domingo, mayo 19, 2024

Crítica de ‘Una mujer italiana (Cabrini)’: Una monja italiana lucha por los inmigrantes rechazados de todos

Las críticas de Laura Zurita:
Una mujer italiana (Cabrini)

Francesca Cabrini es una religiosa italiana que llega a la ciudad de Nueva York en 1889 y es recibida por enfermedades, crimen y niños empobrecidos. Cabrini emprende una audaz misión para convencer al hostil alcalde de que garantice vivienda y atención médica para los más vulnerables de la sociedad. Con un inglés deficiente y mala salud, Cabrini usa su mente emprendedora para construir un imperio de esperanza como nunca antes había visto el mundo.

Una mujer italiana (Cabrini) está dirigida por el italiano Alejandro Monteverde sobre un guion de Rod Barr, basada en una historia de ambos. La película está interpretada por Cristiana Dell’Anna, David Morse, Romana Maggiora Vergano, Federico Ielapi, Patch Darragh, Liam Campora, Jeremy Bobb, Mina Severino, John Lithgow y Rolando Villazón. La película se estrena en España el 10 de mayo de 2024 de la mano de A Contracorriente Films.

Crítica de ‘Una mujer italiana (Cabrini)’: Una monja italiana lucha por los inmigrantes rechazados de todos

Inmigración y política: Un tema que resuena hoy en día

Una mujer italiana (Cabrini) se basa en la vida de Santa Francesca Javiera Cabrini, una monja italiana que, a pesar de su pobreza y origen humilde, llegó a los Estados Unidos con grandes ambiciones y se convirtió en una de las emprendedoras más exitosas de la historia. La película narra su historia con algunas modificaciones, pero respetando los hechos básicos de su vida y obra.

La madre Cabrini comenzó su labor en su Italia natal, pero viajó a Estados Unidos para atender la difícil situación de los inmigrantes italianos, quienes llegaban en grandes cantidades sin dinero, calificaciones y, en muchos casos, sin hablar inglés. Es difícil de comprender ahora, donde la minoría de origen italiano está perfectamente integrada, pero en aquel momento era una población marginal y marginada.

Ciertamente, el personaje de Santa Francesca Cabrini es fascinante. Se trata de una mujer con una determinación fuera de lo común, que luchó por los derechos de los inmigrantes y por mejorar sus condiciones de vida. Sin embargo, el discurso feminista que se le atribuye en Una mujer italiana (Cabrini) puede resultar anacrónico, ya que es probable que ella no lo utilizara de esa manera. Por supuesto, esto no significa que no fuera una mujer feminista en su época, pero la forma de abordar el problema probablemente fuera muy distinta.

Una mujer italiana (Cabrini) es una historia a la vez clásica y profundamente actual. Su estética, puesta en escena y narrativa son clásicas, manteniendo al espectador siempre bajo el punto de vista de la Madre Cabrini. La película adopta un tono de admiración hacia ella, destacando su valentía y determinación, y, en cierto sentido, podía haber sido rodada en los años 90, por su lenguaje y su manera de narrar, clásicos y algo convencionales. No obstante, eso no afecta a su mayor fortaleza, la fuerza de las ideas que comunica.

Crítica de ‘Una mujer italiana (Cabrini)’: Una monja italiana lucha por los inmigrantes rechazados de todos

Película controvertida

El mensaje de Una mujer italiana (Cabrini) es poderoso y atractivo, y sin duda resonará con una gran parte del público. Sin embargo, también ha generado controversia y ha despertado la indignación de otras voces. Las críticas de Una mujer italiana (Cabrini) han sido  tanto positivas como negativas, y curiosamente, las críticas de unos se basan en los mismos aspectos que la hacen atractiva para otros: El mensaje moral sobre la manera de tratar a los inmigrantes y la estructura y el modo en que la película apela a la emoción.

Y es que Una mujer italiana (Cabrini) tiene un marcado carácter político, ya que aborda la temática de la inmigración. Muestra cómo los habitantes de una nación de inmigrantes, una vez establecidos, puede llegar a oponerse a las nuevas oleadas de inmigrantes, a quienes no comprenden ni aceptan. Las similitudes con el momento actual, en la que ciertos sectores sociales tienen fuertes mensajes contra los emigrantes en Estados Unidos (y otros países) son evidentes.

Por mi parte, puedo decir que Una mujer italiana (Cabrini) mantuvo mi interés durante todo el metraje, y que hizo que me interesara profundamente en los personajes que la película me presentaba, y que el ritmo era constante, tranquilo, pero siempre fluido.

La actuación de Cristiana Dell’Anna como la Madre Cabrini es poderosa y conmovedora. A pesar de su pequeña estatura, la actriz exuda fuerza y personalidad. Su tesón y energía resultan verosímiles y despiertan nuestra simpatía.

En resumen, Una mujer italiana (Cabrini) es una película clásica con un mensaje actual y relevante. Es una historia inspiradora sobre una mujer extraordinaria que luchó por sus ideales y por los derechos de los más necesitados.


¿Qué te ha parecido la película Una mujer italiana (Cabrini)?

Una mujer italiana (Cabrini)

7

Puntuación

7.0/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

9,670FansMe gusta
2,070SeguidoresSeguir
500SeguidoresSeguir
23,108SeguidoresSeguir
5,210SuscriptoresSuscribirte
- Publicidad-

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

Crítica de ’Los buenos profesores’: El humanismo de una profesión seria

Las críticas de José F. Pérez Pertejo: Los buenos profesores Con unos meses de retraso tras su presentación, fuera de competición, en la sección oficial del...