necesario para liberar tensión a la historia, y lo hace sin estridencias, sin llegar a la parodia, que habría sido lo más fácil.

No se puede negar que el humor está presente, sobre todo por lo histriónico que llega a ser la situación y como se desarrolla, pero la sutileza queda patente en cada diálogo, demostrando que puede ser divertido para el espectador ver el devenir de la conversación, pero no por ello no va calando hondo el mensaje que normaliza y nos pone en sus pieles.

Dos interpretaciones magníficas refuerzan un guion que da en el clavo e introduce de lleno este problema de identidad para acercarlo al gran público, y conseguir que nos pongamos en su lugar. No hay nada como mostrar de forma simple un gran tema, para que pueda se comprendido con más facilidad, y eso es algo de lo que puede vanagloriarse Mujer y filipina.


Qué te ha parecido el cortometraje:

CINHOMO 2018: Crítica de ‘Mujer y filipina’: Una dura realidad reflejada con humor
4.9 (97.5%) 8 votes

8

Puntuación

8.0/10

También te puede interesar

David Pérez

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.