Crítica de ‘Los caballeros del zodíaco: La leyenda del Santuario’: Acertado remake para nuevos seguidores

Las críticas de Óscar M.: Los caballeros del zodíaco: La leyenda del Santuario
La revisión, remake o reinterpretación de la Saga del Santuario de Los caballeros del zodíaco en forma de película animada por ordenador que nos ocupa me provocaba tanto espanto y horror que tenía miedo de ver qué destrozos (infográficos) habían hecho.
Por fortuna, Los caballeros del zodíaco: La leyenda del Santuario consigue recuperar el espíritu de la serie original, mantener el interés, añadir novedades y ser un nuevo punto de aproximación a la longeva serie de animación para los nuevos seguidores.

La película se basa en la segunda parte (La batalla de las doce casas) de la primera saga (El Santuario) de la serie de animación creada en 1986, donde Seiya (caballero de bronce de la constelación de Pegaso) y sus amigos acuden al Santuario para enfrentarse al Patriarca y acabar con la amenaza que el villano ejercer sobre Saori (reencarnación de la Diosa Atenea).
Aunque la saga de El Santuario está formada por 73 episodios, la historia que trata la película se centra en los últimos 37 episodios: cuando se produce la batalla en El Santuario (en el manga original son 7 volúmenes, la mitad de los que forman la saga), pero la película se ha permitido el (vagamente) necesario lujo de incluir un prólogo (algo desconcertante y excesivamente galáctico) contando el origen de los poderes de los protagonistas y un consecuente (y extendido) preludio a la batalla, para luego llevar al espectador al “nuevo Santuario”.
No todo son buenas noticias en esta nueva versión: la película sufre una serie de altibajos narrativos importantes (con un exceso de escenas sentimentales), prescinde de explicaciones cuando las debería dar y se reitera en otras que son innecesarias, abusando de los flashbacks en el tramo final, por no mencionar los desafortunados y poco acertados momentos cómicos o musicales.
Las diferencias con la serie son bastante notables (no sólo a nivel de animación o al aumento de voluptuosidad de los Caballeros de oro y las armaduras en general), aunque la película se esfuerza en mantener el mismo esquema narrativo, incluyendo -aunque sea brevemente- escenas directamente importadas del manga. Los cambios más drásticos están en las batallas del propio Santuario (que ahora es un macro-planeta víctima de la superpoblación y de una urbanización desmedida, por lo que la acción no está situada en Grecia), donde en el tramo final de Las 12 casas se pierde el orden y comienzan a aparecer Caballeros de oro por todas partes.

Otro aspecto a destacar es la violencia que reinaba en la serie, que en este remake se ha suavizado bastante, eliminando por completo las características “salpicaduras de sangre” o las heridas cada vez que dos personajes entraban en batalla. No es para menos, Los caballeros de zodíaco fue una de las series más criticadas en los años noventa por su alto contenido violento, pero siendo “marca de la casa” no deberían haberla eliminado, puesto que resta realismo a los combates.

El descubrimiento de la identidad del Patriarca (y su posterior “divinización”) terminan por acabar con la paciencia del espectador más acérrimo, ya que los últimos diez minutos son los más novedosos y los menos fieles a la historia original, aunque desde el punto de vista de los nuevos seguidores del manga o de la animación actual, será lo que más aprecien.
La animación por ordenador me produce bastante rechazo y apatía más por añoranza (de la animación original de los años setenta y ochenta) que por malas experiencias, y, aunque el póster no hace justicia a la película, la animación de Los caballeros del zodíaco: La leyenda del Santuario es bastante correcta y no desentona en el conjunto, aunque sí hay un uso abusivo de los reflejos, brillos y destellos, intentando transmitir grandilocuencia y épica al espectador, algo que también persigue la insistente música.
Afortunadamente, en España podremos disfrutar de las (mayoría de) voces originales de los personajes de la serie en su versión doblada, por lo que para aquellos que hayan vuelto a ver la serie hace poco tiempo será un detalle importante y muy valorable. El doblaje es bastante correcto y transmite al seguidor de la serie continuidad y coherencia con la misma.
Los caballeros del zodíaco: La leyenda del Santuario es un acertado resumen de las 12 horas que duraba la historia en la serie, pero comete los mismos errores que aquella en sus “tramas de relleno”. A los espectadores que disfruten de la película, les recomiendo que vuelvan a ver la serie original también, porque saldrán beneficiados.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: