Crítica de ‘Skylines‘: Un triste y aburrido final para la trilogía

Las críticas de David Pérez “Davicine”:
Skylines

En Skylines, cuando un misterioso virus alienígena comienza a poner en peligro a la humanidad, un equipo de soldados de élite se lanza al espacio para acabar con la amenaza. Dirigida por Liam O’Donnell y escrita por Matthew E. Chausse y Liam O’Donnell, está protagonizada por Lindsey Morgan, Jonathan Howard, Daniel Bernhardt, Rhona Mitra, James Cosmo, Yayan Ruhian, Alexander Siddig, Cha-Lee Yoon, Ieva Andrejevaite y Jeremy Fitzgerald. La película se estrena en España en Netflix el 30 de junio de 2021.

Cerrando una trilogía sin demasiado esfuerzo

La película original Skyline llegó a los cines con unos efectos especiales bastante buenos para la época y dado el presupuesto que manejaba, aunque tenía una historia que no enganchaba demasiado, como no enganchaban ni sus personajes ni su ritmo. Al menos su final abría el camino a una posible secuela, que tendría preparado todo para ir directa al grano y aprovechar la base ya establecida. La segunda parte, Beyond Skyline, mejoró algo lo visto en su predecesora, sobre todo por tener en ella a Iko Uwais y Frank Grillo, pero aún así no consiguió ser la película que esperábamos ni disfrutamos tanto como nos hubiera gustado con una aventura espacial.

Skylines es supuestamente el final de la trilogía, una continuación directa de Beyond Skyline, en la que nos presentaban a la joven Rose, que crecía extremadamente rápido, pero encontraron un remedio para controlarlo. En los siguientes años creció hasta convertirse en la líder de la resistencia contra los alienígenas que conquistaron nuestro mundo en Skyline. Con sus leales seguidores, Rose logró eliminar la inmensa flota de alienígenas. Cuando fue derrotada, el control de los alienígenas sobre los cerebros humanos también desapareció. Desde entonces, la gente y los cerebros humanos en los soldados alienígenas han vivido juntos en paz, pero esa paz no dura para siempre.

En esta tercera entrega, algo está recuperando el poder sobre los cerebros humanos y hace que sus anfitriones enloquezcan. La humanidad vuelve a la ofensiva. Aunque Rose había derrotado a la flota alienígena, su cerebro central había sido extraído del núcleo de la nave nodriza poco antes de la destrucción y enviado al espacio. Este cerebro central ahora quiere recuperar gradualmente el control, pero Rose y un pequeño grupo de militares se embarcan en una misión por evitar que esto suceda.

En la misma dirección, pero…

Ya habíamos visto lo que estaba detrás de la franquicia con las últimas imágenes de Skyline y la secuela Beyond Skyline, una invasión alienígena de serie B con ritmo rápido y un estilo anime increíble, y Skylines quería continuar ese camino. El final de Beyond Skyline prometía una guerra enorme y podría haber sido el eje central de esta película. Lamentablemente, ese no es el caso, seguramente por no tener presupuesto para mostrarnos esa batalla, por eso se convierte en una aventura más genérica y de menor escala.

La idea de un grupo reducido de personas que deben destruir a un gran ejercito rival lo hemo visto multitud de veces en el cine, y casi siempre con mejor acierto, pues aquí no intentan dar ningún giro y todo es predecible, no consiguiendo engancharnos al no tener ningún suspense. Para compensar esa falta de tensión intentan poner algunas escenas de acción entretenidas, pero ni la suma de todas ellas salva la película. Skylines se queda al final en una historia algo larga y tediosa, un tanto aburrida, lo que era difícil viendo los elementos que tenía para conseguir ser un peliculón de efectos especiales y batallas épicas.

Ni buena historia ni buenos personajes

Skylines no se preocupa por presentarnos bien a sus personajes, pues realmente no se necesita conocer demasiado de ellos para el objetivo que tienen tanto ellos como la película. Al igual que todo en la película, las interpretaciones y los personajes están al servicio de Skylines para que salga adelante sin demasiado esfuerzo. Lindsey Morgan se carga a las espaldas la película, siendo uno de los dos personajes que regresa de la anterior, aunque la única que no es un mero cameo, y destaca sobre un reparto anodino. Su personaje Rose es mitad humano y mitad alienígena, lo que ya de por sí hace que sea un personaje interesante, sobre todo cuando el resto son estereotipos.

Destacar las escenas de Rose con su hermano Trent, antes humano y ahora convertido en alienígena, que dan el toque de humor a la historia, sintiéndose realmente como una relación entre hermanos. Morgan tiene también una buena química con Jonathan Howard, quien interpreta al soldado Owens, un militar que comienza a simpatizar con los alienígenas con mente humana cuando conoce al hermano de Rose.

​Por desgracia, solo ella se salva, y el resto del reparto no sale de los típicos estereotipos militares, como el sargento brusco, el clásico soldado bromista… Vamos, lo que siempre tienen las películas de ciencia ficción y aventuras espaciales, aunque en esta ocasión sin nada que aportar. Y si poco desarrollo tienen los humanos, menos aún los alienígenas, que ni siquiera se preocupan de estar especialmente bien diseñados, llegando a rozar en ocasiones la apariencia de villanos de los Power Rangers con una pizca más de presupuesto que las series, pero menos que las películas.

Skylines ha debido tener un presupuesto muy inferior al de sus predecesoras, y han invertido todo al inicio de la película, dado que si inicialmente tenemos buenos decorados y una apariencia más o menos digna, acorde avanza la historia, y por tanto el metraje, los efectos van en declive y se nota en exceso el vergonzoso uso de cromas con pantallas verdes que recuerdan a las escenas de videojuegos de hace años.

Con un buen arranque y un buen final (especial atención merecen las tomas falsas de los créditos, casi lo mejor de la película), Skylines no aporta casi nada en toda su parte central. Tenemos una historia que podría dar para dos películas de ciencia ficción, pero luego se centran demasiado en llevarnos a un mismo escenario y ahí se estanca todo, con escenas muy largas que poco aportan. Una película para ver tirado en el sofá, con palomitas y un refresco, solo por saber como termina la trilogía.


¿Qué te ha parecido la película?

Skylines

4

Puntuación

4.0/10

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: