AMFF 2021. Crítica de ‘El vientre del mar’: El naufragio caníbal

Las críticas de Daniel Farriol en el AMFF 2021:
El vientre del mar
 
El vientre del mar (El ventre del mar) es un drama español de corte experimental escrito y dirigido por Agustí Villaronga (Incierta gloria, Tras el cristal). El texto se basa en uno de los capítulos de la novela «Océano mar» del dramaturgo italiano Alessandro Baricco que, a su vez, narraba los hechos verídicos del naufragio de la fragata «La medusa». La historia nos sitúa en 1816 cuando un barco embarranca ante las costas de Senegal. Como los botes disponibles para la evacuación no son suficientes, se construye una precaria embarcación en la que obligan a subir a 147 hombres: soldados, marineros, algún pasajero y unos pocos oficiales. El hambre, la inclemencia del mar, la locura y una lucha encarnizada se desatan en aquella balsa a la deriva.
 
Está protagonizada por Roger Casamajor (La vampira de Barcelona, Pa negre), Òscar Kapoya, Mumi Diallo, Armando Buika (Pullman) y Marc Bonnin. La película se estrenó en el Festival de Málaga 2021 donde obtuvo 6 Biznagas a Mejor Película, Mejor Dirección, Mejor Actor (Roger Casamajor), Mejor Guion, Mejor Banda Sonora Original (Marcús Jgr) y Mejor Fotografía (Josep M. Civit y Blai Tomàs). Ha sido la película de inauguración del AMFF 2021 el día 26 de Julio de 2021.
 

Los universos de Villaronga y Baricco se fusionan

El vientre del mar del maestro Agustí Villaronga es una experiencia tan exigente que no será del agrado de todos, en especial en una época en que nos hemos acostumbrado a que nos den todo masticado. Sin embargo, si te dejas arrastrar por el oleaje de la fabulación, te encontrarás inmerso en una obra magna de una riqueza textual apabullante que te dejará fascinado. Villaronga asume como propio el texto creado por Alessandro Baricco para uno de los capítulos de su novela «Océano mar» y ambos universos tan personales confluyen en las aguas de la creatividad de una manera única.

El relato cuenta los trágicos hechos verídicos acontecidos durante el naufragio de la fragata «La medusa» a principios del Siglo XIX. Quedaron a la deriva 147 hombres entre tripulantes y viajeros que fueron sucumbiendo al hambre y la locura. Como en el naufragio de «La narración de Arthur Gordon Pym» de Edgar Allan Poe, el canibalismo servirá para reflexionar sobre el lado más oscuro del alma humana. Sin duda, es un tema ideal para que el cineasta mallorquín continúe explorando lo tenebroso de la psique como solo él sabe hacer. La lucha individual por la supervivencia acabará convirtiéndose en un duelo a muerte entre Savigny, uno de los oficiales al mando, y Thomas, un marinero raso afroamericano que se rebela contra las órdenes. De la tristeza al odio. Del hambre al canibalismo. De la soledad a la locura.

Una puesta en escena imaginativa

Para narrar unos hechos tan dramáticos y terribles no se contaba con un presupuesto demasiado holgado, además de las dificultades obvias de tener que rodar en plena pandemia. No había dinero para recrear escenas espectaculares en el interior del océano ni para representar imágenes de un naufragio real. El vientre del mar se convierte, entonces, en un traslación poética, onírica y teatral de la obra que toma como referencia, por ejemplo, todos los diálogos que aparecen en la película son extractos literales extraídos del propio libro.

La película está rodada casi íntegramente en blanco y negro con una fotografía majestuosa realizada a cuatro manos por Josep M. Civit (Baby, El Rey de la Habana) y Blai Tomàs (Shadow of a Hero). Se incluyen unas pocas secuencias que incorporan colores degradados y escenas rodadas extrañamente con una innovadora iluminación de infrarrojos que dan como resultado texturas de piel imposibles y una sensación constante de irrealidad soñada. La narrativa es muy compleja e incluye distintos espacios temporales que no siempre son fáciles de seguir. Por ejemplo, tenemos un espacio imaginario que en realidad es una fábrica abandonada y que fue escogida por el director como una analogía surreal de la representación física del lóbulo cerebral. Como verás no estamos para nada ante una película convencional ni de estructura comercial.

Una obra insólita y perturbadora

De ese modo, el naufragio de El vientre del mar estará narrado mediante una fórmula puramente teatral. El texto poético y rico en matices se fusiona con otras escenas más convencionales ubicadas en un juicio que sucede en el presente y que debe servir para dirimir las responsabilidades derivadas de las terribles consecuencias causadas por el naufragio. A eso se añade otra línea narrativa aún más extravagante. Es aquella que incorpora algunos de los momentos más perturbadores al simular un futuro indeterminado en el tiempo en que presenciamos cómo ha afectado a los dos protagonistas lo que sucedió en el mar. Todas esas líneas temáticas están tratadas con distintas herramientas estéticas para diferenciarlas entre sí, conformando un diálogo denso y abstracto que vincula las distintas imágenes dentro de un cuadro de urdimbre expresionista.

El vientre del mar es una obra conceptualmente asombroso e insólita que otorga al espectador una experiencia inmersiva muy asfixiante. También le exige una completa dedicación sin posibilidad de despistarse durante los 76 minutos que dura. La película indaga en la belleza lírica de los momentos terribles asociados a la podredumbre del género humano. Las decisiones a las que uno debe enfrentarse en los momentos críticos de su vida. El vientre del mar nos devuelve al Villaronga más oscuro e inclasificable, al de Tras el cristal (1986), El mar (2000) o Aro Tolbukhin: en la mente del asesino (2002). Solo por eso ya estoy dentro. Esta película es un verdadero ovni en nuestro cine que se sale de los márgenes de lo previsible y nos devuelve la fe sobre la verdadera independencia creativa. Película de culto desde ya.


¿Qué te ha parecido la película?

4.3/5 - (6 votos)

El vientre del mar

9

Puntuación

9.0/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: El contenido está protegido.
A %d blogueros les gusta esto: