Sitges 2015. Día 5: ‘I am a hero’, ‘Tag’, ‘The dead room’, ‘Some kind of hate’, ‘Coin locker girl’ y ‘The assassin’

Quinto día de festival. Al despertarme descubrí que las nubes tapaban el sol ¡Bien! ¡No more wet sobaco! Salí más que contento de mi loft porque el sol no me quemaba el cartón, la brisa acariciaba mis pobladas cejas, y mi plan del día era perfecto: seis películas. Y ya esta. Sin preocuparme por llegar a tiempo a ninguna entrevista, sin tiempo para aburrirme. Pero la fatalidad se posaba sobre mi again: ¡Lluvia! ¿Por qué, señor? ¿Por qué fastidias mi día perfecto? ¡Odio la lluvia! ¡Odio que se me mojen las pies! ¡Odio que las gotas recorran mi espina dorsal y se alojen en la raja de mis posaderas! Pero bueno, hay que ser positivo. La taurina es mi amiga, la taurina es la felicidad…
1/6: The dead room, prometedora película de casas encantadas dirigida por Jason Stutter. Las promesas se pueden cumplir o no, y ésta no se cumple. Pese a tener una premisa interesante (aunque tópica: dos cazadores de fantasmas y una medium tratan de limpiar una casa de fantasmas) y unos personajes tridimensionales (bueno, el personaje de la medium es bastante tópico), los momentos de tensión nunca llegan a culminar. Además, el final con un giro que pretende ser sorprendente, pero acaba siendo desorientador y defraudante. No obstante es una película entretenida, con ramalazos cómicos y una atmósfera bien creada. Es interesante ver el choque entre el mundo espiritual de la medium y el científico del cazafantasmas más veterano (que acaba siendo el más divertido). En definitiva, The dead room no se convertirá en un clásico, pero se hace entretenida de ver.

Sitges 2015. Día 5: 'I am a hero', 'Tag', 'The dead room', 'Someking of hate', 'Coin locker girl' y 'The assassin'
2/6: Some kind of hate, la película que podría haber sido el estandarte de las víctimas del bullying pero no lo es. En ella somos testigos de la historia de Lincoln, un death metalero martirizado por los abusones de su instituto. Un día, cansado de que le midan el lomo, se devuelve como un True Metalhead (bueno, un metalero habría aplastado craneos. En este caso solo araña una mejilla con un tenedor. Tope creepy) y acaba en un reformatorio, donde vuelve a ser victima de bullying. Entre sollozos desea la muerte de sus asaltantes, despertando el espíritu de una antigua reclusa que se convertirá en su genio de la lámpara criminal.
La película empieza muy bien. Tenemos al personaje debil que parece que se fortalece a medida que vence sus miedos, y ademas cuenta con la inesperada ayuda de una reclusa guapetona que le anima a seguir luchando. Parece que vayamos a ser testigos de la típica (pero muy molona) película de veganza, al estilo Rape&Revenge pero con protagonista masculino. Pero no, en la segunda mitad del film empiezan a morir personas a manos de un espiritu emo. Y ya esta. No hay misterio, porque a poco avispado que seas ya deduces que esta indidivua es una antigua reclusa que fue victima de bullying y que se ha convertido en una especie de castigadora de abusones. No hay mayor interes en la película, sino mas bien lo contrario: deseas que se acabe para seguir con tu vida. No hay juegos psicológicos (podrían dejar en el aire la duda de si es Lincoln el que mata, pero se escuda en un personaje inventado por él mismo), no hay misterio, no hay terror. Te muestran abiertamente al antagonista, y eso no mola. Además, las reacciones de los personajes son poco lógicas, las subtramas carecen de interes y ni siquiera salen pechos. En definitiva, ver Some kind of hate es perder hora y media de tu vida.
Sitges 2015. Día 5: 'I am a hero', 'Tag', 'The dead room', 'Someking of hate', 'Coin locker girl' y 'The assassin'
3/6: ¡Una película molona! Tag me ha reconciliado con el cine asiático. Es un film que podría haber escrito y dirigido David Lynch, pero que en su lugar lo ha hecho el polifacetico Sion Sono. La película juega con la torsión del espacio y del tiempo y con la lógica del espectador. Es una pelicula que engancha, tramendamente divertida, surrealista y trepidante. Los golpes de efecto se suceden sin que el espectador pueda preveer que pasará, lo cual es de agradecer.
No obstante, tiene un enorme fallo para mi gusto: se le da una explicación lógica a todo lo que ocurre. Podrían haberse ahorrado este detalle y el espectador no se lo habría recriminado. No merece una explicación lógica, se podrían amparar en el legado de Lynch y hubieran salido por la puerta grande. O, al menos, buscar una explicación menos absurda y con más lógica dentro del mundo en el que trasncurre la acción. Pero tambien es cierto que la explicación dada sirve para denunciar el lugar de la mujer en la sociedad japonesa, el trato general de objeto que se le suele dar. Así pues, no hay mal que por bien no venga. En definitiva, Tag es una película enorme, fresca, divertida, con tensión, con gore, con risas… ¡Vedla!
Sitges 2015. Día 5: 'I am a hero', 'Tag', 'The dead room', 'Someking of hate', 'Coin locker girl' y 'The assassin'
4/6: Coin locker girl es un thriller surcoreano que bebe de los thrillers asiáticos de los últimos años. Películas como I saw the devil u Oldboy te vienen a la cabeza al seguir la historia de Il-young (Uno Cero, en Coreano), una joven que fue abandonada nada más nacer en la taquilla numero 10 de una estación. Tras ser adoptada por un vagabundo, termina siendo vendida a Ma, una mafiosa de Chinatown que le dará un porvenir como matona. No obstante, todo se tuerce cuando Il-young tiene que cargarse a un joven que le hace tilín.
Opera prima del director y guionista Han Jun-Hee, Coin locker girl consigue mantener la atención del espectador durante sus 110 minutos. Consigue crear unos personajes muy interesantes y complejos, especialmente la protagonista y su madre adoptiva. Por fin, los personajes de una película son 100% consecuentes hasta las últimas consecuencias. Las actuaciones de Kim Go-Eun y Hye-su Kim también ayudan a que el dúo principal sea memorable.
La fotografía y el diseño de producción son geniales. Todo es mugriento, feo y sin vida. Solo vemos algo de colorido en la ingenua hermana de Il-young, y en la propia protagonista cuando se enamora del chico que hará que todo se tuerza.
El resto de aspecto técnicos también cumplen, definiendo una película que no se convertirá en un clásico, pero que si que hace pasar un muy buen rato al espectador.
Sitges 2015. Día 5: 'I am a hero', 'Tag', 'The dead room', 'Someking of hate', 'Coin locker girl' y 'The assassin'
5/6: Menudo marrón. The assassin es una película que solo puede gustar a los frikis y nostalgicos del cine nipon de los cincuenta y sesenta, y a los amantes del cine contemplativo. Y yo no soy uno de ellos. Estoy seguro de que  Hou Hsiao-Hsien, su director y guionista, ha creado este film para rendir pleitesía a este tipo de cine, sin más. Desde el argumento (mucho más liviano que el de cualquier film de Kurosawa, pero en la misma onda) hasta el formato en el que se ha grabado (4:3), pasando por los movimientos de cámara, encuadres, fotografía y actuaciones, todo es muy 50’s. De hecho, incluso los primeros minutos de cinta se proyectan en blanco y negro (aunque desconozco si se grabaron así o es fruto de la postproducción). Pese a tener una historia muy simple, resulta dificil de seguir ya que se presentan muchísimos personajes, algunos muy parecidos entre ellos. Además, se dota de relevancia a hechos que, a priori, no resultan importantes (aunque, claro, si no hay argumento con algo tienes que rellenar el tiempo).
Como punto positivo, sus paisajes. Puedes recrearte en las localizaciones donde se han grabado gran parte de las luchas (escenas que, por otra parte, estan bastante mal dirigidas). Como punto negativo, que si no te gusta el cine contemplativo te vas a aburrir.
Sitges 2015. Día 5: 'I am a hero', 'Tag', 'The dead room', 'Someking of hate', 'Coin locker girl' y 'The assassin'
6/6: ¡Llegó el momento! ¡Por fin! ¡Ya tengo una película que recomendar como “La mejor de Sitges 2015“! I am a hero (premiere mundial en Sitges) es la película más divertida, fresca y cañera que he visto hasta el momento. Basada en el manga de Kengo Hanazawa, cuenta la historia de Hideo Suzuki, un dibujante de manga que ve como su mundo se tambalea frente a una pandemia que convierte a las personas en seres sin razón.
Shinsuke Sato dirige una película que supera con creces el manga original. Vence los problemas de ritmo y de creación de personaje que arrastra éste, dotando de un carácter más realista a los protagonistas y otorgando muchísimo más humor al producto final. Contiene escenas de acción muy bien rodadas, unos infectados con un aspecto genuino (nunca se les llama zombies), unos actores (¡Por fin!) no histriónicos, unos diálogos muy graciosos, una estética bella aunque comercial, y un ritmo endiablado.
Como punto negativo, quizá la parte final del film recuerde demasiado a El amanecer de los muertos pero ¿Qué mas da? Cuando llega el climax flipas pepinos, y eso no lo consigue el film de Romero (el de Snyder si, un poquito, pero no al nivel de I am a hero).
En definitiva, si te gusta el cine de genero esta es tu película. Toda la sala aplaudió no menos de quince veces durante su proyección, y eso es señal de que mola mucho. Si le dais una oportunidad no os defraudará.
Tras este peliculón me di cuenta de que había perdido el móvil y me dio la bajona. Busca que busca, pregunta que pregunta, pero nada de nada. Me llamé y daba señal, signo de buena fe de aquel que se lo encontrara. Así que me fui tristón a dormir, con la esperanza de encontrar el móvil al día siguiente, pero con el recuerdo de Hideo alegrando mi corazón.

También te puede interesar

Un comentario sobre “Sitges 2015. Día 5: ‘I am a hero’, ‘Tag’, ‘The dead room’, ‘Some kind of hate’, ‘Coin locker girl’ y ‘The assassin’

  • el 15 octubre, 2015 a las 12:33 am
    Permalink

    Cooomoooo? Película de I am a Hero y me acabo de enterar ahora!!?

    Ganas de verlo, supongo que al ser la peli se ha quedado con las partes mas originales de la saga.

    Por lo que llevo leyendo, el comienzo es muy bueno, luego la parte intermedia es "típica" de este tipo de series de zombies, típica porque aparecen ideas que ya hemos visto en otros sitios.

    PERO la obra maestra, al menos desde mi punto de vista, es a partir del número 150 mas o menos. Ahí introduce un concepto que en mi opinión no se ha visto antes, al menos en una saga zombie.

    No se si la película ha llegado tan lejos pero merece un montón llevar ese concepto al cine.

    Señores suban un trailer por favor!

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *