Crítica de ‘Old Henry’: La redención del viejo vaquero

Las críticas de Daniel Farriol:
Old Henry

Old Henry es wéstern estadounidense escrito y dirigido por Potsy Ponciroli (Still the King). La historia versa sobre la figura de un viejo granjero que vive con su hijo en una cabaña aislada. Un día acoge a un hombre herido de bala que lleva consigo una bolsa de dinero, intentando averiguar de si se trata de un forajido o en realidad es una agente de la Ley como el hombre asegura ser. Poco después, aparecerá una patrulla que busca al hombre y viene a por el dinero, asegurando igualmente que son agentes de la Ley en busca del forajido, aunque por su aspecto tampoco parece que digan la verdad. Está protagonizada por Tim Blake Nelson (La balada de Buster Scruggs, Watchmen), Stephen Dorff (True Detective III, Leatherface), Scott Haze (Antlers: Criatura oscura, Wild Indian), Gavin Lewis, Trace Adkins, Richard Speight Jr., Max Arciniega y Brad Carter. La película puede verse en Movistar+ desde el día 5 de Febrero de 2022.

Un wéstern de estética clásica y ritmo crepuscular contemporáneo

Old Henry es un wéstern de cocción lenta y ritmo crepuscular bastante similar al que atesoran otras grandes incursiones recientes en el género como El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford (Andrew Dominik, 2007), Brimstone. La hija del predicador (Martin Koolhoven, 2016) u Hostiles (Scott Cooper, 2017). El director Potsy Ponciroli se mira en el espejo del clasicismo para filmar con soltura una película sobre la redención, sobre la reinvención de los mitos y sobre la necesidad de mirar hacia el futuro con el bagaje de las lecciones aprendidas en el pasado.

La trama sigue a Henry McCarthy, un viejo granjero viudo que vive con su hijo adolescente Wyatt, educándolo de manera estricta en las labores de mantenimiento del lugar al mismo tiempo que busca protegerlo de los peligros que acechan más allá de la granja. La vida tranquila que llevan se verá truncada cuando Henry encuentre a un hombre malherido junto a una bolsa de dinero. Bien sabe que le traerá problemas, pero aún así decide llevarlo a su casa para curarle la herida de bala y descubrir quién es ese hombre. El juego de identidades se extenderá a todos los personajes de la película que dicen ser alguien para ocultar quién verdaderamente son. En realidad, lo hacen todos menos Wyatt que aún es un chico en proceso de conocerse así mismo y crearse una identidad propia. En el caso de Curry, el forajido herido, asegura ser un agente de la ley, lo mismo que los hombres que aparecerán poco después buscándolo. Por su parte, Henry es perro viejo y guarda sus propios oscuros secretos en un rincón de la memoria, así que no se fía de nadie e intentará mantener resguardado a su hijo de la tormenta de violencia que se avecina.

El lejano Oeste siempre cerca

Old Henry maneja bien los tropos básicos del género y encuentra su propio discurso sobre la redención con una pirueta argumental que la emparenta con las viejas leyendas del lejano Oeste. El fotógrafo John Matysiak saca partido a una única localización, la cabaña y los terrenos colindantes, indagando en las tonalidades de gris y tonos oscuros, especialmente en interiores iluminados con candiles y velas, para retratar a ese Oeste crudo y violento que se refleja en las cicatrices de los rostros de los personajes. Los exteriores se filmaron con lentes anamórficas para darle luego una mayor amplitud a los planos generales, pero evitando caer en la idealización estética de los paisajes bellos de otras películas ambientadas en el Oeste, aquí más bien se busca mostrar cierta desolación y aislamiento. También hay algunos flashbacks rodados bajo un halo de luz casi surrealista y metafórica, pero no se profundiza lo suficiente en esas escenas como para que resulten relevantes.

Old Henry es un filme genérico interesante, principalmente durante la presentación del conflicto y los personajes que, aunque no termine de despegar del todo en la parte central del relato, sí que ofrecerá un buen entretenimiento para los nostálgicos del wéstern de toda la vida, incluyendo una secuencia de tiroteo bien coreografiada como colofón final. Además, el protagonista es Tim Blake Nelson, fantástico actor que aprovecha este papel hecho a su medida y que le distancia voluntariamente del icono del vaquero-héroe clásico.


¿Qué te ha parecido la película?

Old Henry

6.7

Puntuación

6.7/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: