Crítica de ‘Los guardianes de la justicia‘: Acción real y animación al servicio de la cutrez

Las críticas de David Pérez «Davicine»:
Los guardianes de la justicia

Cuando su (aparentemente) intrépido líder se autodestruye, un equipo de superhéroes problemáticos debe enfrentarse a las fuerzas del mal… y a sus propios demonios. Adi Shankar (Bootleg Universe) es el responsable de crear Los guardianes de la justicia, y también coprotagoniza esta provocadora serie que combina animación y acción real. Completan el reparto Diamond Dallas Page, Sharni Vinson, Derek Mears, Denise Richards, Will Yun Lee, John Hennigan, Preeti Desai, Tiffany Hines, Jackson Rathbone, Kellan Lutz, Jen Sung Outerbridge, Jane Seymour, Edi Gathegi, Viggo Villalobos, Andy Milonakis, Christopher Judge y R.J. Mitte. La primera temporada de la serie se estrena en Netflix el 1 de marzo de 2022.

Un fan al frente de una serie para sus propios fans

Antes de hablar de esta serie hay que tener claro quién está detrás de ella: Adi Shankar. Cuando este joven llegó a Los Ángeles hace más de una década sin saber nade de cómo hacer cine o series, tenía claro que quería que muchos personajes de cómics y videojuegos cobraran vida en la pantalla, motivo por el que se puso en contacto con la leyenda del cómic Todd McFarlane. Insistió mucho llamando a su oficina hasta que al fin le pasaron con McFarlane y consiguieron verse. Shankar directamente le dijo que debería estar haciendo la película de Spawn, y obviamente no iban a ceder los derechos a este joven sin idea de cine, pero Shankar sacó mucho provecho de su reunión.

Ciertamente, con el paso de los años, Shankar ha trabajado mucho como productor ejecutivo de películas conocidas, como Infierno blanco, Mátalos suavemente o El único superviviente, y más recientemente dio el salto a Netflix con la serie animada Castlevania, que sin ser gran cosa ni destacar por encima de otras producciones animadas, abrió las puertas de la plataforma para que el ahora cineasta decidiera dar un paso más allá.

No son pocos los años que Shankar ha estado detrás de hacer una película de Batman con su peculiar punto de vista, pero DC no iba a permitir que hiciera lo que quisiera con su personaje. Aún así, estos años ha estado cerca del mundo de los superhéroes al estar detrás de The Punisher: Dirty Laundry, un particular corto que retomaba el personaje de el Castigador con Thomas Jane, pero sin derechos de ningún tipo por parte de Marvel. Incluso se aventuró a implicarse en otro cortometraje con un personaje de Marvel, Venom: Truth in Journalism. Con el paso del tiempo, el mundo geek y los fans de los cortos fan fiction han estado siguiendo lo que Shankar ofrecía y llegaba a Youtube, como sus versiones de James Bond, Judge Dredd o Power Rangers, entre otros.

Cuando no cejas en tu empeño

Era cuestión de tiempo, y como no llegaba la oportunidad de realizar una películas de superhéroes con los pertinente derechos, poco a poco fue desarrollando Los guardianes de la justicia, que ha aparecido en Netflix sin ningún tipo de promoción. En ella, Shankar no sólo reúne el mundo de los superhéroes que tanto adora, sino que incluso consigue que esté protagonizada por uno de los ídolos de Shankar, el tres veces campeón mundial de peso pesado de la WCW Diamond Dallas Page, como Knight Hawk, un simple héroe mortal con capucha y capa que tiene la tarea de investigar la muerte de su amigo sobrehumano Marvelous Man. Las coincidencias con Batman y Superman no sólo son coincidencias, por lo que cada personaje que vemos en la película es claramente un «plagio» de otros superhéroes conocidos.

No sabemos cómo, pero Shankar convenció a la plataforma para que le diera el dinero para remezclar los superhéroes de DC Cómics, con una pizca de Wrestlemania, algo de Golpe en la pequeña China, finales dignos de Mortal Kombat, violencia al más puro estilo Grand Theft Auto 5, stop-motion de lo más peculiar, la esencia de The Animatrix y la parte más profunda de su imaginación, que parece estar plagada de sangre, vísceras y videojuegos.

Así, de todo ese compendio de cosas que le gustan, ha conseguido que la premisa de la serie sea interesante: un superhéroe se suicida y sus compañeros tratan de encontrar una razón, si la hay, para explicar esa decisión. Sin embargo, lo que podría haber resultado una serie intrigante, carece de originalidad, ya que básicamente es lo que primero leímos y luego vimos en Watchmen, por lo que se contenta con repetir de nuevo algo que ya había sido realizado de forma exitosa.

Sacando provecho del bajo presupuesto

El hecho de que Los guardianes de la justicia esté ambientada en la década de 1980 probablemente sea para hacernos evocar la apariencia de los programas de esa época, a la vez que permitirse tener un aspecto algo más cutre dentro de lo retro que buscan ser, abaratando seguramente algo el coste final, en parte también por el uso de disfraces y decorados de mala calidad.

Dado el escaso presupuesto que Shankar ha conseguido para una serie de este tipo, han realizado una mezcla experimental de acción en vivo, animación 3D y 2D, imágenes al estilo de los juegos retro de 8 bits, animación con plastilina, imágenes de archivo, y todo lo que han podido emplear para que la serie tenga una personalidad peculiar y llamativa que sirva como carta de amor a la cultura pop estadounidense de los 90.

Los guardianes de la justicia desafía las convenciones de superhéroes arraigadas por DC y Marvel, y mientras no paramos de ver «referencias» claras a los superhéroes que conocemos, también son capaces de plagiar escenas de otras muchas películas, con escenas que bien podrían haber salido en Sin City de Robert Rodríguez.

Héroes y actores de todo a 1€

Si el presupuesto era escaso para su aspecto final, está claro que no iban a gastar dinero en comprar los derechos de personajes existentes, de ahí que se dediquen a plagiar directamente, y sin andarse por las ramas, desde Batman a Superman, pasando por Wonder Woman, Spider-Man e incluso Aquaman en una versión que cambia los músculos de Jason Momoa por pintura corporal. Por faltar, no falta ni un Rambo de bajo coste ni unos villanos dignos de Power Rangers, entre los que incluso vemos a una «variante» de Joker.

Los héroes de la serie siguen el modelo de los héroes de La Liga de la Justicia, que si bien algunos verán como un homenaje, otros lo verán como una simple falta de ideas. Por desgracia, ya no hay tanto hueco que llenar gracias a series como Doom Patrol, The Boys e Invincible, que han llenado ese vacío de series que tratan las partes más oscuras y moralmente poco éticas de los héroes.

En consecuencia, las «estrellas» que se podrían enfundar los trajes no son tales: Diamond Dallas Page fue una vez un gran y reconocido luchador, que se pone en la piel de este «Batman» de bajo coste, Sharni Vinson casi logró llamar la atención del público gracias a Tú eres el siguiente pero se quedó en el intento, y no menos llamativa es la presencia de Denise Richards, que debe aceptar cualquier trabajo para poder mantener su ritmo de vida, aunque no son pocos los papeles que interpreta cada año.

Es una pena que Los guardianes de la justicia no haya sabido sacar adelante una idea cuanto menos peculiar y, a pesar de algunos detalles llamativos y un estilo propio, que puede que solo guste a unos pocos, tan solo se salvan algunas escenas en esta serie de 7 episodios que parece realizada por un niño pequeño tras un consumo excesivo de azúcar.


Listado de episodios de ‘Los guardianes de la justicia

La serie Los guardianes de la justicia está compuesta por 7 capítulos de entre 22-37 minutos de duración cada uno.

Capítulo 1: ¡Fue un asesinato!

Cuarenta años después de aparecer en el cielo para salvar a la humanidad, Marvelous Man da un discurso que conmociona al mundo… y a sus guardianes de la justicia.

Capítulo 2: Un megalómano mentalmente trastornado

Cuando el crimen y el caos se descontrolan por completo, Knight Hawk comienza a investigar la bala «creada para matar a un dios» y la misteriosa muerte de Marvelous Man.

Capítulo 3: Anubis y cómo aprendí a amar la bomba

Los terroristas de Anubis dejan un rastro de destrucción mientras los líderes mundiales hacen que la guerra nuclear se acerque. Los guardianes sufren dolorosas pérdidas.

Capítulo 4: Puedes adueñarte de la palabra «justicia»

Mientras el público pierde la fe, los interrogatorios de Knight Hawk destapan más secretos ocultos de los guardianes. Saltan chispas entre Speed y Awesome Man.

Capítulo 5: Cuando los guardianes se enamoran

Una visita a la guarida de Golden Goddess deja descolocado a Knight Hawk. Motion Blur tiene información impactante sobre la bala «creada para matar a un dios».

Capítulo 6: La vergüenza es menos intensa que la ira

Knight Hawk averigua más datos sobre la vida secreta de Marvelous Man… y la verdad sobre su muerte. La droga Mellow Devil causa estragos en las calles.

Capítulo 7: La cercanía al poder corrompe más que el propio poder

Armado con la verdad, Speed se apresura para detener una catástrofe. Knight Hawk y Awesome Man se enfrentan a unas terribles decisiones por «el bien común».


¿Qué te ha parecido la serie?

Los guardianes de la justicia

3.5

Puntuación

3.5/10

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: