Mark Wahlberg habla sobre la película de Michael Bay ‘Pain And Gain’

Michael Bay podría regresar para una cuarta entrega de Transformers, pero antes que eso suceda, va a dirigir una película de bajo presupuesto, llamada Pain and Gain, y de la que ya os hemos hablado con anterioridad.
Este proyecto iba a ser realizado antes incluso que la tercera entrega de Transformers, pero a Paramount no le gustaba ese plan y convencieron a Bay para que hiciera la última entrega de la saga robótica.
Ahora que Bay concluyó su trabajo con Paramount al frente de la franquicia Transformers, el director espera volver a trabajar en este proyecto, tal y como declaró hace tiempo a MTV, aunque con un presupuesto superior al que pensabamos, pues confía tener 20 millones de dólares para invertir en la película. Según dijo: “Todavía voy a hacerlo, será lo que haga a continuación”.

Bay, para esta película centrada en unos culturistas de Miami convertidos en secuestradores, ha estado en conversaciones con Dwayne “La Roca” Johnson y Mark Wahlberg, y ahora, en una entrevista con Wahlberg, el actor confirmó su interés en el proyecto.

Según dijo Wahlberg: “Estamos hablando de ello. Tenemos que ajustarlo, el calendario y todo eso. Es una posibilidad. Es un gran guión. [Bay] tiene una gran opinión sobre ella y cómo quiere hacerlo”.

Desde que Bay es conocido principalmente por sus grandes éxitos de taquilla, Wahlberg entiende que hay riesgos asociados con una película como esta. “Es una cosa que asusta, pero [Bay tiene] mucho talento. Yo no creo que haya algo que no puede hacer”.

La película, curiosamente, se basará en un artículo del Miami Heard llamado Pain and Gain, y centrado en un grupo de culturistas criminales. Tal y como describen la historia, se trata de un grupo de culturistas con una cierta predilección por los esteroides, strippers y dinero rápido, que acaban convirtiéndose en expertos en el uso de una herramienta de motivación particular: La tortura.

La historia del articulo arranca en el verano de 1994, en el Gimnasio Sun, donde, además de un bar con zumos, ejercicios aeróbicos, pesas,…  hay un servicio de niñera, y, a escondidas, una gran variedad de esteroides ilegales disponibles en el vestuario. Sun era un gimnasio conocido como lugar de reunión de rudos culturistas, que entrenaban bajo la atenta mirada de Daniel Lugo, su carismático y locuaz director, y eje central de la historia.
Ciertamente se trata de una peculiar trama, y estamos seguros que traerá de nuevo la moda de los actores “inflados”, que tantos buenos momentos nos trajeron en los ’80, pero que desde hace unos años parece que los héroes de acción se han ido decantando por las artes marciales y un estilo más directo, a lo Jason Statham. No obstante, seguro que cuenta con un reparto espectacular, en todos los sentidos, y tendremos nuestra dosis de esteroides gracias a esta película y a la secuela de Los Mercenarios.
Fuente: MTV

También te puede interesar

Deja un comentario