David Fincher ahora reniega de ‘The game’

Obsesiones aparte,
tengo el colon irritable de tanto odiarte,
así que cuidadito Fincher, que vengo a quejarme.
Aunque no me chifle Gloria Fuertes, no hay más remedio que echarle la bronca a David Fincher, porque lleva años saboreando el fracaso y porque a nadie le interesa esa aburrida historia que ya hemos visto quinientas veces en otras quinientas películas que cree lo va a relanzar artísticamente hablando.
Fincher reniega de su pasado y es lo peor que puede hacer, porque es como escupir hacia arriba. Prácticamente desde que se le subió el ego y comenzó a cosechar éxito, renegó de Alien 3. Ya ha repetido la misma canción ochenta veces: que no le dejaron hacer lo que él quería, que el estudio esto, que el estudio lo otro. Nadie niega que Fox metió la pata con la tercera entrega de la franquicia y que, probablemente, el resultado final de la película dista mucho de lo que el director tenía en mente.

Tres años después llegó Seven y todo el mundo lo adoraba. Las estupendas The game, El club de la lucha o La habitación del pánico lo confirmaron como un director inclasificable, personal y que hacía lo que quería con los medios digitales, bordeando hábilmente la sobreexposición. Fincher sabía cómo tener a los efectos digitales al servicio de la historia. Y, encima, se permitía el lujo de hacer una película cada dos o tres años.
Pero después llegó la soporífera Zodiac, El curioso caso de Benjamin Button, el mega contrato multimillonario con Sony y las absurdas e innecesarias La red social y el remake de Millenium: Los hombres que no amaban a las mujeres. Todas prácticamente un año tras otro. Por el camino ha perdido personalidad, la individualidad que lo caracterizaba, la capacidad de reírse de sí mismo y se ha dejado fagocitar por la industria, mientras engorda a pasos agigantados hasta casi ser el doble de lo que era cuando rodó Alien 3.
Ahora Fincher, mientras promociona Perdida (de nuevo para Fox), ha dicho que no le gusta The game (se ve que ahora se ha cansado de meterse con Alien 3, o que no le interesa volver a escupir a Fox a la cara), que fue todo culpa suya y que el tercer acto se le fue de las manos.
Está muy bien hablar desde un pedestal, siempre con los zapatos limpios, viajando en limusina, en aviones en primera clase y rodeado de guardaespaldas, promocionando el último encargo que ha aceptado para cubrir sus nuevas necesidades alimenticias. Fincher se ha vendido, lo hemos perdido. La penúltima esperanza del cine ha perdido el rumbo, se dedica a hacer películas que no interesan a nadie, que son despachadas con la velocidad de la comida rápida y que se olvidan antes de lo que se tarda en hacer la digestión.
Dice que no hace Big Macs, que Millenium: Los hombres que no amaban a las mujeres (un calco de otra película) no es un Big Mac, que Perdida (la cual espero que no sea otro refrito de desapariciones con giro inesperado final) no es un Big Mac, que no hará nunca una película de superhéroes porque son tontas, previsibles y son Big Macs. Fincher, a ver si te enteras, tú eres un Big Mac. Y no me pienso comer (aunque a este paso se lo comerá él) tu próxima hamburguesa, porque dentro de veinte años renegarás de ella. Haberlo pensado antes.

También te puede interesar

Un comentario sobre “David Fincher ahora reniega de ‘The game’

  • el 19 septiembre, 2014 a las 7:39 pm
    Permalink

    A mi esto de los "esta pelicula no es mía, renuncio a ella porque el estudio…bla,bla,bla"

    El director debe entender que no es el dueño, ni máximo responsable de una película. en todo caso será el productor.

    Los directores tienen demasiadas infulas, y no dejan de ser parte de un engranaje del que forman una parte importante guionistas, montadores, editores, etc.

    Si quiere hacer lo que le de la gana tras las cámaras, debería hacer como george lucas, abrir su productora, costearse sus peliculas y hacer con ellas lo que quiera(y como hizo con american graffiti y thx1138, comprarlas una vez tuvo pasta para hacerlo)

    O sea que si fincher quiere, que compre los derechos de alien 3 y the game y las rehaga como le de la gana)

    Dicho eso, me parece absurdo decir que zodiac y milenium son películas , cuando, para mi son ejemplos del buen cine de este siglo. Zodiac me parece simplemente magistral en todos sus aspectos, en todos. No le pongo ni un pero.
    Milenium, fantástica, es de largo la mejor adaptación del libro. La versión original, la sueca es infumable. Horrible. Y por ende la causante de que ahora nos tengamos que tragar a su insipida protagonista torturándonos con sus aburridas interpretaciones, ahora ya, en hollywood.

    The game, una buena peliculilla con el siempre sobredimensionado, gesticulante y sobreactuado s.penn. Una película que se sobrepone a su insoportable presencia, sin duda, pero ciertamente, al igual que alien 3 o la habitación del pánico, clarisimamente inferiores a las dos anteriormente señaladas.

    lo dicho, nunca oigo a un iluminador diciendo que el director se cargó su película, pero bueno…será porque nadie les pregunta

    Respuesta

Deja un comentario