Crítica de ‘Alguien como él‘: Un remake que renueva pero no mejora el original

Las críticas de David Pérez “Davicine”:
Alguien como él

La tiktokera Addison Rae debuta en el cine junto a Tanner Buchanan (Cobra Kai) en Alguien como él, remake del clásico Alguien como tú en el que una influencer especializada en cambios de imagen apuesta que puede transformar a un alumno poco popular en el rey del baile. Dirigida por Mark Waters (Chicas malas), y escrita por R. Lee Fleming Jr., cuenta también en el reparto con Rachael Leigh Cook, Madison Pettis, Isabella Crovetti, Matthew Lillard, Peyton Meyer, Annie Jacob, Myra Molloy y Kourtney Kardashian. La película se estrena en Netflix el 27 de agosto de 2021.

La importancia de la “influencia”

En esta versión de la película de 1999 Alguien como tú, se hace viral un vídeo en el que Padgett, una joven influencer en redes sociales, rompe con su novio. Eso la lleva a hacer una arriesgada apuesta para salvar su reputación: jura que puede convertir al desaliñado y asocial Cameron en el rey del baile de graduación. Pero la cosa se complica cuando se da cuenta de que se está enamorando de él.

Con el guionista de la original, R. Lee Fleming Jr. regresando para escribir el guion, y contando en el reparto con Rachel Leigh Cook y Matthew Lilard, a quienes ya vimos también en la original, la película claramente cuenta con el aliciente de tener al frente del reparto a la estrella de TikTok Addison Rae, sobre todo para aquellos que la siguieran o al menos conocieran antes de ver la película (el cual no es mi caso, pero cuenta con millones de seguidores que ya seguramente den visualizaciones a esta película).

Rae no es una actriz que seguramente haya tenido que luchar por conseguir este papel, pues parece hecho a su medida por el tipo de personaje que interpreta, aunque eso no quita que es alguien que ha sabido esforzarse y crear una imagen pública digna de conseguir una gran legión de seguidores. Ella es fresca y natural ante la cámara, lo cual es lógico pues está muy acostumbrada a exponerse ante millones de fans, y es capaz de mostrar algo de química junto a Tanner Buchanan como Cameron Kweller, sacando lo mejor de si misma en las escenas más tranquilas y de diálogos. Lástima que a veces parezca fuera de lugar y, aunque la película gira alrededor de ella, no siempre da la impresión de querer ser el centro de atención.

El elenco en general hace lo que puede con lo que tienen entre manos, siendo completado por Isabella Crovetti como la hermana menor de Cameron, Brin, Madison Pettis como la amigo convertido en rival de Padgett, Alden, y una aparición sorpresa de una de las Kardashian, sin olvidarnos de Rachael Leigh Cook como Anna Sawyer, en un breve y diferente papel al del original pues se trata de un remake. Como comedia romántica juvenil no es que se preocuparan en exceso en contar con un gran reparto, pues simplemente deben cumplir con lo que el pobre guion les pide, lo que hace que viera el cameo de Matthew Lillard como director como algo destacado, con poco tiempo en pantalla pero ofreciendo los mejores minutos capaces de robar parte de las escenas y divertirnos mucho más que casi todo el resto del reparto.

Más Stories que historia

Ahora bien, no es que el reparto esté exactamente mal, es que no tienen donde agarrarse, con una historia predecible y pobre, consecuencia de un débil guion pero también de un trabajo de dirección que hace que la película quede como una producción para televisión sin excesivas pretensiones. Curiosamente, dado que la película va a un público juvenil, sorprende que las redes sociales sean mostradas casi como si fueran analizadas por alguien de más de 40 que no acostumbra a usar Tik Tok, en todo momento pareciendo que quieren reflejar que es infantil y superficial el uso que hacen los Tiktokers y que sus seguidores son todos niños de instituto que solo viven para dar Likes, cuando está lejos de ser así.

En muchos sentidos, Alguien como él sirve para recordarnos que nuestra sociedad tiende a documentar todo lo que sucede, pero por culpa de usar todos los tópicos de las redes sociales parece que estamos ante una sucesión de sketches de Instagram y Tik Tok. Hay un intento de crear tramas secundarias para hilar todo, donde los jóvenes viven en casas lujosas y conducen cochazos, pero con eso no hacen más que alejarse del tipo de vida del espectador promedio, aunque muchas veces eso es TikTok y su forma de mostrar la gran vida que cada Tiktoker lleva. Es difícil que empaticemos con personajes que se hunden cuando pierden seguidores y un patrocinador, viendo los problemas que actualmente vivimos, pero siempre hay un roto para un descosido, y encontrará su público. Puede que si se hubieran desarrollado algo más las subtramas podríamos haber disfrutado más del conjunto de la película.

¿Era necesario un remake?

Hacer un remake era algo normal, sobre todo por la cantidad de películas de los noventa que no han envejecido bien, y también para cambiar el punto de vista, cambiando el género del objetivo de mujeres a hombres, teniendo ahora a una mujer que intenta transformar a un hombre. En estos tiempos ya nos hemos acostumbrado al cambio de género, y en muchos casos incluso aporta más ese cambio que el original, dando un toque de frescura que quizás faltaba en producciones más antiguas.

La ventaja de hacer esta película veinte años después de la original es poder ampliar el tipo de historias de los personajes, como por ejemplo incorporando personajes LGBTQ, algo que no se hacía tanto antes de los 2.000 y por poder mostrar mejor cómo ha cambiado la sociedad, en la que sigue habiendo intolerantes pero es más sencillo que los jóvenes se sientan identificados con esta nueva versión.

Y volviendo a la original, quienes la vimos notaremos que en esta nueva versión hay una escena de baile que claramente quiere ser un guiño a la película de 1999, pero por culpa del tipo de rodaje y montaje, así como la implicación de algunos de los “bailarines”, no consigue quedar más que como una coreografía de TikTok que podemos ver en cualquier cuenta y no como algo épico que enfrenta a los protagonistas por ver quién baila mejor de cara a llevarse el galardón de Rey y Reina del baile.

Alguien como él intenta acercar a las nuevas generaciones la misma historia de Alguien como tú pero desde el punto de vista de los jóvenes de ahora, en plena era del TikTok, aunque no consigue enganchar por culpa del guion, dirección y reparto. Una película para ver sólo si quieres comprobar lo que han hecho con la historia original, o tan sólo si quieres desconectar una hora y media con una película de romances estudiantiles. No estoy en contra de las nuevas versiones juveniles que se hacen de los clásicos, pero esta película hace que me replantee mi opinión.


¿Qué te ha parecido la película?

Alguien como él

4

Puntuación

4.0/10

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: El contenido está protegido.
A %d blogueros les gusta esto: