Crítica de ’Una sombra en mi ojo’: Las consecuencias devastadoras de la guerra

Las críticas de David Pérez «Davicine»:
Una sombra en mi ojo

II Guerra Mundial. Los destinos de varios habitantes de Copenhague confluyen cuando una bomba impacta por accidente en un colegio lleno de niños. Basado en hechos reales, Una sombra en mi ojo es un drama histórico de Ole Bornedal (1864) protagonizado por su hija en la vida real, Fanny Bornedal (El puente). Completan el reparto Bertram Bisgaard Enevoldsen, Ester Birch, Ella Josephine Lund Nilsson, Malena Lucia Lodahl, Alex Høgh Andersen, Alban Lendorf, James Tarpey, Casper Kjær Jensen, Danica Curcic, Mads Riisom, Malene Beltoft Olsen, Kristian Ibler y Rikke Louise Andersson. La película se estrena en Netflix el 9 de marzo de 2022.

Las consecuencias de la guerra en los civiles

La invasión rusa de Ucrania es un doloroso recordatorio de lo devastadora que puede ser una guerra para la población civil. Tal y como vemos cada día en las noticias, no solo es un enfrentamiento de tanques contra tanques y soldados contra soldados, por desgracia los hogares de personas civiles acaban siendo bombardeados y las bajas se multiplican a diario. Cada día vemos edificios de viviendas destrozados, hospitales destruidos por los rusos y la llegada de refugiados a Europa en nuestras pantallas, como si el tiempo nos hubiera hecho regresar a los peores momentos de la humanidad.

En un momento de tal extrema delicadeza, con los sentimientos a flor de piel por lo que vemos a nuestro alrededor y la masacre que está aconteciendo, está claro que la llegada de esta película danesa a Netflix no es pura coincidencia, teniendo aquí también como eje central de la trama cómo la población común se ve afectada por la guerra, incluidas mujeres y niños. En Una sombra en mi ojo nos llevan al 21 de marzo de 1945, la Royal Air Force británica se embarcó en una misión para destruir la sede de la Gestapo en Copenhague. Accidentalmente, bombardeó una escuela y más de 120 personas murieron, 86 de las cuales eran niños.

Traumas difíciles de superar

Antes incluso de entrar en el eje central de la historia y lo devastador que es para todos el bombardeo en un colegio, nos presentan a los diferentes personajes, entre los que cabe destacar a Henry, un joven que tiene una experiencia traumática cuando es testigo de cómo un automóvil civil es atacado desde un avión, y todos sus ocupantes mueren en el acto. Tras ser testigo de la sangrienta masacre, Henry queda tan devastado por lo que ha visto que ya no puede pronunciar una sola palabra, incluso desarrollando una fobia a estar al aire libre.

La historia de los aviadores británicos que tirotean el automóvil en esta escena inicial proporciona claridad hacia dónde conducen todas las tramas, y aunque es cierto que este momento no tiene conexión directa con la lucha de resistencia de los daneses, sirve de ejemplo para seguir ampliando los efectos de la guerra, no siendo pocas las veces que vemos la destrucción masiva de edificios, carreteras o vehículos, pero lo que marca para siempre una vida son las experiencias bélicas en los implicados (directos o indirectos) con consecuencias duraderas.

Del terror al dolor

El director y guionista Ole Bornedal, a quien recordamos por la película de terror The Possession: El origen del mal, sabe jugar muy bien con los elementos que tiene la historia en la que se basa, y es capaz de mostrar con emoción y empatía un drama magnífico sin llegar a ser en exceso melodramático.

La situación histórica de la ocupación alemana es presentada de forma accesible y llena de personajes estereotipados, encontrándonos con el héroe de la resistencia, el oficial alemán o el colaborador. Pero no tenemos un personaje principal que destaque sobre el resto, y la elección de no tener un protagonista claro permite ampliar las historias que cuenta, pudiendo ver desde muchos puntos de vista las consecuencias de esta guerra, con una serie de tramas que se cuentan en paralelo y que solo se encuentran ocasionalmente, mezclando destinos individuales con una situación general. Muchas historias y personajes se suceden, a veces chocando entre sí en una brutal explosión de violencia, sirviendo de permanente recordatorio de lo que conlleva una guerra en todos los aspectos de la vida…. y la muerte.

Aunque también tener tantas subtramas perjudica en parte al conjunto global, dado que no son más que fragmentos de una parte de la historia sin un final concreto, pero si emotivo. A veces, la película es un drama histórico con momentos cotidianos de los civiles en tiempos de guerra, mientras que en otras ocasiones se nos presenta como una película bélica con toque de película de desastres. Ahora bien, todo confluye para mostrarnos un capítulo de la historia danesa, casi oculto, sobre una de las mayores tragedias en suelo danés, y lo logra con un gran acabado a nivel técnico, perfectamente ambientado y con detalles que nos llevan de primera mano a ese momento de la historia.

Una sombra en mi ojo es una película altamente recomendable siempre que estemos preparados anímicamente para dejar a un lado las noticias y seguir viendo atrocidades bélicas. Sin mojarse en si fue correcto o no todo lo que aconteció en esa época, el director opta por quedarse con el dolor y la tristeza que marcaron ese momento, dejando patente que nadie gana realmente nunca.


¿Qué te ha parecido la película?

Una sombra en mi ojo

7.5

Puntuación

7.5/10

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Un comentario en «Crítica de ’Una sombra en mi ojo’: Las consecuencias devastadoras de la guerra»

  • el 20 marzo, 2022 a las 03:41
    Enlace permanente

    Extremadamente aburrida, lenta, actuaciones pésimas. Dan lastima las películas de ahora

    Respuesta

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: