Crítica de ‘No sabéis quién soy’: Impecable drama judicial que nos deja descolocados

Las críticas de David Pérez «Davicine»:
No sabéis quién soy

Cuando todas las pruebas apuntan en su dirección, un hombre acusado de asesinato utiliza su alegato de clausura para relatar su historia de amor con una misteriosa mujer. Dirigida por Sarmad Masud, No sabéis quién soy está protagonizada por Samuel Adewunmi, Sophie Wilde, Bukky Bakray, Roger Nsengiyumva, Tuwaine Barrett, Yetunde Oduwole y Nicholas Khan. La serie se estrena en España en Netflix el día 17 de junio de 2022.

Una historia de amor como alegato

No son pocas las series de éxito con tramas policíacas y/o judiciales, y hace décadas fueron muchas las películas ambientadas en los momentos cruciales de los juicios, aunque ahora es menos normal que se centren solamente en esta parte. Series y películas de juicios hay muchas, pero pocas veces hemos sido testigos de una serie centrada tan sólo en los alegatos de un caso.

En la serie, Hero es acusado de haber asesinado a Jamil, y tiene una gran cantidad de pruebas que parecen apuntar en esa dirección. No sabéis quién soy arranca en el momento de los alegatos finales, después de los cuales el jurado deberá llegar a su veredicto. En vez de dejarlo en manos de su abogado, Hero decide contar su versión de la historia a modo de alegato, para explicar al jurado, con sus propias palabras, los motivos por los que cada una de esas pruebas le incriminan. De esta manera, a lo largo de cuatro episodios, somos testigos de la historia desde la perspectiva de Hero, desde que conoce a su gran amor Kyra hasta llegar al momento del que se le acusa.

Una narrativa atípica pero efectiva

Lo primero que llama la atención de No sabéis quién soy es su estructura narrativa, pues al saber que vamos a ver una serie judicial esperamos que nos presenten un caso, pasemos a ver la acusación y luego el veredicto, pero en esta ocasión es el alegato el que nos va desentrañando todo lo acontecido en el pasado del protagonista a través de flashbacks.

Efectivamente, no es raro que en este tipo de series nos introduzcan los recuerdos del acusado para conocer mejor lo que ha sucedido para que esté sentado en el banquillo, pero en esta serie es prácticamente la totalidad de su metraje un gran flashback, viendo en el presente tan sólo como lo presenta al jurado. Y, a pesar de este giro tan extraño en su narrativa, funciona muy bien, no sólo por el gran guion y su capacidad de atraparnos, sino también por la perfecta elección del reparto.

Adictiva de principio a fin

Ir poco a poco escuchando este largo alegato, lejos de funcionar mal, sirve para que nos vayamos enganchando a través de la gran cantidad de detalles que se nos facilitan en la lenta narración de los hechos. No todo lo que Hero cuenta está relacionado con el caso directamente, pero todo lo que cuenta es necesario para que luego comprendamos algunas de sus decisiones, así como la presencia de algunas pruebas que no tienen tanto que ver finalmente con el asesinato en cuestión.

El personaje protagonista acaba siendo desarrollado con gran detalle, pudiendo comprender cada uno de sus actos, aunque en ocasiones estemos en contra de sus decisiones, pero somos capaces de empatizar con él fácilmente, pues el amor en ocasiones nos vuelve locos. Y en su alegato también vamos viendo la relación que mantiene con otros personajes, tanto familiares como amigos, así como «enemigos», todos ellos necesarios para ampliar el alcance de la historia.

Cada episodio, de cerca de una hora de duración, nos atrapa y nos hace tener ganas de saber más de lo que ha sucedido a Hero, dejando cada uno de ellos el final en alto para que sigamos con el siguiente capítulo. Por desgracia, todo lo bueno que se puede decir de ella, tanto a nivel de producción como de guion, se cae abajo completamente por culpa de un final abierto, y es que parece que ha sido más que deliberado dejar la serie con un final que no dejará satisfecho a casi nadie y nos dejará mal sabor de boca, a pesar de las buenas sensaciones que teníamos durante sus casi 4 horas de duración.

El triste final que han dejado a esta serie no implica que ver No sabéis quién soy sea una pérdida de tiempo, pues la serie vale mucho la pena, y hará las delicias de los fans de los dramas judiciales, pudiendo tener escenas impecables que queden en nuestra retina, y una historia perfectamente narrada y desarrollada como para que valga la pena el visionado. Pero, aún así, el enfado final es monumental cuando crees que estás ante una serie «redonda» de las que acostumbra la BBC y te dejan descolocado en el último momento.

No sabéis quién soy es un impecable drama judicial hasta sus últimos 10 minutos, con una potente mensaje alrededor de los prejuicios y lo que somos capaces de hacer por el amor y la familia. Si somos capaces de olvidarnos de su final, está claro que la BBC ha vuelto a realizar una serie perfecta capaz de enganchar incluso con su pausado ritmo.


Listado de episodios de «No sabéis quién soy»

La serie No sabéis quién soy está compuesta de 4 episodios de entre 55 y 58 minutos de duración cada uno.

Episodio 1

Después de renunciar a su abogado y elegir defenderse a sí mismo, Hero describe su trascendental relación con su novia Kyra ante el jurado.

Episodio 2

Cuando por fin encuentra a Kyra, Hero descubre la escalofriante verdad en torno a su misteriosa desaparición y la implicación de Jamil en todo el asunto.

Episodio 3

Hero, endeudado con Jamil y con apenas tiempo para pagarle, le pide ayuda a un viejo amigo, cuyo arriesgado plan podría poner fin a sus problemas.

Episodio 4

Mientras Jamil se recupera y planea su venganza desde el hospital, Hero y sus aliados buscan la forma de escapar de su difícil situación.


¿Qué te ha parecido la serie?

No sabéis quién soy

7.5

Puntuación

7.5/10

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

2 comentarios en «Crítica de ‘No sabéis quién soy’: Impecable drama judicial que nos deja descolocados»

  • el 28 junio, 2022 a las 17:30
    Enlace permanente

    Un pastel bien grande! Me he dormido en todos los episodios. Excelente serie para echarte la siesta, ni el tour de Francia con los comentarios de Perico Delgado me deja dormido tan pronto.

    Respuesta

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: