Por fin llega a España ‘El director de recursos humanos’

El 17 de junio llegará a los cines de toda España, de la mano de Golem Distribuciones, El viaje del director de recursos humanos, de Eran Riklis, director de La novia siria y Los limoneros. Se trata de una película que ya pudimos disfrutar en la pasada edición de la SEMINCI (aunque con otro título), y nos encantó (como podéis comprobar por nuestra crítica), siendo la adaptación de la novela El director de recursos humanos, de Abraham B. Yehosua.
El viaje del director de recursos humanos es una road movie protagonizada por Mark Ivanir (La lista de Schindler, Vidas furtivas) en el papel del director de recursos humanos de una panadería al que le imponen una misteriosa misión, pero poco a poco se convertirá en algo íntimo y personal para él. Una misión en donde la muerte de una mujer, le devuelve la vida y le permite redescubrirse.

Los trabajos de Eran Riklis se caracterizan por buscar, desde diferentes ángulos, el lado más humano de los conflictos y enfrentamientos en la sociedad israelí y en esta película vuelve a hurgar en la psicología israelí estudiando cómo ven los israelíes a los extranjeros y al mundo.
La película forma parte del programa que el FCJBCN (Festival de cine judío de Barcelona) en colaboración con Casa Sefarad-Israel, ha seleccionado para la nueva edición de su festival que se celebra en Barcelona en su decimotercera edición y por primera vez en Madrid entre el 11 y 19 de junio.
La película nos presenta al director de recursos humanos de la mayor panadería de Jerusalén, quien tiene problemas. Se ha separado de su esposa, se ha distanciado de su hija y está atrapado en un trabajo que odia. Cuando una empleada extranjera de la panadería muere en un atentado suicida, un diario local acusa a la empresa de falta de humanidad e indiferencia. Se descubre que nadie en la panadería se había dado cuenta de la ausencia de la mujer. La dueña de la panadería manda al director de recursos humanos a una misión para enderezar la imagen de la empresa. Así empieza un largo periplo desde las místicas calles de Jerusalén como punto de partida hasta las heladas carreteras de Rumanía en busca del pueblo de Yulia, una mujer a la que no conocía, pero a la que empieza a admirar.
Encabezando un extraño grupo compuesto por el rebelde hijo de la fallecida, un periodista latoso que “cubre” el viaje, un vicecónsul muy peculiar, un viejo conductor y un ataúd, redescubre algo de la humanidad que había perdido y el gusto por los “recursos humanos”.

También te puede interesar

Deja un comentario