El cine por dentro: Croma

Hoy en día cualquiera que quiera dedicarse al cine, debe adaptarse a las “nuevas técnicas”. El croma es una de estas y no hay plano en el cine o en televisión actualmente que no lleve este efecto, sobretodo las producciones americanas que no escatiman a la hora de llevar los efectos especiales a otro nivel.
Hace pocos años se utilizaba el croma para representar algunos pequeños escenarios, pero hoy en día no sólo sirve para esto, sino para crear mundos enteros e incluso caracterizar físicamente a los personajes que tenemos ante nuestros ojos.

Hay que remontarse ochenta años atrás para saber que el uso del croma se utilizaba en el cine y esto fue debido a que, al tener el negativo 3 capas, revelando sólo la capa del color a extraer se obtenía una imagen intermedia, la cual era utilizada después, al positivar la película, como máscara para eliminar ese color y transparentar la imagen de fondo, que se colocaba debajo durante el positivado. Este efecto perduró y mejoró, solo basta con ver algunas películas como Mary Poppins o La bruja novata.
A pesar de este efecto, las grandes producciones de las décadas de los 70 y 80 utilizaban maquetas para emitir más realismos, siendo el caso de la trilogía original de Star Wars el más claro ejemplo, pero a pesar de este realismo, el croma conseguía un mayor y mejorado efecto ante las maquetas, por lo que fueron sustituidas por este método. 
Clases de cine: Croma
El uso del croma es sencillo en la teoría, teniendo que extraer el color del área de una imagen y reemplazándola por otra y todo ello grabado bajo el fondo de un tono verde o azul específico. Pero ¿por qué azul o verde? Esto es debido a que son los colores más alejados al tono de nuestra piel, por lo que es más sencillo al extraerlo, teniendo que usar el verde en localizaciones con mayor luz y el azul en escenarios más oscuros.
La técnica para la utilización del croma es siguiendo unos pasos. Primero hay que rodar al personaje, siendo iluminado de distintas maneras el fondo y éste. En el croma no puede haber ningún tipo de sombras, por lo que tiene que el ser el fondo liso Tras esto, se rodará la imagen que ocupará el hueco que deje el croma, teniendo en cuenta el tamaño del plano y el ángulo. Finalmente se eliminará el croma y se colocarán la series de fotogramas deseados en él y esto se hará mediante un software especializado tal como puede ser Blender o Sony Vegas.
El croma es utilizado por ser mucho más económico que rodar en localizaciones exactas, pudiendo crear mediante los softwares mencionados, paisajes y entornos deseados y así se ha comprobado en televisión gracias a Boardwalk Empire o Juego de Tronos y en cine en una gran variedad de producciones, siendo quizá Avatar o la trilogía de El Hobbit las que más han llamado la atención.

También te puede interesar

3 comentarios sobre “El cine por dentro: Croma

  • el 27 octubre, 2014 a las 4:30 pm
    Permalink

    El Hobbit ha llamado la atención por haberse alejado mucho del buen hacer de la anterior trilogía. La verdad es que es decepcionante el uso que han hecho en esta nueva trilogía del croma, resultando una iluminación y una tonalidad de color que parece todo mucho más falso y más cercano a un videojuego.

    Interesante el artículo, y una buena idea como sección.

    Respuesta
  • el 27 octubre, 2014 a las 4:54 pm
    Permalink

    Cuando vi el Making Of de las dos primeras entregas de 'El Hobbit', me asombró. Era todo verde, absolutamente todo, se ha perdido el cine clásico rodado en exteriores.

    Gracias por tu aportación Javier, esperamos que esta sección os ayude a entender un poco más el cine.

    Respuesta
  • el 27 octubre, 2014 a las 5:34 pm
    Permalink

    Una sección imprescindible para cualquier cinéfilo. ¡Enhorabuena!

    Respuesta

Deja un comentario