Entrevista a Toni Betran, guionista de ‘Supervivientes’ (IV Encuentro de guionistas)

Toni Betran es un tipo polifacético. Lo mismo te guioniza El club de Flo que Supervivientes, o dirige formatos novedosos como Gormandia (considerado uno de los mejores programas de la difunta Canal 9). Con motivo del IV Encuentro de guionistas tuvimos la oportunidad de entrevistarle, así que no perdimos la oportunidad de interrogar a este inquieto Castellonense.
Foto: Ismael Llopis (www.momo-mag.com)

¿En qué proyecto trabajas actualmente?
Los guionistas cuando no estamos trabajando solemos decir que estamos “entre proyectos” y así estoy.
¿Como empezaste en el mundo del guión?
Al final de la carrera hice un taller con Tom Fernández y Víctor García que eran jefe de guión y productor ejecutivo de 7 Vidas y acababan de dejar Globomedia para crear ellos su propia productora.  Justo en eso momento hicieron el seminario en el que yo participé, allí hicimos una serie de trabajos y les debió de gustar alguna de mis ideas porque me dijeron que si quería hacer una prueba para trabajar como ayudante de guión en una serie que habían vendido a antena tres. Hice las pruebas y al terminar la carrera me llamaron para hacer la serie A medias.  Para mí fue como una escuela real de guión, nada más acabar la carrera, empezar con una serie de prime time, ahí es cuando de verdad me hice guionista. Luego hice un par de cosillas más y después fue cuando me surgió la oportunidad de irme a Euskadi. 
En televisión has tocado muchos palos, como son los concursos y los realities, formatos en los que la audiencia no piensa que haya un guión. 
Sí, en general en los programas la gente no piensa que pueda haber un guión, piensan que un guionista es alguien que escribe literalmente los diálogos de alguien que habla dentro de la pantalla, pero sí, hay mogollón de trabajo de tras de cada programa.
Y en un reality, como Supervivientes ¿cuál es la función del guionista?
Hay dos tipos, por una parte está el guionista que trabaja a posteriori, es decir, el reality genera cosas, y el guionista coge ese material y crea vídeos que se van a emitir en la gala de turno.  También hay otro tipo de guionista, como el guionista de juegos, que es el trabajo que yo hacía en Supervivientes. En ese caso yo trabajaba antes del programa y preparaba cosas que iban a ocurrir en el reality. 
¿Cómo te surgió la idea de meterte ahí?
Pues porque conocía al director de Supervivientes de un par de trabajos anteriores, vio que encajaba en el perfil y me propuso ir a Honduras.
¿Te cuesta adaptarte al nuevo formato de programa cuando cambias de uno a otro?
La verdad es que a mí me gusta, es chulo porque no trabajas siempre con lo mismo, a mi estar años haciendo el mismo programa me parecería un tostón. Así que ese cambio de chip, de hacer cosas diferentes que igual no tienes que sacar ni el Word, que es simplemente sacar ideas lo más sorprendentes posibles pues me gusta. 
Has sido el creador de varios programas televisivos.
Si, en muchos programas y formatos que al final no han salido a la luz. Pero fui director y creador en Canal Nou, donde trabajé durante una pequeña temporada. Estuve coordinando un programa que creé que se llamaba Selección Natural y dirigí otro programa que se llamaba Gormandía , que duró 72 programas y funcionó muy bien, de hecho el programa no lo seguimos haciendo porque la cadena cerró, sino seguramente estaríamos ahí. 
Los proyectos que te llegan, ¿suelen estar muy definidos o sólo son pinceladas y tú te encargas de darles forma?
Los programas normalmente funcionan por mecenarismo, a ti te llaman y te dicen oye necesitamos cuatro guionistas para hacer tal programa, ahí normalmente el programa ya está lanzado y tiene el jefazo de turno y tu trabajas para que eso se haga efectivo. En una serie ya es diferente, hay mucho trabajo previo.
En un  docureality, el trabajo del guionista ¿se parece más al del reality, dónde trabajas a partir del material o hay un guión parecido al de ficción?
Depende del reality. En Supervivientes  trabajas con material ya grabado, luego hay otros, como Pesadilla en la cocina en el que llevan ya una escaleta hecha, prevés que van a pasar una serie de cosas,  aunque luego llegas y se lía la de dios. Pero en un principio llevas tu escaleta hecha. 
Después tenemos el punto límite, como en Gormandía dónde hacíamos casi ficción, íbamos primero a una localización, hablábamos con la gente, les preguntábamos qué cosas divertidas hacían y luego planeábamos qué era lo que íbamos a grabar, y provocábamos las situaciones a propósito. 
Entonces en los docu-realities es necesario el trabajo de preproducción
Si, la preproducción es casi el 80% de éxito del programa, en un docu-reality tienes que investigar mucho para localizar a las personalidades más raras o más divertidas que te van a llenar 30 o 40 minutos de contenido potente, cuando vas a grabar es mucho trabajo y mucho dinero, tienes que estar seguro de que esas situaciones y esa gente a la que vas a grabar te va a funcionar. 

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *