Las 10 mejores películas del 2014 (para No es cine todo lo que reluce)

Último día del año, y momento de repasar las mejores películas del 2014. Este año, en vez de publicar nuestras listas individuales, hemos decidido realizar votaciones y unificar criterios para publicar la que es la lista oficial de No es cine todo lo que reluce.

Si algo ha destacado este año, es que algunas distribuidoras de reciente fundación, como Betta Pictures, Caramel Films, Good Films o L’Aventura, se han consolidado y gracias a ellos hemos disfrutado de películas que de otra forma no habríamos podido ver en los cines españoles, y que se cuelan en nuestra lista, pues nos basamos exclusivamente en títulos que han llegado a nuestras salas de cine, dejando fuera las que hemos visto en festivales y aún no se han distribuido de forma habitual.

Dado que suele ser difícil llegar a un acuerdo para elaborar una lista común de este tipo, hemos optado por dar una puntuación a cada película en las listas individuales que hemos realizado cada uno de los colaboradores del blog que este año hemos decidido hacer nuestro ranking particular, de tal forma que la película que lidera la lista de las 10 mejores de cada uno de nosotros tendría 10 puntos, mientras que la que ocupa el puesto 10º sumaría tan sólo un punto. Así, sumando los puntos de cada una de las películas en cada una de las listas, y marcando prioridad a aquellas películas que aparecen en las listas de todos, o en la mayor parte de las listas, obtenemos las 10 mejores películas del 2014 para No es cine todo lo que reluce, y queda así:

  1. Boyhood, de Richard Linklater
    En ella el espectador no se siente como un voyeaur que echa un vistazo a la intimidad de la vida ajena, tampoco tiene la impresión de estar en un experimento del cine dogma. Boyhood es un ojo sensible que se fija en la belleza de los momentos que habitualmente nos pasan de largo. 

     

  2. El gran hotel Budapest, de Wes Anderson
    Llena de detalles que la hacen especial y dejan una sonrisa tonta (de haber pasado un buen rato) y un dulce sabor de boca (casi se podrían paladear los pasteles de Mendl), y que, aunque algunos lo nieguen, influirá a otros directores y a otras películas. Puede que no sea una película para el gran público, pero será apreciada y memorable para el buen público.
  3. Orígenes, de Mike Cahill
    Nos trae un título que invita a cuestionarnos lo increíble, a sumergirnos en hechos que escapan de lo conocido y lo probable y a debatir si la realidad está en aquello que podemos comprobar a través de nuestros ojos.
  4. A propósito de Llewyn Davis, de Ethan Coen y Joel Coen
    Un canto a la supervivencia de las clases medias que también encierra, bajo el relato lineal de una semana en la vida de Llewyn, una importante carga de simbolismo en una odisea (odisea es la palabra exacta) llena de inconvenientes, descubrimientos y oportunidades para enmendar errores del pasado.
  5. Her, de Spike Jonze
    Un intento victorioso de hacer de una historia con tintes de ciencia ficción, el reflejo de la belleza que existe en lo ordinario, en el día a día que a menudo vivimos de manera automática. Cabe preguntarse si no seremos nosotros las máquinas, y Samantha el verdadero ser humano.
  6. Perdida, de David Fincher
    El director recupera el espíritu de las mejores películas del maestro del suspense Hitchcock, con unas historias delictivas interesantes, unos personajes oscuros y complejos, unos giros argumentales esperados e inesperados, un falso culpable (o no), una falsa víctima (o no), cualquier opción es posible, porque nada es lo que parece. Y esa es una de las grandezas de este género cinematográfico. 
  7. Camino de la cruz, de Dietrich Brüggemann
    A pesar de que poder ser criticada por ofrecer una crítica de un blanco fácil, también puede servir para reforzar algunas creencias con su moraleja final, pues hay cierta ambigüedad en el planteamiento, pero nada de ésto debe evitarnos que veamos en esta película un gran drama exquisitamente ejecutado. Aunque incluye momentos ocasionales de humor mordaz, es una impresionante experiencia cinematográfica más bien oscura, que hará las delicias de los puristas del arte y ensayo.

  8. Dallas Buyers Club, de Jean-Marc ValléeÇ

    Tiene los tres Oscar que se merece. La interpretación sublime de Matthew McConaughey logra la identificación plena con el público, que bien puede despreciarlo, comprenderlo o admirarlo pero no puede evitar vivir como propia la lucha por la supervivencia y los avatares del protagonista; esa batalla que arroja al espectador dentro de una historia que le conmueve y le importa como si la padeciera en primera persona. 

  9. Interstellar, de  Christopher Nolan
    Tras resucitar al caballero oscuro en el cine y demostrar que, cuando quiere, puede crear maravillas cinematográficas que no dejan indiferente a nadie (como Memento Origen), Christopher Nolan se atreve a mirar a las estrellas y ofrecer una oda a los viajes galácticos y un homenaje a los conquistadores. Un argumento que es un tremendo círculo perfecto de casi tres horas donde casi todas las tramas y escenas están explicadas e interconectadas… 

  10. Dos días, una noche, de los hermanos Dardenne
    Un retrato del amor y de la amistad, y los hermanos Dardenne esbozan la relación entre Sandra y Manu, así como su amistad con una compañera de trabajo. ¿A quién le importa el final de la película, si están en contra de ella o no? Dos días, una noche es un mensaje claro de bondad, pero también nos dice que la lucha siempre vale la pena, sea cual sea el resultado. Incluso si pierde Sandra, ya ha ganado.

Y por desgracia la lista es de 10 películas, y nos dejamos muchas fuera de que bien merecerían estar entre las mejores del año en nuestro blog, como Nebraska, El viento se levanta, Snowpiercer, Magical Girl, Mommy, Ida, La isla mínima, e incluso títulos más comerciales como El amanecer del planeta de los simios, La lego película o El lobo de Wall street. Ciertamente, estos títulos han aparecido en algunas de las listas individuales, pero no han sumado los puntos para salir en la lista definitiva.

Ahora tan sólo toca comenzar a disfrutar de los grandes estrenos y las impecables producciones que nos depara el 2015, pues mañana mismo llegan los primeros, y así ir tomando buena nota de cara a nuestra próxima lista, que confiamos cueste tanto como ésta hacerla, pues eso querrá decir que hemos visto mucho y buen cine.

También te puede interesar

Deja un comentario