Lindsay Lohan y miembros del equipo de ‘Liz and Dick’ caen desmayados por agotamiento

Actualmente, Lindsay Lohan está en pleno proceso de rodaje de Liz and Dick, película biográfica de Elizabeth Taylor, en la que Lohan da vida a la propia Liz Taylor y Grant Bowler es el encargado de interpretar a la estrella Richard Burton, y donde se narra como durante casi un cuarto de siglo, Taylor y Burton fueron la realeza de Hollywood y su romance – a menudo llamado “la boda del siglo” – fue la más famosa, publicitada y célebre historia de amor.
Recientemente se informó que los servicios médicos tuvieron que ser llamados a la habitación de hotel de Lindsay Lohan después de que la actriz fuera hallado inconsciente. Después de un breve examen, se determinó que estaba bien y no hubo necesidad de llevarla a un hospital.

Esta noticia no nos coge por sorpresa, pues la actriz siempre está en el ojo del huracán por su “mala vida” y por los conflictos con la ley. La noticia se difundió rápidamente, y muchos apuntaban a las drogas y el alcohol como la causa de la condición de Lohan.
Pero ella decía que no era nada más que cansancio, debido a que trabaja 20 horas al día en el set de Liz and Dick. Ella escribió en Twitter: “Nota mental: Después de trabajar 85 horas en 4 días, y de haber estado despierta toda la noche del tirón, ser muy conscientes de que se puede desmayar de cansancio y 7 paramédicos podrían aparecer en tu puerta”.

Muchos todavía se mostraban escépticos, pero ahora nos enteramos que dos miembros del equipo de la película (del departamento de peluquería) fueron llevados a un hospital donde fueron atendidos por “grave deshidratación y agotamiento”.

El informe confirmó que el reparto y el equipo han estado trabajando veinte horas al día… y no serán los últimos que caigan enfermos por agotamiento. No sabemos si consecuencia de las prisas por acabar el rodaje lo más pronto posible, para evitar interrupciones por la posible vida de Lohan, o por ahorrar, puede que este rodaje salga caro al estudio si mantienen este ritmo.

En lo que respecta a la película, os recordamos que la historia de amor de Taylor y Burton se vivió por completo delante de la prensa mundial desde el momento en que se conocieron en el set de la gran Cleopatra, dejando a sus respectivos cónyuges, casándose y divorciándose, sólo para volver a casarse y divorciarse, una vez más. A pesar de que su romance era una montaña rusa para los ojos del público, Taylor y Burton compartieron un innegable amor, más grande del que la mayoría de la gente jamás hubiera soñado.

Fuente: Deadline

También te puede interesar

Deja un comentario