Crítica de ‘Las aventuras de Moriana’: Cómico costumbrismo murciano

Las críticas de Óscar M.: Las aventuras de Moriana
Se suele decir que la realidad siempre supera a la ficción, y el caso de Las aventuras de Moriana es el mejor ejemplo de cómo la realidad y la ficción se retroalimentan y se complementan de una manera pocas veces vista en el cine.
La película del debutante David Perea demuestra que, con ilusión y amor por el mundo del cine, se puede conseguir poner en marcha (y terminar) una filme que más que ficcionar la realidad, es la representación fílmica de la vida de sus protagonistas, por lo que casi podría considerarse a como una “adaptación al cine”.
La historia de una madre en la bancarrota, sin casa y con tres hijos es el hilo conductor de Las aventuras de Moriana, una comedia muy particular que, a pesar de los localismos y el sentido del humor fuertemente murciano, consigue llegar a cualquier espectador (de la nacionalidad que sea).
El guión provoca tanto carcajadas descontroladas (por la ironía y el absurdo de algunas situaciones) como empatía dramática en el espectador al observar el lado humano de las noticias que rellenan los informativos en esta época de crisis cíclica, donde los desahucios, los despidos y la pérdida de solvencia financiera están a la orden del día.
A pesar de que hay tanto actores profesionales (Terele Pávez, Enrique Villén, Antonio Horta o Geli Albadalejo tienen unas interpretaciones sobresalientes) como actores noveles, la película sorprende por la naturalidad y la calidad interpretativa (con Magdalena Blesa a la cabeza), consiguiendo un nivel bastante homogéneo que deja en ridículo a producciones con mayor apoyo financiero.
La peculiaridad de esta producción (comenzó como una serie de anuncios de televisión para promocionar el restaurante y continuó como una serie de Internet antes de dar el salto a la gran pantalla) es palpable a través de la película, logrando una representación actual de la realidad (no sólo de la región de Murcia), haciendo pública la situación de muchas familias que no tienen recursos para salir adelante y viven el día a día sin ayuda económica o con lo mínimo para sobrevivir.
Aunque esta cruda y dramática realidad sea el trasfondo de la trama, la película se centra en el aspecto cómico, recordando a la saga Carmina de Paco León en el costumbrismo de las escenas o en la “veracidad” de las múltiples historias que se van entrecruzando, protagonizadas por unos personajes a cada cual más surrealista y cómico (aunque siempre tratados desde el respeto y el cariño).
Las aventuras de Moriana es un gran debut para David Perea y, sobre todo, para su protagonista, Magdalena Blesa. Una película donde demuestran que el talento no está reñido con la falta de financiación.

También te puede interesar

4 comentarios sobre “Crítica de ‘Las aventuras de Moriana’: Cómico costumbrismo murciano

  • el 1 noviembre, 2015 a las 5:06 pm
    Permalink

    Pues no estoy nada de acuerdo…costumbrismo del malo, y risa demasiado fácil. Lo siento, pero no sé cómo se ha prestado pávez a participar aquí. Desde mi punto de vista, muy floja. De aquí a dos semanas…olvido absoluto……

    Respuesta
  • el 5 noviembre, 2015 a las 12:29 pm
    Permalink

    Paco Ochoa o como quiera que te llames: no hace falta que inviertas tanto tiempo en poner a parir la peli. Te he leído en “decine21”, en “Filmaffinity”, "el aplomaron" y en varios sitios más firmando con decenas de nombres… El esfuerzo que estás poniendo y las ganas, si las invirtieras en crear algo bonito serías muy grande, porque empeño pones. El estilo y esos molestos puntos suspensivos que derrochas en cada fraseo son una firma muy, muy reconocible. Por no hablar de que todos los comentarios en esta y en otras webs que has posteado son del mismo día y en una horquilla de tiempo totalmente apretada. Por lo menos espacialos un poco,un par cada día, otro mañana, por la mañana, a media tarde… en fin. Suerte en tus proyectos y enhorabuena por tu insistencia.

    Respuesta
  • el 8 noviembre, 2015 a las 8:29 pm
    Permalink

    Tiene mucho de murciana la peli, como la serie, las cosas aquí se hacen en familia, los negocios, la política etc. No todos los murcianos somos tan bastorros y mal hablados, y muchos creemos en un sentido del humor algo más original y fino. Si la serie ya era difícil de tragar, y hasta de entender, la peli no va mucho más allá.

    Seguro que la familia que la hecho se lo ha pasado pipa.

    Una pena que lo murciano siempre tenga que ser recordado de una manera tan burda.

    Respuesta
  • el 9 noviembre, 2015 a las 7:40 pm
    Permalink

    Creo que hay que criticar la película en su contexto, no con los ojos de un debate a lo !que grande es el cine! de Garci. La película tiene alma, ganas y sentimiento. Puede que la comicidad no sea del gusto de todos, especialmente para los no murcianos, pero hay que valorar el trabajo que se ha hecho con actores que no lo son para sacar adelante un proyecto que funde con la realidad, se trataba de el último clavo ardiendo al que se agarra una familia para salir de este atolladero en el que nos han embarcado y en el que nosotros somos los menos culpables. Es cierto que algunos de los gags pueden ser previsibles e incluso pecar de ingenuidad (eso no siempre es malo, da frescura) pero yo me quedo con una impresionante Magdalena que en determinados momentos me emocionó mucho, por su interpretación y por la verdad que le salía por los poros. Fantásticos, claro, los profesionales, Terele, Enrique, Carolo… Pero también muy buen trabajo de dirección de David, una fotografía de mucha calidad. ¡Ah! y magnífico el secundario "ñapas"… En fin, un buen trabajo, no perfecto, pero un buen trabajo ¿alguien más en Murcia se ha atrevido a embarcarse en algo así por un sueño y una situación desesperada?

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *