Crítica de ’La infeliz’: Una buena idea mal llevada a cabo

Las críticas de David Pérez «Davicine»:
La infeliz

Leyla, una treintañera con el corazón roto y en el paro, decide reinventarse a sí misma y buscar la felicidad mientras su familia se empeña en buscarle novio. La ganadora de un premio Emmy Internacional Maryam Hassouni protagoniza La infeliz, comedia de los creadores de la exitosa obra teatral «Melk & Dadels», dirigida por Daria Bukvic y cuyo reparto se completa con Nasrdin Dchar, Vincent Banić, Soundos El Ahmadi, Rachida Iaallala, Najib Amhali, Jouman Fattal, Olaf Ait Tami y Bilal Wahib. La película se estrena en Netflix el 4 de marzo de 2022.

Modernizando los cuentos de hadas

La Navidad y el día de San Valentín son las fechas clave para que Netflix se llene de comedias románticas para todos los gustos y perfiles, pero este género forma parte de la esencia de la plataforma, pues todas las semanas llega alguna nueva comedia para llenar el vacío de quienes adoran este género, y ahí es donde entra en juego La infeliz.

No importa la localización de la historia, la cultura o la religión de sus protagonistas, pues la base de las comedias románticas permite que se pueda hacer un cuento de hadas moderno en cualquier parte del mundo. En esta ocasión, se centran en una familia de inmigrantes marroquíes en los Países Bajos, por lo que allí se encuentran dos culturas, pero debemos tener claro que en ningún momento estamos ante una comedia de choque cultural.

Una comedia moderna y actual

¿Cómo es un cuento de hadas moderno en el que el príncipe se cae de su caballo blanco y la princesa monta en él por su propio pie? Cuando Leyla cumple los treinta, la gente espera de ella cualquier cosa. No tiene marido, ni hijos, ni una trayectoria profesional clara, y por eso la llaman ‘meskina’ (pobrecilla).

La infeliz es una chispeante comedia moderna sobre una treintañera que intenta vivir a su manera pese a las expectativas asociadas a la imagen ideal de la familia, el amor y el trabajo. Maryam Hassouni interpreta a esta joven que necesita comprender que no necesita a ningún príncipe para ser feliz. Y durante toda la película acompañamos a su personaje, Leyla, mientras intenta encontrar algo con lo que ser feliz, pero el verdadero conflicto surge con su familia, quienes no quieren quedarse de brazos cruzados mientras ella tira su vida por la borda.

Curiosamente, la protagonista no siente que esté desaprovechando su vida, pero sí que necesitaría tener voz y voto en sus propias decisiones, dado que parece que todos le dicen cómo debería ser su vida y son quienes se creen con el derecho de elegir a su propia pareja. Lo que bien podría haberse planteado como un drama, pues el tema de los matrimonios arreglados suele prestarse a ese género, aquí se plantea desde un punto de vista humorístico.

Un intento fallido de destacar

Es innegable el magnífico trabajo que ha hecho la directora y coautora Daria Bukvic en lo que se refiere a equilibrar el drama y la comedia, tratando con humor un tema serio y dando forma a una comedia romántica que intenta romper los estereotipos, aunque eso es algo que ya se ha hecho en demasiadas ocasiones. Pero es quizás el tema de fondo lo que da valor a la película, sobre si somos capaces de cumplir nuestras expectativas y, por tanto, ser felices, así como la cuestión de si una mujer necesita a un hombre para poder llevar una vida plena.

La infeliz va dejando poco a poco un poso interesante al respecto, que en ningún momento dramatiza la historia, e incluso da un mensaje importante, en especial al público femenino y más joven, sobre la confianza en uno mismo. Pero más allá de los valores que quiere mostrar y el mensaje de optimismo ante el posible cambio para que la mujer en todas las culturas sea independiente, la película no es excesivamente reseñable, quedando como una comedia romántica agradable y entretenida, pero sin aportar nada nuevo al género, ni meter el dedo en exceso en la llaga.

Exagerando, que es gerundio

El reparto, que podría haber dado mucho más de si, tan sólo tiene que interpretar personajes repletos de clichés con un desarrollo escaso sin saber si tienen que ir más hacia el drama o la comedia, mostrándose en muchos casos como personajes exagerados para forzar la comedia. Maryam Hassouni es la única que parece tener claro cómo debe ser su personaje, consiguiendo que Leyla sea divertida y que empaticemos con ella, pero al saber que es un personaje con el que el público rápidamente se sentirá cómodo, no se han preocupado de perder tiempo en establecer claramente cómo es.

También hay que destacar a Olaf Ait Tami como la estrella del pop Abedlkarim, siendo divertido y fresco el acercamiento que muestran de ese ídolo internacional perseguido por los paparazzi, pero siendo capaces de humanizar al hombre tras la estrella. Por desgracia, solo podemos salvar a estos dos personajes, dado que los miembros de la familia en general son ruidosos y entran en el perfil de los típicos secundarios de las comedias románticas que acaban exagerando sus roles.

La infeliz es una comedia ligera, llamativa y de gran ritmo, con un tema universal interesante, pero que no logra explotar su parte de comedia ni sacar lo mejor de sus personajes, resultando en ocasiones más irritante que agradable.


¿Qué te ha parecido la película?

La infeliz

4.5

Puntuación

4.5/10

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: