Crítica de ‘El asesino improbable’: Una historia interesante muy bien ambientada

Las críticas de David Pérez «Davicine»:
El asesino improbable

La miniserie El asesino improbable dramatiza cómo un hombre que afirmó ser testigo del asesinato de Olof Palme, el primer ministro sueco, podría haberle matado y escapado con total impunidad. Dirigida por Charlotte Brändström y Simon Kaijser, está protagonizada por Robert Gustafsson, Peter Andersson, Mikael Persbrandt, Björn Bengtsson, Joel Spira, Shanti Roney, Torkel Petersson, Emil Almén y Eva Melander. La serie se estrena en Netflix el día 5 de noviembre de 2021.

Un misterio sin resolver

El asesino improbable es una interpretación ficticia de cómo Stig Engström, el diseñador gráfico considerado como el posible asesino del primer ministro sueco Olof Palme, logró eludir a la justicia hasta su muerte gracias a una combinación de osadía, suerte y la confusión de las fuerzas del orden. ¿Qué se sabe de Stig Engström? ¿Cómo pudo la Policía dejarle escapar, pese a seguirle la pista? El asesinato no estuvo bien planeado, Engström lo hizo todo mal desde el principio y casi nadie creyó sus coartadas para aquella fatídica noche de 1986 en Estocolmo (Suecia).

En general, siempre nos atrapan los misterios de asesinatos sin resolver o en los que no encajan todas las piezas, y la historia que dramatiza esta miniserie es, cuanto menos, desconcertante por su sencillez. Todo gira alrededor de un asesinato que se llevó a cabo públicamente, y Stig apenas se mostró como un asesino estratégico, lo que desconcertaba aún más en su momento y lo que hace que la serie sea más desconcertante. Cuando un asesinato tiene lugar, está claro que hay que ver la investigación del crimen desde múltiples puntos de vista, pero en esta ocasión, dada la magnitud del asesinado, que era un primer ministro, era imperativo que el equipo de investigación llegase a la conclusión correcta, pero la policía estaba tan nerviosa que no podían ver ni los hechos más sencillos que tenían frente a ellos.

Además, la presión de la prensa no ayudó, y es que uno puede tender a pensar que la prensa nórdica sería seria y sobria, pero los periodistas de investigación no paraban de publicar todas tipo de teorías de conspiración descabelladas, mientras que el hombre que estaba en la escena del crimen tenía acceso a armas y no tenía una coartada creíble, aunque sí un motivo.

Un viaje al pasado

La serie está ambientada en la Suecia de los 80 y presenta una increíble recreación en pantalla de esa época con ubicaciones muy bien seleccionadas, y un gran diseño de decorados. El equipo de arte y decoración de la serie se ha esmerado en retocar los exteriores de los negocios locales a pie de calle para darles una estética de los 80, al igual que acompañar de automóviles apropiados para la época para incrementar la autenticidad de su representación. Se agradece cuando no se emplea tanto ordenador y se esmeran en decorados reales para dotar de mayor realismo una historia.

Cada plano parece digno de recibir algún premio, con una fotografía increíble, y no menos reseñable es la serie a nivel de maquillaje y vestuario. La transformación de Robert Gustafsson en Engström es muy acertada, al igual que el envejecimiento de ciertos personajes durante los períodos de tiempo que muestra la serie. Cierto es que en ocasiones «canta» un poco el maquillaje, pero por lo general cada personaje (aunque no conozca cómo son en la vida real) está bien maquillado con prótesis y pelucas.

Y si el maquillaje es algo a destacar, no menos lo es la interprecación de Gustafsson como Stig, recreando un hombre fracasado con un comportamiento débil, que se deja influir fácilmente y actúa impulsivamente, siendo el tipo de hombre que es poco probable que asesine, pero ya sabemos que siempre son los que menos esperamos. El personaje protagonista consigue provocar sentimientos contradictorios, pues por un lado es cualquier cosa menos alguien popular, y saca de quicio cuando intenta hacerse relevante intentando sacar provecho de su testimonio. Y, por otro lado, es una persona algo patética, sin ningún rasgo reseñable, del que nos muestran su triste pasado y su faceta más trágica a través de sus recuerdos. Gustafsson consigue mantener un equilibrio entra las facetas de este personaje, osculando entre lo ridículo y lo trágico.

Una serie pausada… como su protagonista

El asesino improbable es una serie pausada, como su propio protagonista, que recrea con gran realismo unos hechos capaces de atraparnos gracias a que no nos muestran directamente quién fue el asesino y tenemos que ir acompañando tanto a la policia como al culpable en el proceso de investigación, aunque parece claro quién ha sido desde el principio. Pero quizás es en su ritmo donde nos encontramos con el principal problema, dado que son cinco episodios de unos 40 minutos de duración de media, y poco acontece en cada uno de ellos.

La trama va avanzando hacia adelante, pero se ve interrumpida constantemente por flashbacks de antes en la vida de Engström o flashforwards de la propia investigación en épocas más recientes. Está claro que es un buen recurso para alargar la serie y hacernos conocer mejor al protagonista, pero también provoca cierta desidia y nos aleja un poco de la tensión de la investigación.

El asesino improbable es un serie visualmente impresionante, con una gran fotografía y ambientación, que nos narra una historia interesante que habría sido más disfrutable como película en vez de como miniserie de cinco capítulos.


Listado de episodios de ‘El asesino improbable

La serie El asesino improbable está compuesta por 5 capítulos de entre 44-52 minutos de duración cada uno.

Episodio 1

Poco después del asesinato de Palme, Engström busca acaparar la atención como testigo en la escena del crimen. Las divisiones en la policía entorpecen la investigación.

Episodio 2

Irvell se da cuenta de que el relato de Engström no encaja y empieza a aplicar más presión. Un periodista vuelve a investigar el caso décadas después del asesinato.

Episodio 3

El meticuloso método de Irvell destapa más pruebas que incriminan a Engström, pero la estrechez de miras de Holmér lleva a los investigadores a un callejón sin salida.

Episodio 4

La policía arresta a un sospechoso con pruebas dudosas. Engström, ansioso por conseguir más atención, se pronuncia. Thomas busca un vínculo entre Engström y la pistola.

Episodio 5

Con su salud mental cada vez más deteriorada, la vida de Engström se desmorona. Años más tarde, un fiscal retoma el caso y hace un anuncio decisivo.


¿Qué te ha parecido la serie?

El asesino improbable

6

Puntuación

6.0/10

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: El contenido está protegido.
A %d blogueros les gusta esto: