Crítica de ’Riverdance: La aventura animada’: Buena música y poco más

Las críticas de David Pérez «Davicine»:
Riverdance: La aventura animada

Tras sufrir una dura pérdida, un niño irlandés y su amiga española aprenden a superar el peligro y el dolor a través del baile gracias a una manada de ciervos mágicos. Dirigida por Eamonn Butler y Dave Rosenbaum, e inspirada en la famosísima obra teatral, Riverdance: La aventura animada cuenta en su reparto de voces en versión original con Pierce Brosnan, Sam Hardy, Hannah Herman Cortes, Lilly Singh, Jermaine Fowler, Pauline McLynn, John Kavanagh, Aisling Bea y Brendan Gleeson. Esta historia inspiradora cuenta con nuevas canciones de Bill Whelan, compositor de Riverdance y ganador del Grammy. La película se estrena en Netflix el 14 de enero de 2022.

Cuando las leyendas cobran vida

En Riverdance: La aventura animada, el joven Keegan ha soportado mucho sufrimiento desde una edad temprana. Perdió a sus padres de pequeño y creció con su abuelo, a quien ama más que a nada. Pero ahora él también ha muerto. Eso deja en manos de Keegan mantener activo el faro para ofrecer seguridad durante la noche. Pero cuando descuida esta tarea, llega la hora del Cazador, que apunta a las astas mágicas del Megaloceros Giganteus.

Anteriormente, este niño irlandés había oído hablar de esta leyenda, pues su abuelo se la había contado una y otra vez. Pero él no quería creerla. Cuando la niña española Moya lo lleva a una cascada muy especial, allí se da cuenta de que hay más en las viejas historias de lo que pensaba antes… Juntos se adentran en el mundo legendario de los Megaloceros Giganteus, y ellos les enseñan que la ‘riverdance’ (danza del río) es un homenaje a la vida.

Para un gran público pero con poco que ofrecer

No es la primera vez, ni será la última, que llegue a Netflix una película claramente orientada para captar la atención de los suscriptores de la plataforma, especialmente de los más pequeños, y conseguir que den al Play elevando el número de espectadores hasta ubicarla entre lo más visto. Por desgracia, no siempre el hecho de ser muy vista implica que tenga calidad, y a pesar de estar destinada a atraer a una gran audiencia, no tiene una trama lo suficientemente coherente como para captar nuestra atención durante su duración.

Los más pequeños tendrán ilusión por ver esta película por el reclamo de los personajes fantásticos que rodean su historia y su animación llamativa. Por otro lado, los adultos llegaremos a ella por basarse en el famoso espectáculo teatral Riverdance, que fue todo un éxito en la década de 1990 y aún a día de hoy continúa acercando la cultura irlandesa a personas de todo el mundo con su baile de claqué sincronizado y la siempre llamativa música celta. Si la música del musical consiguió encandilarnos, al menos Riverdance: La aventura animada no defrauda al contar de nuevo con Bill Whelan al frente de la partitura, quien escribió la música original con la que vendió millones de copias.

Por desgracia, la película no cumple ni para los pequeños de la casa ni para los adultos. No tiene nada de malo querer beneficiarse de la enorme popularidad del musical y convertirlo en una película animada para llegar a un público más amplio, pero la forma de querer hacerlo no es la más adecuada, no funcionando en ninguno de sus aspectos, y puede que sea en parte culpa de haber esperado tantos años desde que estuvo en su punto más alto el éxito de Riverdance.

Bailando sin impacto visual ni una historia a la que agarrarse

El musical original fue toda una atracción gracias a lo llamativo de su espectáculo visual, estando poco acostumbrados a ver este tipo de bailes con la música celta, funcionando como un reloj suizo las coreografías de los bailarines, pero este tipo de evento se prestaba poco a dar el salto a la animación, pues no tiene el mismo impacto verlo recreado con personajes animados, quienes, ciertamente, pueden hacer cualquier cosa que el programa informático les diga que pueden hacer.

Para poder realizar una película (animada o no) es necesario tener una historia que contar, y eso es algo que no tenían de base con el musical, dado que no era más que un repertorio de bailes repletos de elementos folclóricos clásicos. Por eso, Riverdance: La aventura animada ha tenido que idear una historia que poder mezclar con todo el folclore original, pero nada tiene sentido, y lo que se han inventado es cuanto menos incoherente y no se salva ni con los números musicales que tenemos cada poco tiempo.

Riverdance: La aventura animada es otra producción animada más con poco que aportar, de esas que llegan a Netflix para contentar a cierto público que disfruta con una película animada repleta de números musicales y no exige que tenga una narrativa coherente ni una historia que contar.


¿Qué te ha parecido la película?

Riverdance: La aventura animada

4.5

Puntuación

4.5/10

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: