Crítica de ‘Antlers: Criatura oscura’: El abismo que nos devora

Las críticas de Daniel Farriol:
Antlers: Criatura oscura

Antlers: Criatura oscura es un filme de terror estadounidense dirigido por Scott Cooper (Hostiles, Corazón rebelde), que también co-escribe el guion junto a Nick Antosca (Nuevo sabor a cereza, Channel Zero) y Henry Chaisson (Servant), adaptando el relato del primero «The Quiet Boy». Antlers, es una pequeña ciudad de Oregón, en la que una profesora y su hermano, el sheriff del lugar, se empiezan a interesar por un estudiante misterioso y distante que esconde un peligroso secreto, mientras deben lidiar con sus propias diferencias familiares. Está protagonizada por Keri Russell (Los hombres libres de Jones, Felicity), Jesse Plemons (El poder del perro, Estoy pensando en dejarlo), Graham Greene, Scott Haze, Rory Cochrane, Amy Madigan y Cody Davis. La película pudo verse en el Festival de Sitges 2021. Se estrenó en salas comerciales de la mano de 20th Century Fox Spain el día 19 de Noviembre de 2021.

Dos talentos que se unen

Antlers: Criatura Oscura es un filme de género absolutamente tradicional y reconocible con los elementos necesarios para hacernos pasar un buen-mal rato. Por desgracia, las expectativas iniciales existentes con la película no terminan por cumplirse en su totalidad ya que la unión de Scott Cooper con Nick Antosca auguraba una experiencia mucho más excitante o, al menos, sorprendente. Para los que no lo conozcan, el talentoso director Scott Cooper es autor de las magníficas Corazón rebelde (2009), La ley del más fuerte (2013), Black Mass: Estrictamente criminal (2015) y, sobre todo, aquel fantástico wéstern crepuscular Hostiles (2017) que incomprensiblemente pasó desapercibido y, ni tan siquiera, llegó a estrenarse en los cines españoles. Pese a tener predilección por acercarse a los géneros cinematográficos clásicos, en Antlers: Criatura Oscura afronta por primera vez una historia de terror con enfoque sobrenatural que tiene sus raíces mitológicas en Wendigo, un espíritu que en las comunidades indígenas se asocia en la actualidad a la codicia humana y a la destrucción del entorno natural.

La otra cabeza pensante del proyecto es nada menos que el imaginativo Nick Antosca, el Dios recurrente en las crónicas radiofónicas del podcast «Marea Nocturna» por parte del crítico Xavi Sánchez Pons, también autor del libro recién publicado «El Almanaque del Video» (Ed. Males Herbes, 2021). Antosca ha dinamitado con desparpajo el encefalograma plano que tienen los contenidos de plataformas a través de series de género tan rompedoras como Channel Zero (2018), The Act (2019) y especialmente esa alucinógena crónica del Hollywood psicopático que es Nuevo sabor a cereza (2021), con gatitos, brujería y muy mala baba. Sin embargo, Antlers: Criatura Oscura se sitúa en un nivel inferior, es un trabajo de tono más industrial y comercial que fluye bajo el tutelaje en la producción de Guillermo del Toro, pero que no consigue trascender algunos lugares comunes del género, decepcionando por su falta de ambición narrativa en una trama que nos sabemos de memoria. Es necesario escarbar bajo esa banal apariencia de película alimenticia para sacar provecho de la experiencia.

Entre el terror y el drama íntimo

Antlers: Criatura Oscura es una película de terror adulto que sabe manejar sus herramientas con pericia para ofrecer un entretenimiento más que aceptable de principio a fin, lo que ya la coloca por encima de la media de filmes actuales del género. Lo mejor es que crece en la memoria y funciona muy bien en la sutileza y sugerencia de sus imágenes, por ejemplo, la magnífica escena de apertura o aquella en el supermercado donde se nos describe el pasado alcohólico de la protagonista en un solo plano. También aporta nutrientes a nuestra cinefilia cuando hace uso de los efectos visuales más espectaculares como en la secuencia de la transformación de la criatura. Ahí resulta clave toda la iconografía visual creada alrededor del aspecto mitológico junto al tratamiento de la oscuridad y sombras que le otorga el fotógrafo alemán Florian Hoffmeister (The Deep Blue Sea, Mortdecai). Son dos vertientes narrativas que cohabitan de manera individual, casi sin tocarse, es decir, a veces parecen habitar dos películas distintas que luchan por predominar sobre la otra, siendo una de terror puro y la otra más cercana a un drama intimista sobre personajes torturados que deben superar el dolor del pasado.

El director Scott Cooper se mueve mucho mejor en este segundo terreno, preocupándose y mimando a personajes que están mejor construidos de lo habitual del género, al menos los principales. Tanto el niño que sufre bullying escolar como esa pareja de hermanos formada por una profesora y el sheriff, dejan de ser meros instrumentos para generar una atmósfera sobrenatural a su alrededor, siendo gente de carne y hueso con la que podemos empatizar en sus problemas y los traumas familiares que arrastran consigo. En ese sentido, es fantástica la aportación que hacen los intérpretes Keri Russell y Jesse Plemons, también el joven Jeremy T. Thomas. Si logramos desprendernos del hype que produce la llegada de cada nueva película de terror que puede convertirse en la más terrorífica de la temporada, en Antlers: Criatura Oscura nos encontraremos con una historia íntima sobre el dolor y la oscuridad, con algunos monstruos y sustos como telón de fondo, pero donde lo principal es el abismo al que hay que enfrentarse en los aspectos más crudos de la vida.


¿Qué te ha parecido la película?

Antlers: Criatura oscura

7

Puntuación

7.0/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: El contenido está protegido.
A %d blogueros les gusta esto: