Crítica de ‘The Assistant’: Diario de una secretaria

Las críticas de Daniel Farriol:
The Assistant

The Assistant es un drama estadounidense, con enfoque de thriller, escrito y dirigido por Kitty Green (Casting JonBenet, Ucrania no es un burdel). Considerada la película definitiva sobre el movimiento #MeToo, nos muestra el día a día de la secretaria de un alto ejecutivo de la industria cinematográfica. Tras la rutina diaria, la chica empieza a ser consciente del abuso de autoridad de su jefe, así que decidirá denunciar esa actitud. Está protagonizada por Julia Garner (Somos lo que somos, Ozark), Matthew Macfadyen (El caso Enfield, Quiz, el escándalo de “¿Quién quiere ser millonario?”), Dagmara Dominczyk, Kristine Froseth, Mackenzie Leigh, Juliana Canfield, Noah Robbins, Alexander Chaplin y Purva Bedi. La película no se ha estrenado en salas de cine en España y nos llega a través de Filmin desde el día 26 de Febrero de 2021.

‘The Assistant’, la película definitiva del #MeToo

El hashtag #MeToo (Yo también) se acuñó en 2017 para denunciar a través de las redes sociales las sistemáticas agresiones y abusos sufridos por las mujeres por parte de los hombres tanto en el ámbito laboral como en el social. Todo explotó a raíz de las múltiples denuncias que se interpusieron contra el famoso productor de cine Harvey Weinstein que durante años utilizó su posición de poder para aprovecharse sexualmente de jóvenes actrices. El terremoto mediático fue gigantesco tras una publicación de Alyssa Milano en la que animaba a que todas las mujeres dejaran de estar calladas y expusieran públicamente sus malas experiencias sufridas bajo el yugo del machismo. Se trataba de abrir los ojos a una sociedad cómplice para resaltar el comportamiento misógino establecido como parte de nuestra cotidianidad y, por ende, en ese falso paraíso cinematográfico.

The Assistant va a convertirse en la película emblema del movimiento #MeToo. Lo mejor que tiene es que no se trata de un panfleto feminista, ni tampoco se dedica a poner en imágenes la brutalidad sistemática de la consumación de esos abusos. Es mucho más inteligente y sutil que todo eso. El planteamiento es sencillo y minimalista. La cámara y el texto de Kitty Green se centran exclusivamente en la secretaria de un productor de cine. La veremos hacer fotocopias, atender al teléfono, organizar reuniones y comer entre horas. Es la primera en llegar y la última en marcharse de la oficina. Entremedio también le tocará lidiar con la indiferencia de compañeros, las broncas telefónicas de su jefe o limpiar restos de comida y otras sustancias del despacho del mandamás tras sus reuniones con ejecutivos y aspirantes a convertirse en estrellas.   

 

La soledad de la denunciante

Julia Garner es la actriz que interpreta a Jane, la secretaria. Es una joven que sueña con convertirse en productora de cine y considera una buena manera para introducirse en el mundillo el trabajar como asistente de un poderoso ejecutivo de la industria de Hollywood. Su jefe es un símil de Harvey Weinstein, aunque no se le nombra ni se le muestra. Es otro gran acierto de la película. Ese productor déspota siempre queda fuera de cuadro, al igual que sus fechorías. Solo llegaremos a conocer su manera de actuar a través de unas infames llamadas telefónicas en las que abronca sin motivo a la secretaria para exigirle después que se disculpe mediante correos electrónicos. 

The Assistant otorga todo el protagonismo a la chica, a la vez, víctima y testigo del abuso de poder como parte de un sistema endémico. Un día descubre que una guapa y jovencísima actriz ha sido contratada para trabajar junto a ella en la oficina. No tiene ni experiencia ni cualidades para el puesto. La acompaña a un hotel donde el productor le ha reservado una suite de lujo para que se aloje. Aquella secretaria callada y trabajadora decidirá pasar a la acción y denunciar la actuación indecorosa de su jefe. Nadie le escucha. Nadie le apoya. Su grito de indignación quedará silenciado por las risitas cómplices y ese comportamiento cobarde de barrer la suciedad bajo la alfombra. Sentirá la soledad de la denunciante. El pequeño drama cotidiano se convierte, entonces, en un thriller de terror.

La película aboga por narrar los hechos desde la distancia y la pausa. Podría dar la sensación de que no pasa casi nada, pero cuenta mucho desde los detalles. La actriz Julia Garner aparece en todos los planos y está maravillosa. Su personaje alberga en su interior un sinfín de emociones encontradas apenas inteligibles bajo una máscara de prudencia y dignidad absoluta. La sencilla puesta en escena de Kitty Green y su director de fotografía Michael Latham acaba siendo todo un acierto. The Assistant es una bella y fascinante pieza de cámara, un retrato del machismo estructural realizado con un montaje ágil que nunca aburre y que basa su discurso en el fuera de campo. Hay que verla.

 


¿Qué te ha parecido la película?

The Assistant

7.7

Puntuación

7.7/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: