Crítica de ‘El estornino‘: Una reflexión sobre la superación del dolor

Las críticas de David Pérez «Davicine»:
El estornino

Tras sufrir una pérdida, una mujer se las tiene que ver con un pájaro peleón que se ha apoderado de su jardín… y un marido que no encuentra la forma de seguir adelante. Dirigida por Theodore Melfi (Figuras ocultas, St. Vincent), El estornino está protagonizada por Melissa McCarthy, Chris O’Dowd, Kevin Kline, Timothy Olyphant, Daveed Diggs, Skyler Gisondo, Laura Harrier, Rosalind Chao, Kimberly Quinn, Loretta Devine y Ravi Kapoor. La película se estrena en Netflix el 24 de septiembre de 2021.

Superando el dolor

Después de sufrir una pérdida, una pareja gestiona de manera muy diferente el dolor. Lilly (Melissa McCarthy) se las tiene que ver con un pájaro muy territorial —el estornino— que le disputa la posesión de su jardín. Esta batalla tan peculiar se convierte en una curiosa vía para procesar la tragedia y despierta en ella el valor para reparar sus relaciones y redescubrir su capacidad de amar. Por su parte, el dolor se apodera de Jack (Chris O’Dowd) e ingresa en una clínica psiquiátrica.

Durante una de las sesiones en la clínica donde está ingresado Jack, sugieren a Lilly que debería ver a un terapeuta local, Larry (Kevin Kline), después de que sospechen que ella no está realizando de forma correcta su propio proceso de duelo. Pero no mencionan a Lilly que Larry dejó la psicología hace mucho tiempo para convertirse en veterinario, lo que generará situaciones de lo más peculiares, pero también una forma de ayudar a Lilly en su aceptación de la pérdida.

Un gran guion llevado a la pantalla

Lo que podría ser una película sencilla, de las típicas que que podemos ver en plataformas, con un reparto conocido como principal reclamo, se convierte en una película que aporta mucho más, pues los temas que trata la convierten en una película muy compleja.

Theodore Melfi tiene un don para dirigir películas en las que se ponen a prueba a personajes femeninos de todas las clases y condiciones, y así ya hemos visto en su filmografía películas sobre mujeres que deben lidiar con sus respectivas vidas amorosas como Winding Roads, o la historia de un equipo de matemáticas afroamericanas que desempeñaron un papel vital en la NASA durante los primeros años del programa espacial de EE. UU. en Figuras ocultas. Ahora consigue trasladar a imágenes un complejo guion de Matt Harris.

McCarthy y Kline mejoran cualquier producción

En El estornino el cineasta Theodore Melfi debe lograr que un personaje tan peculiar como Lilly sea creíble, y lo logra, sobre todo gracias a un gran trabajo de casting. Tenemos a Melissa McCarthy ofreciendo, como nos tiene acostumbrados últimamente, una gran interpretación. McCarthy es capaz de emocionarnos y hacernos reír casi de una escena a otra, y si recientemente la hemos visto en Nine Perfect Strangers en un papel complejo, aquí sigue esa estela de necesitar tratamiento para poder convivir con todo lo que tiene que soportar por un trauma del pasado. Pero es tan increíble McCarthy que rápidamente nos olvidamos de su último trabajo y solo vemos a Lilly en pantalla.

McCarthy y Chris O’Dowd son quienes realmente hacen que la tragedia que han padecido se sienta real y nos meten de lleno en su dolor, e incluso ambos podrían haber exprimido aún más el dramatismo si la película se lo hubiera exigido, pero equilibran de forma sobresaliente el drama con momentos más distendidos por exigencias de guion. Ambos son capaces de manifestar su ira, el resentimiento hacia si mismos, y la tormenta emocional que surge cuando se juntan, y es que estamos ante un matrimonio que se está hundiendo de forma desgarradora por el dolor que sienten.

Cabe destacar la presencia de Kevin Kline como un terapeuta reacio, alguien que también ha tenido que rehacer su vida y reciclarse por problemas en el pasado, o al menos nos insinúan una historia de fondo que le da profundidad a su papel, aunque también es el personaje con más clichés. Gracias a sus escenas con McCarthy nos dejan clara la importancia de la comunicación y el acercamiento, pero también las consecuencias de no hacerlo.

Con estos tres grandes actores en roles impecables, choca la presencia de Timothy Olyphant como alivio cómico, lo cual no viene mal para que no nos saturen de dramatismo, pero en muchas ocasiones sus escenas son una distracción.

El estornino es una película filosófica que hay que ver sabiendo lo que se va a ver, pues no serán pocos los espectadores que lleguen a la película pensando que será una película entretenida con una gran actriz cómica al frente del reparto, pero esta película requiere de cierta paciencia. Si se tiene paciencia, nos vemos recompensados por una tierna y emotiva historia, con un gran reparto, y una dirección sobresaliente que demuestra que se puede lograr llevar un gran guion a la pequeña pantalla.


¿Qué te ha parecido la película?

4.5/5 - (18 votos)

El estornino

7

Puntuación

7.0/10

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

2 comentarios en «Crítica de ‘El estornino‘: Una reflexión sobre la superación del dolor»

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: El contenido está protegido.
A %d blogueros les gusta esto: