‘Mr.Arkadin’, un actor clásico para una película menor

Las críticas de Manuel M: ‘Mr.Arkadin’

Hay películas cuyo máximo valor es que su protagonista, actor o director es un personaje mítico en la historia del cine. Y, en el caso de Mr.Arkadin, dicha sentencia se cumple con creces. Escrita, dirigida e interpretada por Orson Welles, la película es un claro ejemplo de que no siempre un nombre famoso es sinónimo de gran película. Aunque en su creación, allá por el año 1955, Welles tuvo que sortear bastantes dificultades, y el metraje que aparece no era el que él quería, eso no obsta para decir que estamos ante una de las películas menos atractivas de Orson Welles. Con un guión que no ha resistido el paso del tiempo, un empleo de la cámara bastante pobre, y unos personajes que no convencen, Mr.Arkadin es una obra que sólo los más fanáticos seguidores de Orson Welles pueden visionar de una sola vez.

La trama parte de una idea interesante: Un aventurero americano, Trebitsch,busca seducir a la hija de Gregory Arkadin (Orson Welles), un multimillonario que vive recluido en…Segovia. Cuando es descubierto por el padre, éste le encarga que investigue su propio pasado, pues es incapaz de recordar más allá de determinada fecha, y solo está seguro de su nombre. A partir de ese momento Trebitsch se embarca en un periplo aventurero, recabando información, y datos, dándose cuenta, demasiado tarde, de que al hacer eso se está poniendo a sí mismo en graves aprietos.

Se rodó en España, principalmente, y tiene a Segovia como una de las principales localizaciones. El Alcazar sirve en la película como castillo de Arkadin, y es curioso ver cómo presenta Welles una procesión de Semana Santa, de la postguerra. Se rodaron dos versiones, una española y otra internacional, que se arreglaron precipitadamente, y el resultado se convirtió en una obra que no tiene nada que ver con lo que quería Welles. El guión tiene fuertes influencias de Ciudadano Kane. En ambos casos estamos ante un personaje poderoso, con un pasado desconocido, y una búsqueda por parte de un tercero.

Planos cortos, especialmente de rostros, bailes de cámara, secuencias rápidas y confusas, que desconciertan al espectador, personajes que entran y salen de escena sin que sepamos nada…en definitiva, una obra menor que agradará a los aficionados al cine de autor, pero que al espectador ocasional aburrirá y confundirá.

Es una edición sencilla, en estuche de plástico, con el DVD de la película. Su único extra es un pequeño documental titulado “Reflexiones sobre Mr.Arkadín, por Alejandro G. Calvo“, de 14 minutos, interesante por la información que aporta, pero que no termina de hacer más llevadero el visionado de la película.

La película está publicada por Avalón, y puedes encontrar más detalles aquí.

También te puede interesar

Deja un comentario