La muerte de un técnico en ‘El caballero oscuro’ no fue culpa del supervisor de efectos especiales

Christopher Corbould, supervisor de efectos especiales de El Caballero Oscuro, puede respirar tranquilo tras ser declarado inocente de la muerte de un operador de cámara durante el rodaje de dicha película. El jurado del tribunal de Guildford Crown lo determinó después de deliberar durante dos horas.

Los hechos ocurrieron durante la filmación de la segunda entrega del reinicio de Batman dirigida por Christopher Nolan. En el transcurso del rodaje, Conway Wickliffe, un cámara que trabajaba a las órdenes de Corbould, sufrió un accidente durante una prueba de las escenas de acción de la película.
El vehículo en el que viajaba se empotró contra un árbol y la víctima, de 41 años, no llevaba puesto el cinturón de seguridad y murió en el acto. El hecho de que Wickliffe no llevara puesto el cinturón fue determinante para el veredicto, según el jurado.

“Ahora la gente tendrá que valorar si este caso es un gasto justificado del dinero de los impuestos de los contribuyentes”, afirmó Lyn Corbould, esposa del encausado, a las puertas del tribunal. Christopher Corbould, ganador de un Oscar este año por su trabajo en Origen (Inception) era, en palabras de su esposa “un buen amigo” del fallecido. “Su muerte fue una tragedia terrible y esta acusación se unió a una situación que era casi insoportable”.

Fuente: Europa Press

También te puede interesar

Deja un comentario