Motorzombis: Zombis, psychobilly y mucho amor por el cine

Uno de los eventos más esperados del Festival de Sitges es, sin lugar a dudas, la Zombie Walk. Amigos, parejas, familias con churumbeles y frikis en general se reúnen para sustituir su zombizidad tecnológica por otra más “romeriana”, transformándose en las combinaciones más extravagantes de personajes populares con el mito zombi. Es una gran, gran fiesta, te lo pasas en grande, pero termina muy temprano. ¿Qué se puede hacer si quieres continuarla? ¡Pues ir al tradicional concierto de Motorzombis!

Hablar de Motorzombis es hablar de Dani Moreno, cantante y guitarrista y responsable de Chaparra Entertaiment, productora que está tras cortometrajes como Martians go home! (protagonizado por Alaska) o El ataque del pene mutante del espacio exterior, y artífice de los últimos y molongos videoclips de Def con Dos, Los Mambo Jambo y Los Tiki Phantoms, entre otros muchos. Si habéis visto cualquier producción de Chaparra habréis apreciado el gran amor que tiene por la estética ochentera y al cine de género en particular. Pues bien, todo este amor lo traslada y multiplica a la máxima potencia en la música y la estética de Motorzombis. Ir a un concierto de estos cuatro “taraos” es ir a una fiesta ochentera, es ser inevitablemente poseído por el demonio del psychobilly, es mover las caderas en contra de tu voluntad aunque las tengas soldadas a la columna vertebral (como es mi caso).

Motorzombis es el histrionismo, la pantomima, la opereta. Motorzombis es Diana deglutiendo la rata, es Paul Naschy convirtiéndose en hombre lobo, es He-man alzando la espada. Motorzombis es el retorno nostálgico a mi infancia. Pese a no ser consumidor de rockabilly estos muchachos me flipan.

Sobre las 23:30, con la sala New Rickys casi petada, empezó a sonar una intro muy en la onda The guest o Drive, y los cuatro zombis hicieron acto de presencia. De inmediato descargaron “Risa maléfica”, un temazo cuyo videoclip os reto a que lo veáis sin reíros. ¡Para mi es imposible! Continuaron con otros bombazos homenajeantes como “Pesadilla en Elm Street”, “Splatterhouse”, “2000 maniacos” o “¡Estan vivos!”.

Los momentos bailongos y electrizantes vinieron con “Nacido en los 80” y “Monster Squad”, mientras que el romanticismo tomó catas estratosféricas con “Oh, Diana!”, homenaje zoofílico a la lagarta más caliente del espacio exterior. Seguidamente Randy Goreman, cantante y guitarrista (a.k.a. Dani Moreno), se permitió el lujo de aconsejarnos: “Si viajais al futuro nunca, jamás, por muy atractiva que sea, os folléis a vuestra madre. Esta canción es “Fuck to the future””.

El punto y final lo pusieron “Gremlins vs Critters”, “Goremageddon”, “Horror Express” y “Booba”, dejándonos a los asistentes con dolor muscular y ganas de mucho más.

Si sois fans del cine de género no podéis perderos a Motorzombis. Da igual qué estilo de música os guste, estos cuatro tipos tienen la habilidad de engancharte y hacerte bailar incluso si no quieres. Diversión, música y amor por el cine. ¿Puede haber un plan mejor?

También te puede interesar

Deja un comentario