‘Millennium 2’, la ¿continuación? de ‘Los hombres que no amaban a las mujeres’

Las críticas de Luiso: Millennium 2. La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina


Si toda secuela lo tiene, a priori, complicado, dado que va a ser examinada con lupa respecto a su antecesora y al éxito de esta, (cosa que se le supone dado que si no, no habria habido motivo para la segunda parte ) se le va a exigir mucho más si encima es una adaptación de una trilogía best-seller.

La versión cinematográfica de la segunda obra de Stieg Larsson nos presenta una continuación muy cercana en el tiempo a la primera película, al menos en cuanto a los dos personajes principales se refiere. No así en cuanto al argumento de la película, como si de un serial de detectives se tratase, una vez resuelto el caso original en la primera entrega, en esta segunda se nos presenta un desafío completamente nuevo, con exigüos lazos de unión con la anterior, aunque no parece así con la próxima película que cierra la trilogía y que está por estrenar.

Así pues, exceptuando los dos personajes principales, se nos presenta una cantidad importante, en algunos momentos abrumadora, de personajes nuevos que en algunos casos nos puede costar identificar o situar dentro de la trama, además de que algunos de ellos carecen de importancia dentro de la historia, lo que puede llevar al espectador a confunsión.

Unos misteriosos asesinatos de periodistas de investigación, prostitución y trata de blancas, y una falsa acusación es todo lo que se necesita para liar una conspiración que “misteriosamente” tiene mucho que ver con el pasado de la protagonista principal.

La puesta en escena de Daniel Alfredson es muy similar a la primera, muchos primeros planos, sobre todo de los protagonistas, imágenes frias y grises, carentes en la mayoria del tiempo de colorido o de planos amplios, salvo ciertas excepciones que parecen tener cierto significado dentro de la película y de la vida de Lysbeth Salander.
No se rehuye en ningún caso ni la violencia ni el sexo, aunque en menos cantidad que en la primera entrega.
Todo ello crea una atmosfera algo agobiante dentro del suspense del filme, aunque a mi gusto se desarrolla con exceso de lentitud en ciertos momentos de la trama; y va guiando la historia preparando lo que ha de llegar al final de la trilogía.

Dicen los que se han leído el libro que el guión de Jonas Frykberg, adaptando la obra escrita, es correcto aunque deja muchos matices fuera del filme, quizas por exceso de materia, no todo puede entrar en los casi 150 minutos de película.

Los actores cumplen con profesionalidad, sin grandes alardes de actuación. Quizás la medio española Noomi Rapace destaca sobre el resto, con ese rictus de agresividad presente en toda la película y en la entrega anterior, hace que nos preguntemos si sería capaz de cambiar de registro.

Michael Nyqvist hace un papel calcado al de la primera parte, pero con menor protagonismo, lo que hace que se vaya diluyendo poco a poco sin destacar.

En definitiva, más de lo visto en la primera parte, pero sin la frescura ni originalidad de la misma, con ciertas situaciones algo forzadas para encajar la historia de Salander y preparar la tercera parte… dinero llamando a dinero.

5 comentarios en «‘Millennium 2’, la ¿continuación? de ‘Los hombres que no amaban a las mujeres’»

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: