Crítica de ‘El redentor’ (‘No Tears for the Dead’): Violencia como medio de expiación

Las críticas de David Pérez “Davicine”: El redentor (No Tears for the Dead) 

Protagonizada por Jang Dong-gun (Lazos de Guerra), Kim Min-hee (Helpless) y Brian Tee (Jurassic World), El redentor (No Tears for the Dead) supone el retorno a la dirección de Lee Jeong-beom, quien revolucionó la taquilla coreana en 2010 con El hombre sin pasado

En El redentor, Gon (Jang Dong-gun), un asesino a sueldo estadounidense de origen coreano, queda traumatizado por la muerte involuntaria de una niña en un tiroteo. Al recibir seguidamente el encargo de eliminar a la madre de la pequeña se replanteará su existencia, y su único objetivo será salvar la vida de la mujer contraviniendo la misión encomendada por peligrosos miembros de la mafia china, los cuales pondrán a un ejército de implacables sicarios tras la pareja.
Con una premisa quizás vista en anteriores títulos, y que nos recuerda bastante a Crying Freeman, no sólo por el tema de una redención con motivo de un asesinato que no se quiere cometer, sino incluso por el título original, pues ambas películas implican “lágrimas”, El redentor es una película más que recomendable tanto para fans del cine asiático actual como para los buenos paladares de películas de tiroteos, violencia y mafias, pues con una estética impecable y un reparto solvente, nos adentramos en dos horas de adrenalina en estado puro que mantendría activo al mismísimo Chev Chelios (Jason Statham) en Crank.
El director Lee Jeong-beom tenía sobre sí la presión de mantener el nivel de su anterior película El hombre sin pasado tras el éxito de crítica en su recorrido por festivales,  y las altas expectativas de los fans se han visto satisfechas de sobra, dejando claro que Lee tiene un gran dominio de las escenas de acción, desde la coreografía a la fotografía, pasando por la edición e incluso el diseño de sonido, destacando su saber hacer a la hora de mostrarnos peleas con cuchillo como pocos cineastas hacen.
Desde la escena inicial sabemos que estamos ante una película en la que la trama quedará en un segundo plano en el momento en el que nos adentremos en la acción, arrancando con una espectacular secuencia donde no faltan las balas y la sangre, y donde la banda sonora juega un papel importante, destacando la introducción de una versión de jazz de “Smooth Operator”, y siendo más que importante disfrutar de El redentor con el volumen alto para llenar nuestra “sala de cine” con el retumbar de los balazos, así como deleitarnos con los momentos más tranquilos en los que disfrutamos de la banda sonora. 
A pesar de no tener un papel relevante la trama, y quizás flojear en el apartado dramático, sí que nos van presentando poco a poco la evolución del protagonista, desde su infancia hasta llegar al hombre en el que se ha convertido, y los motivos por los que llega a apiadarse de esta mujer, algo necesario para entender el desenlace, y que no rompe en ningún momento el ritmo frenético de la película.
El redentor condensa acción e intensidad por encima de lo que acostumbran muchas de las grandes producciones de Hollywood, y se convierte en un nuevo referente para disfrutar del cine de acción en estado puro, manteniendonos inertes en nuestro sofá como si nos hubieran dado un tiro en la cabeza.
Nota: La película ha sido visionada en Blu-ray gracias a Mediatres Estudio con motivo de su lanzamiento en DVD y Blu-ray.

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *