55 SEMINCI: Segunda jornada (III). Crítica de ‘La mosquitera’

Las críticas de David P. “Davicine”: La mosquitera

Agustí Vila nos presenta una historia sencilla pero llena de secretos en el seno de una familia acomodada que vive dentro del pequeño mundo que ha construido a su medida. En ella, Vila nos desgrana a los diferentes miembros de la familia en una lucha para encontrarse a si mismos y encajar en una realidad en la que no se encuentran cómodos.
El cabeza de familia es Miquel, interpretado por Eduard Fernández, un hombre reprimido casado con Alicia (Emma Suárez), una ilustradora de libros con el corazón roto y sin ilusiones por vivir. Ambos comparten casa junto con su hijo adolescente Luis, lo cual no quiere decir que vivan juntos, en el apartado sentimental al menos, pues la convivencia la realizan con una gran sobreprotección sobre Luis, permitiéndole introducir en su casa todo tipo de animales, con tal de creer que así será más feliz, pero sin tener entre ellos la relación que todos tenemos en la mente de familia.

Ahora bien, con esos personajes bien definidos, Vila también nos presenta a la hermana de Alicia, interpretada por Anna Ycobalzeta, a quien le cuesta educar en solitario a su hija, y nos muestra una relación de sobreprotección y maltrato donde es incapaz de distinguir cuando ha cruzado la linea. Y para completar un reparto excepcional, los padres de Miquel, interpretados por Fermí Reixach y Geraldine Chaplin, destacando el gran trabajo de Chaplin como enferma de alzheimer, sin necesidad de mediar palabra para llenar la pantalla de sentimientos, así como la criada de la casa, a quien da vida la joven Martina García, y que nos muestra hasta donde es capaz de lelgar una mujer por salir adelante en una época tan difícil para una madre soltera.
A través de todos estos personajes nos encontramos un auténtico drama a nivel de historia, pero aderezado con dosis de humor, a través de escenas tan peculiares como pintorescas, que permiten un desahogo al espectador entre tanta relación extraña que se muestra.
Una película que bien podría decirse que se trata de un drama psicológico, por las situaciones que presenta, repleta de toques realistas para que podamos identificar dichas situaciones como veraces, y que, llegando al extremo en las mismas, podemos comprender que puedan llegar a suceder.
Destacar el papel de Emma Suárez, en uno de los retos más importantes que ha podido encontrarse en su carrera, y no sólo por la parte interpretativa, sino por la dificultad añadida de tener que aprender catalán para rodar la película, donde ella debe llevar al límite a su personaje, pero sin que caiga en una locura irreal. 
La mosquitera es, en sí, una película repleta de personajes neuróticos, obsesionados con las minucias y sin caer en la cuenta de la realidad, que, tratada desde un punto de vista cómico, se convierte en una llevadera cinta que nos traslada a la inverosímil relación familiar entre los personajes, y dejando leer entre líneas mucho más de lo que se muestra. 

También te puede interesar

Deja un comentario