Crítica de ‘Detective Knight: Redención’: Bruce Willis contra Santa Claus

Las críticas de Daniel Farriol:
Detective Knight: Redención

Detective Knight: Redención (Detective Knight: Redemption) es un thriller de acción estadounidense que está escrito y dirigido por Edward Drake (Apex, Conspiración en Hollywood), basado en una historia de él mismo y Corey Large. La historia continúa donde lo dejó Detective Knight: Sin piedad y sigue los pasos del veterano detective de Los Ángeles que ha sido encarcelado por su violenta venganza y que, en esta ocasión, a cambio de recuperar su placa, será requerido por la policía para atrapar a unos peligrosos delincuentes que actúan disfrazados de Santa Claus y están aterrorizando a la ciudad.

Está protagonizada por Bruce Willis (Glass, Tras la pista del asesino), Corey Large (Las aventuras de Errol Flynn, The Penthouse), Lochlyn Munro (Valara, Margaux), Paul Johansson (Secret Agent Dingledorf and His Trusty Dog Splat, Novel Romance), Beau Mirchoff (Hidden Gems, All Summers End), Miranda Edwards, John Cassini y Mitchell Baker. La película es la segunda parte de una trilogía policíaca sobre el personaje del agente James Knight que se completa con Detective Knight: Sin piedad y Detective Knight: Independence. Se ha estrenado en cines en España de la mano de A Contracorriente Films el día 20 de Enero de 2023. Puede verse en Movistar+ a partir del 27 de Enero de 2023.

La segunda entrega de la trilogía policíaca con la que Bruce Willis se despide del cine

Detective Knight: Redención es la segunda parte de la trilogía que significará la prematura despedida del cine del actor Bruce Willis tras ser diagnosticado de afasia, una enfermedad que le impide ejercer su profesión en condiciones óptimas como ya se evidenciaba con bastante claridad en la primera parte y que se agudiza aún más, si cabe, en esta secuela. La trilogía se centra en las peripecias de un mismo personaje, un veterano y expeditivo policía llamado James Knight que tras los hechos de la primera entrega ha sido encarcelado por tomarse la justicia por su mano. Sin embargo, cuando un grupo de asesinos disfrazados de Santa Claus comiencen a aterrorizar la ciudad, la policía requerirá de sus servicios de «la vieja escuela» para detener a los malhechores.

El guion es igual de aburrido y rutinario que en la primera película, aunque sí se evidencia una clara mejoría en la dirección y puesta en escena por parte de Edward Drake que se muestra más ambicioso en la planificación de los encuadres. Seguimos estando ante un producto de género policíaco de Serie B, pero se agradece que se cuiden más las formas para disimular sus carencias presupuestarias. El director parece volver a inspirarse en los años 90 y, especialmente, en Le llaman Bodhi (Kathryn Bigelow, 1991). Si en la primera entrega los atracadores eran unos jugadores de fútbol americano enmascarados, en esta ocasión, los delincuentes utilizan máscaras con la imagen de Santa Claus, para la tercera espero ver ya a los ex presidentes.

Esa ambientación navideña que luce tan cinematográfica también nos traerá irremediablemente a la memoria la mítica franquicia de La jungla de cristal, protagonizada por Bruce Willis, un cine de acción que parece querer imitar y reivindicar Edward Drake con esta insípida trilogía.

Con Knight casi desaparecido, es Fitzgerald quien recoge el testigo

Uno de los mayores problemas de Detective Knight: Redención es el exceso de verborrea y la falta de acción tan necesaria en un filme de estas características. Es evidente que Bruce Willis no está para muchos trotes y por eso su presencia se reduce a la mínima expresión posible, tanto en el número de escenas como en sus diálogos o interacciones con los demás cuando aparece. Verlo actuar con voz temblorosa y esa escasez de movimientos produce una extraña sensación donde se combina tristeza y admiración.

Pero todo esto no debería ser óbice para que el resto de personajes pudieran tener más movimiento escénico para, al menos, darle vidilla a un guion sin alma donde lo único destacable es el malvado Ricky Conlan «The Christmas Bomber» (Paul Johansson), un terrorista tan majadero como el Simon de Jeremy Irons en Jungla de cristal: La venganza (John McTiernan, 1995). Otra cosa interesante es presenciar la evolución que tienen los distintos personajes que ya aparecían en la primera película de la trilogía. En ese sentido, Fitzgerald (Lochlyn Munro), el compañero de Knight que fue herido y motivó la venganza, será alguien que adquirirá un mayor protagonismo durante esta secuela mientras realiza su investigación desde la silla de ruedas en la que aún se recupera de sus heridas.

En definitiva, Detective Knight: Redención es un policíaco del montón que juega la baza de la despedida de Bruce Willis como truco mediático y que, aún mejorando bastante las prestaciones de la primera entrega, no pueden ocultarse las enormes carencias del guion.


¿Qué te ha parecido la película?

Detective Knight: Redención

4.5

Puntuación

4.5/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
error: El contenido está protegido.
A %d blogueros les gusta esto: