El cine por dentro: Plano secuencia

Ya os hemos hablado recientemente de los tipos de plano según su estructura y su angulación, pero hay un tipo de plano que merece una mención especial en el cine, por la dificultad de su elaboración y las perfección a la que se puede llegar si se hace coherentemente, hablamos del plano secuencia.

Aprovechando el Festival de Cine Europeo de Sevilla, he tenido el placer de volver a ver 10.000 km y disfrutar de su primera escena, un plano secuencia de 23 minutos en los que no existe ningún tipo de corte y que, según su director Carlos Márques Marcet, se rodaron 17 tomas de esta escena inicial, siendo una de las más largas del cine español.

La manera más sencilla de explicar un plano secuencia es diciendo que se trata de la realización de una toma sin ningún tipo de corte, en la que se sigue a los personajes protagonistas de la escena con la presencia de diferentes tipos de planos en cuanto a la estructura y angulación de estos.
Hasta la década de los ochenta, los planos secuenciales eran limitados a los diez minutos y ésto era debido a que la duración de cada bobina tenía esta duración. Alfred Hitchcock quiso ser el primero en rodar una película en su totalidad en plano secuencia, pero se vio imposibilitado por este problema, así que La soga, película con la que se quería asemejar a una obra de teatro, fue rodada con ocho planos secuencias distintos y cada corte fue determinado como si fuera cada acto de la misma obra teatral.
Quizá el plano secuencia más famoso del cine es el inicio de Sed de mal, película del gran Orson Welles, donde existe una tensión evidente ante la posible explosión de una bomba colocada en el coche de la pareja presentada inicialmente y que recorre la ciudad sin ningún tipo de sospecha, por parte de los protagonistas, de lo que llevan en el maletero.

Como dato curioso, se ha de saber que el plano secuencial con mayor duración rodado hasta la fecha de hoy ha sido El arca rusa de Aleksandr Sokurov y el cual transcurre la toma en 99 minutos, con la repetición de la misma en hasta cuatro ocasiones.

Algunos de los planos secuenciales más famosos en la historia del cine son los de películas como Uno de los nuestros, Soy cuba, Boogie Nights, El resplandor, Oldboy, Hijos de los hombres o El secreto de sus ojos.

También te puede interesar

Deja un comentario