Crítica de ‘Culpable‘: Tensión telefónica en el remake de la danesa ‘The Guilty‘

Las críticas de David Pérez «Davicine»:
Culpable

Un inspector de policía degradado a operador de emergencias intenta salvar a una mujer que llama aterrorizada en un desgarrador día de revelaciones y ajustes de cuentas. Culpable es un thriller de Antoine Fuqua (Training Day) y el guionista Nic Pizzolatto (True Detective), con Jake Gyllenhaal, Ethan Hawke, Riley Keough, Peter Sarsgaard, Christina Vidal Mitchell, Paul Dano, Eli Goree, Da’Vine Joy Randolph y David Castañeda. La película se estrena en Netflix el 1 de octubre de 2021.

De tal palo…

Es fácil conseguir realizar una gran película cuando se trata de un remake de una producción que conquistó a crítica y público, y tan sólo han cambiado el reparto, pues casi todo lo demás es idéntico plano a plano. Culpable es el remake realizado en Hollywood de la película danesa The Guilty, que se alzó con el Premio del público en el Festival de Sundance y fue seleccionada por Dinamarca como representante en la carrera de los Oscar. En nuestro país se presentó en la 63 Seminci de Valladolid donde fue galardonada con el Premio Miguel Delibes al Mejor Guion, además de alzarse con el premio a Mejor película por la asociación de medios online Blogos de Oro.

En Culpable, la acción de la película transcurre a lo largo de una mañana en una centralita del servicio de emergencias. El operador Joe Baylor (Gyllenhaal) intenta salvar a su interlocutora, que parece estar en grave peligro. Pero pronto descubre que las cosas no son lo que parecen y que solo tiene una escapatoria: afrontar la verdad.

Tal y como sucediera con la original, la trama puede sonar poco impactante, pues todo acontece dentro de la oficina del servicio de emergencias, pero mantiene el mismo nivel de perfección que la versión danesa para llevar una historia como ésta, que te atrapa y te hace contener la respiración, pero vista en todo momento desde las reacciones del policía. No hace falta ver a la víctima, ni los acontecimientos de su búsqueda en las carreteras del país, tan sólo necesitamos ver las reacciones de Jake Gyllenhaal, quien se diferencia del actor que interpretó este papel originalmente, el impasible Jacob Cerdegren, que mostraba muchas menos emociones que Gyllenhaal.

Limitaciones que abren el horizonte

Antoine Fuqua ha jugado con las mismas bazas que manejó el joven y debutante director Gustav Möller, y ha trabajado con las limitaciones que la puesta en escena tiene. Möller nos deleitó con una clase magistral de minimalismo llevado al límite, de la que era imposible apartar la mirada a pesar de estar viendo todo el tiempo lo mismo, pues lo realmente importante llegaba a nuestros oídos. Fuqua no ha tenido que aportar demasiado, y no se nota en ningún momento su sello personal, centrándose básicamente en realizar la misma película con otro actor protagonista, otro trasfondo (en este caso los incendios que ha sufrido California) y cambiar las voces de quienes hablan con Gyllenhaal por teléfono.

Vivimos en primera persona los intentos de Joe Baylor por coordinar las persecuciones policiales para atrapar al vehículo sospechoso, su búsqueda de ayuda externa la cual pueda ser dirigida por él y sirva de ojos en el exterior, aunque como a él le sucede, nunca vemos más allá de su pequeña pantalla de ordenador y las localizaciones de GPS de los diferentes teléfonos con los que habla.

Jugando con el espectador

Culpable juega con nosotros, y no sabemos más de lo que nos quieren contar, al igual que sucede con el protagonista, de la misma forma que tampoco vemos más personajes implicados en la acción que el operador Joe Baylor, pero gracias a la interpretación de Gyllenhaal, que nunca defrauda, podemos ir componiendo un mundo tridimensional en el que casi ponemos rostro a todos los implicados, e incluso nos hacen ponernos en la piel de la mujer que realiza la llamada y sentir su sufrimiento.

Acostumbrados como estamos a vivir en esta era digital donde todo es accesible al momento, podemos comunicarnos con nuestros amigos a través de videollamadas y ver todo lo que nos rodea en las redes sociales, da gusto que la película deje espacio a la imaginación, pues parece que estemos ante una película más atemporal donde lo más moderno que vemos es la geolocalización y lo más visual que conseguimos del caso es a través de nuestra forma de componer la imagen.

Culpable repite los esquemas seguidos por la original, jugando con nosotros e introduciéndonos en su peculiar juego del gato y el ratón, permitiéndonos avanzar en esta búsqueda al mismo ritmo que el protagonista, dando como resultado un complejo análisis de lo frecuente que es que realicemos suposiciones sobre otras personas, y cómo con tan sólo unos pocos datos vamos llenando los vacíos de una manera que no siempre es la correcta.


¿Qué te ha parecido la película?

4.4/5 - (10 votos)

Culpable

6.5

Puntuación

6.5/10

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: El contenido está protegido.
A %d blogueros les gusta esto: