Crítica de ‘El joven Wallander: La sombra del asesino‘: Mejorando lo presente

Las críticas de David Pérez «Davicine»:
El joven Wallander: La sombra del asesino

En esta historia sobre los orígenes del popular personaje, el joven Kurt Wallander se enfrenta al caso de una misteriosa y horrible muerte aparentemente vinculada a una incendiaria noticia nacional que fue uno de los primeros casos de Rask en Malmö. Adam Pålsson vuelve a encabezar el reparto de El joven Wallander: La sombra del asesino, dirigida por Jens Jonsson y Mani Maserrat, y que cuenta también en el reparto con Leanne Best, Yasen Atour, Tomiwa Edun y Ellise Chappell. La segunda temporada de la serie se estrena en Netflix el 17 de febrero de 2022.

Netflix acierta reimaginando un personaje

Si algo no se puede discutir a Netflix, es que sabe lo que el público quiere, y aunque a veces lleguen a la plataformas producciones que no entendemos cómo han llegado hasta ahí, es cierto que en general tiene series y películas con las que captar la atención del gran público.

Dentro de su afán por rellenar catálogo, una de las cosas que mejor hace es adquirir los derechos de novelas para que cobren vida en la televisión, al igual que coger el testigo de series antiguas y adaptarlas a nuestro tiempo con acierto. En esa categoría bien podríamos encajar El joven Wallander, que estrena ahora su segunda temporada bajo el título El joven Wallander: La sombra del asesino.

Para nadie será desconocido Henning Mankell (1948-2015), novelista y dramaturgo sueco reconocido internacionalmente por su serie de doce novelas negras sobre el inspector Kurt Wallander, considerado como el alter ego de Mankell. Wallander fue presentado originalmente como inspector de policía en la pequeña localidad de Ystad, cerca de Malmö, en el sur de Suecia. Este melancólico y simpático policía protagonizó toda una serie de novelas negras que han alcanzado gran notoriedad internacional.

Tal fue el éxito de esas novelas, que acabó convirtiéndose en una serie de televisión sueca, Wallander, emitida entre 2003 y 2013, y protagonizada por Krister Henriksson. La serie no estaba basada en los libros de Mankell, sino en historias escritas por el propio escritor y otros guionistas, estando solo 2 de los 32 capítulos basados en sus novelas, que incluso uno de ellos llegó a las salas comerciales. Pero a diferencia de la serie sueca, sí que se basaron en las novelas para la serie de televisión británica Wallander, emitida originalmente entre 2008 y 2016, y protagonizada por el ahora en boca de todos gran actor (e impecable cineasta) Kenneth Branagh.

Con estos antecedentes era raro que no retomaran las aventuras del personaje y, para sorpresa de todos, Netflix estrenó El joven Wallander, contando los orígenes de este personaje repleto de humanidad y de sensibilidad cotidiana, aunque mostrando su juventud en la actualidad, pudiendo contar historias más cercanas y casos más próximos a lo que vivimos en nuestros días. A pesar del cambio de época, lo que no ha cambiado es el personaje, y vemos cómo evoluciona de un novato en la primera temporada, a alguien más maduro en esta segunda temporada que ahora se estrena y en la que sigue teniendo que desentrañar complejos asesinatos.

Asentando las bases del personaje

Tras esta larga introducción para explicar cómo hemos llegado hasta aquí, ya puedo centrarme en El joven Wallander: La sombra del asesino, la segunda temporada de esta serie ambientada en la Suecia actual, en la que Kurt Wallander va a la deriva, inseguro ante su futuro tras dejar la policía. Cuando el nuevo inspector jefe, Samuel Osei, toma el liderazgo, le ofrece reincorporarse a la brigada de Delitos Graves. Wallander acepta y le asignan lo que parece un caso sencillo: un atropello con fuga a las puertas de una discoteca.

Sin embargo, no todo iba a ser tan fácil y, cuando se descubre que la víctima está vinculada a un caso de asesinato investigado por su compañera en el departamento de policía Frida Rask hace ocho años, Wallander sospecha que ese incidente es más complejo de lo que parece. Resuelto a averiguar la verdad, se niega a abandonar la investigación, incluso cuando esta lo conduce hasta quienes podrían acabar con su carrera en un santiamén.

Un salto de calidad

La primera temporada de El joven Wallander cumplía simplemente con lo que se esperaba de ella. Era un thriller sueco, y por lo tanto gustaba a quienes disfrutamos viendo cualquier serie policíaca de las que encajan en el llamado «noir nórdico». Pero quizá, por centrarse en un personaje joven del que debían sentar las bases, al igual que estar influenciada por las grandes novelas y series que tenía a sus espaldas, parecía que no llegaba al nivel que todos confiábamos ver.

Tampoco encajaban todas las piezas en esa primera temporada, pues la historia despistaba algo al espectador, dado que no se sabía bien si querían centrarse más en ser un drama criminal o bien si optaban por dar más peso a la crisis de inmigrantes en Suecia. Por suerte, la segunda temporada corrige ciertos problemas y realmente nos adentra en un misterio que desentrañar con toda la esencia de los thrillers nórdicos que tanto nos gustan.

El joven Wallander: La sombra del asesino relega a un segundo plano cualquier cosa que nos pueda despistar a favor de un caso más coherente y atractivo, pero también han optado por un desarrollo de personajes más sólido para quienes regresan. Dentro de ese desarrollo hay que destacar el del propio Wallander, pues continúa justo donde lo dejaron en la primera temporada, y vemos como la desilusión da paso a las ganas por ser él quien lleve las riendas de su vida y resuelva lo que cree que falla en la policía.

Personajes más desarrollados y un guion más solido

No es bueno hablar demasiado del caso central de la serie pues, con tan sólo seis episodios, raro sería no desvelar nada que elimine la sorpresa, pero si que se debe destacar que se trata de un guion sólido, donde no sólo nos enganchan con el caso que debe resolver Wallander, sino también con las subtramas personales de los diferentes personajes.

Mientras que la primera temporada servía para conocer a los diferentes miembros del departamento de policía en el que trabajaba Wallander, esta segunda temporada ya tiene margen para poder mostrarnos nuevos conflictos alrededor de los personajes, y las motivaciones de algunos de ellos, dejando claro que la nueva línea de trabajo del departamento es evitar que sea tan impulsivo y emocional.

Wallander sigue siendo un policía idealista que debe lidiar con sus emociones para no saltarse demasiado las normas, per también debe ser capaz de equilibrar su estado mental a casusa de lo acontecido en la primera temporada con sus nuevas responsabilidades en el hogar, al irse a vivir en pareja. Esa nueva faceta personal sirve para estabilizar en parte su vida mientras lidia con un complejo caso, y equilibra la tensión y el drama en cada episodios, gracias también a las buenas interpretaciones de su reparto, encabezado por Adam Pålsson.

El joven Wallander: La sombra del asesino es una serie corta y de gran ritmo, capaz de mantenernos enganchados a sus seis episodios con una combinación perfecta de misterio, gran ambientación y buenas interpretaciones, guardándose en la manga algunas sorpresas para que el espectador disfrute aún más. Sin duda alguna, esperamos con los brazos abiertos una tercera temporada.


Listado de episodios de ‘El joven Wallander. La sombra del asesino

La serie El joven Wallander. La sombra del asesino (es decir, la segunda temporada) está compuesta por 6 capítulos de entre 37-45 minutos de duración cada uno.

Episodio 1

Tras plantearse dejar el cuerpo policial, Kurt recibe la tarea de identificar a la víctima en un simple caso de atropello con fuga que termina siendo mucho más complejo.

Episodio 2

La muerte de Elias Fager se hace pública gracias a una filtración que enfurece a Osei, el nuevo inspector jefe. Reza revela su resentimiento hacia Kurt.

Episodio 3

Asuntos Internos tiene preguntas difíciles sobre el interrogatorio que Rask le hizo a Elias hace ocho años. Kurt descubre que una testigo no está diciendo toda la verdad.

Episodio 4

Después de otro asesinato, Osei decide echar a Rask del caso. Kurt empieza a trabajar con un nuevo compañero para seguir un rastro que los conduce de vuelta al pasado.

Episodio 5

Reza plantea una teoría sobre la noche del asesinato que convierte en sospecho a alguien extremadamente cercano… pero siente que Kurt obstaculiza su progreso.

Episodio 6

Cuando las piezas del puzle de dos casos separados por varios años encajan finalmente, los inspectores llegan a conclusiones impactantes sobre un alto cargo del gobierno.


¿Qué te ha parecido la serie?

El joven Wallander. La sombra del asesino

8

Puntuación

8.0/10

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: