Gru: Es bueno ser el villano

Las críticas de Manuel M: Gru, mi villano favorito

…por que ser el malo de la película mola. Aunque no tanto como se esperaba, tengo que decir, que el planteamiento de Gru es bastante bueno. Un villano de profesión, que, para poder recuperar el arma fundamental necesaria para su próximo “trabajo”, tiene que adoptar a tres niñas huérfanas de las Girl Scouts, y que terminará convirtiéndose en un verdadero padre para ellas.

La película es bastante original, muy divertida, y con personajes realmente inolvidables. Los pequeños ayudantes amarillos (minions) de Gru son realmente divertidos y entrañables. Sin duda van a inspirar alguna otra película, o, quizás, la secuela, porque son de lo mejor de la película, sin duda. Por alguna razón, me han recordado a los petisos carambanales de Super López, pero infinitamente más gamberros. Son un recurso muy práctico para los momentos cómicos ligeros de la película, y permiten que sucedan cosas “increíbles” que Gru no puede hacer, dando más realismo al personaje principal. Lo malo es que, en general, no da la sensación de que Gru sea realmente un villano, sino simplemente un niño travieso que disfruta con enormes trastos que estallan. Su ayudante, Nefario, es bastante interesante, porque él es en realidad el inventor que le proporciona todos los maravillosos cacharros con los que Gru lleva a cabo sus fechorías. Además es un ladrón serio, “adulto”. Tiene una meta en mente y no dudará en llevar a cabo cualquier acción para poder cumplirlo, por cruel que sea, incluso contra los deseos de Gru.Él sí que da la impresión de ser el villano del título.

La película es obviamente para niños, pero los mayores disfrutarán mucho también con descubriendo, mediante flashbacks, los motivos que llevan a Gru a querer cometer el robo más importante de la historia, y con el que sin duda se sentirán en parte un poco identificados. Es realmente un malo entrañable, al que podemos poner tan solo el “pero” de que no es tan villano como querríamos. Cierto es que estamos ante una película de niños, pero se echan en falta más momentos “malvados”, o, al menos, gamberros, de Gru, para que se convierta en un villano.

En resumen, una película que los niños disfrutarán y los padres podrán ver con cierto interés, entretenida, bien construída, pero que no me termina de enganchar tal y como podrían haberlo hecho otras de dibujos animados. Es bastante buena, pero le falta un pelín de encanto.

Que aproveche

También te puede interesar

Deja un comentario