Crítica de ’¡Nos volvemos a casa!’: Ser diferente no es malo

Las críticas de David Pérez «Davicine»:
¡Nos volvemos a casa!

La aventura de animación ¡Nos volvemos a casa! demuestra que una cosa no deja de ser hermosa por el mero hecho de ser diferente, y nos permite disfrutar de una sesión de cine animado con los más pequeños de la casa (o sin ellos, que a muchos nos gusta una entretenida comedia animada). Clare Knight y Harry Cripps son los directores de esta película animada que cuenta en su versión original con las voces de Rachel House, Keith Urban, Celeste Barber, Wayne Knight, Lachlan Power y Jacki Weaver. La película se estrena en Netflix el 10 de diciembre de 2021.

Unos animales que tienen mucho que enseñarnos

Una película con un grupo de animales en el centro de una historia para niños no es algo sorprendente ni nada nuevo, como tampoco son novedosos los temas centrales de la familia y el respeto por los demás, pero es indiscutible que la forma de tratar todo ello es entretenida y, cuanto menos, disfrutable.

En ¡Nos volvemos a casa!, hartos de estar encerrados en un reptilario y de que los humanos los observen boquiabiertos como si fueran monstruos, un pintoresco grupo de los animales más mortíferos de Australia organiza una fuga muy audaz para volver al desierto, un lugar donde encajan sin problemas y donde nadie los juzga por tener escamas y colmillos. A la cabeza va Maddie (Isla Fisher), una serpiente venenosa con un corazón de oro que se lleva muy bien con Zoe (Miranda Tapsell), una diablilla espinosa muy segura de sí misma; Frank (Guy Pearce), una araña con mal de amores; y Nigel (Angus Imrie), un escorpión muy sensible. Pero cuando su archienemigo Pretty Boy (Tim Minchin), un koala tan adorable como odioso, se apunta a la fuga, Maddie y compañía no tendrán más remedio que llevárselo con ellos.

Así comienza su emocionante y divertido viaje por las carreteras de Australia perseguidos por Chaz (Eric Bana), el vigilante del zoo, y su «mini yo» ansioso de aventuras (Diesel La Torraca). Obviamente, por la trama y la forma de estar planteada, la película está dirigida a niños que están fascinados con los animales, pero es encantadora y divertida tanto para niños como para adultos, que es exactamente lo que esperas de las películas animadas. Si a eso le sumamos que por detrás tiene una historia sobre no juzgar a alguien por su apariencia y la importancia de la familia, está claro que han sabido incorporar lecciones de refuerzo para los niños, manteniendo un mensaje al más puro estilo de Disney.

Un guion sencillo y sin complicaciones

Aunque incorpora muchas subtramas, se agradece que se salga de los clásicos guiones con personajes claramente estadounidenses al explorar el carácter australiano, siguiendo especialmente al koala Pretty Boy mientras lidia con las duras exigencias de la vida salvaje una vez ha salido de la comodidad de «un hogar» donde se sentía un koala adorado.

El conflicto entre lo salvaje y lo «doméstico» genera muchos buenos momentos con risas aseguradas, y algunos chascarrillos o detalles de los personajes están dirigidos para hacer sonreir a los más pequeños, como la necesidad de la araña Frank de realizar bailes de apareamiento. Quizá solo lamente que es de esas películas condescendientes con los niños al propagar la idea de que necesitan una gratificación constante en forma de distracciones sueltas en lugar de una narrativa algo más compleja y contada cuidadosamente, pero aún así entretiene en toda su extensión.

Digna para ver en casa… aunque no en cines

Constantemente aparecen nuevos títulos de animación en Netflix, en general con una animación que no es digna de pasar por los cines, aunque hay raras excepciones, por lo que debemos tener claro que ¡Nos volvemos a casa! es una película autoproducida por la plataforma para poder estrenarla aprovechando el tirón de este tipo de comedias animadas.

Y viendo desde esa perspectiva la película, no podemos quejarnos de ningún apartado técnico. Aunque Pixar elevó hace años el nivel de la animación, aquí no es nada desdeñable, con un buen diseño de personajes, bien presentados tanto visual como narrativamente, y unos decorados detallados en los que lucen de maravilla las animaciones de los protagonistas, sobre todo pensando que es una película que ha ido directa para su consumo en plataformas.

La banda sonora incorpora multitud de temas famosos, claramente para que el público los reconozca rápidamente, aunque sorprende que no siempre son los más acertados al ser incorporados en escenas donde no ayudan a remarcar lo que la historia pretende subrayar.

Aunque todo conduce a una conclusión familiar, ¡Nos volvemos a casa! es una recomendable comedia llena de acción y repleta de un humor físico agradable que ofrece una sensación de calidez y buen ambiente, digna de ser vista en casa, siempre que no la comparemos con las producciones destinadas a los cines.


¿Qué te ha parecido la película?

4.5/5 - (4 votos)

¡Nos volvemos a casa!

6.5

Puntuación

6.5/10

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
error: El contenido está protegido.
A %d blogueros les gusta esto: