El cine por dentro: 120 años de cine (IV)

El fin de la crisis en Hollywood llegó de mano de dos factores importantes, el establecimiento del color en las pantallas y el comienzo de las grandes producciones, algo que llamó a los espectadores para que dejasen apartada la llegada de la televisión, un gran condicionante de la gran crisis en el mundo del cine.

Aunque antes de que se establecieran definitivamente las grandes producciones, esta crisis hizo que naciera el comienzo de un género bastante particular y que ha llegado a nuestros días, aunque se ha modificado gracias a pequeñas productoras o campañas de crowfoundings, siendo éste el denominado cine de autor.

Al hablar de cine históricamente, hay que centrarse en dos lugares concretos y, si algo no es mencionado en Estados Unidos, hay que desplazarse hacia Europa y concretamente a Francia, lugar donde finalmente se produjo el auge y la explosión de las películas que querían llegar a un público que no buscase la espectacularidad de las productoras de Hollywood, sino que se centrase en el mensaje que quería transmitir el director, dando igual el resultado mientras éste quedase claro. 

Para ello, el director no se servía de un gran presupuesto ni de actores profesionales e incluso se bastaba con servicios básicos de iluminación o sonido y todo ello, con la firme idea de que el marco de su película no importaba, sino que lo importante era el trasfondo de la misma.
Gran culpable de la masificación del cine de autor, es debido sobretodo a la revista “Cahiers du Cinema”, fundada por los miembros de dos de los clubes de cines más importantes del país galo y que permitió que se acuñase dicho termino, rivalizando así con el cine de productoras de Estados Unidos.

Gracias al cine de autor, se abrieron las fronteras de este arte en otros países, que de ninguna manera ostentaban el poder económico que podría ofrecer las películas de Hollywood. Los casos más claros fueron en España con Luis Buñuel; en la desaparecida Unión Soviética, Andréi Tarkovski o en Japón con Akira Kurosawa, una de las figuras más importantes del cine, sin olvidar en Reino Unido a un genio tal como Stanley Kubrick

Esta idea de cine de autor llegaría a modificarse en muchos aspectos en pocos años, consiguiendo que las productoras cediesen ante la idea de los directores, a los que les ofrecían su servicio económico para poder llevar a cabo sus películas.
Hoy como regalo especial, os dejamos con un vídeo recopilatorio de algunas de las millones de películas que han marcado una época en estos 120 años de cine, por cortesía de Joris Faucon Grimaud.

Un comentario en «El cine por dentro: 120 años de cine (IV)»

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: