Crítica de ‘Dynasty Warriors‘: No todo vale a la hora de adaptar un videojuego

Las críticas de David Pérez “Davicine”:
Dynasty Warriors

Jefes militares, guerreros y hombres de Estado libran una batalla por la supremacía en esta película fantástica basada en la franquicia de videojuegos originada con ‘Romance of the Three Kingdoms’ y múltiples spin-offs como ‘Dynasty Warriors’. Protagonizada por Wang Kai, Louis Koo, Han Geng, Tony Yang, Carina Lau, NaZha (Gülnezer Bextiyar), Lam Suet, Justin Cheung, Ray Lui y Yuan Wenkang, Dynasty Warriors está dirigida por Roy Hin Yeung Chow. La película se estrena en Netflix el 1 de julio de 2021.

Siempre es difícil adaptar un videojuego

Las adaptaciones de videojuegos suelen generar siempre disparidad de opiniones, aunque últimamente llevamos una larga racha de éxitos que satisfacen tanto a crítica como a público, como las recientes versiones cinematográficas de Monster Hunter o Mortal Kombat. Ahora bien, cierto es que muchas de esas adaptaciones provienen de Estados Unidos, mientras que Dynasty Warriors es una producción china de gran presupuesto (supuestamente costó más de 300 millones de dólares de Hong Kong) pero pobre resultado.

Nunca he jugado a los videojuegos en los que se basa esta película, que no son pocos, dado que lleva muchas entregas a lo largo de los últimos años además de varios spin-offs, pero después de verla tampoco siento la necesidad de hacerlo, porque ha anulado completamente la curiosidad que podría tener por hacerlo. Poco se salva de esta adaptación de un videojuego que originalmente parecía que estaba lleno de acción y prometía ser una aventura épica en su traspaso a imagen real, pero no sobreviven ni las escenas de lucha ni el reparto ni, por desgracia, unos efectos especiales que no permiten disfrutar plenamente lo que esperábamos fuera cuanto menos entretenido.

Grandiosos escenarios para secuencias de acción atrevidas y estilísticas es lo que cabría esperar de la versión cinematográfica de esta franquicia de videojuegos, pero el director Roy Hin Yeung Chow se ha encargado de sacar una película sin el carisma ni la energía de un videojuego tan famoso. Al menos no se puede negar que ha querido tomarse en serio el enfoque que proviene de la acción del juego con una avalancha interminable de enfrentamientos, acompañados de toques sobrenaturales y coreografías increíbles, además de hacer un cierto esfuerzo en el apartado de narración, pero que está algo hinchada para rellenar duración y carece en ocasiones de sentido.

Ni visual ni narrativamente se salva

Si la narración y la historia en general no permiten dotar de emoción a la historia, menos aún la calidad de los efectos especiales generados por ordenador, que no respalda a una aventura que debería ser épica y literalmente “llamar la atención” con cada plano. Una lástima que no llegue al material original para dotar de una mejor ambientación a la historia. Algunos de las escenas con gráficos por ordenador se ven irregulares, aunque al menos han sido capaces de coreografiar grandes batallas con efectos por ordenador, y las pocas que destacan lucen bastante bien. Por desgracia no han mantenido el mismo nivel en todo el metraje, que no es poco.

La idea era adentrarnos en la parte de fantasía de los videojuegos, y eso funciona bien en algunas secuencias, sobre todo a la hora de mostrar el poder de cada personaje con sus movimientos de espada, pero el exceso de gráficos por ordenador llega a matar muchas escenas, haciendo que sean demasiado superficiales y anulando toda emoción que podríamos sentir. Lo que sí debemos reseñar es la enérgica partitura de Yusuke Hatano, que combina una gran orquesta con una pegadiza combinación de rock a base de guitarra, complementando bien la película, aunque los punteos de guitarra en ocasiones nos sacan de la historia, lo que tampoco es complicado.

¿Malas interpretaciones o pobres diálogos?

El reparto no ayuda a la película, ni a nivel de interpretaciones (bastante rutinarias) ni con la caracterización que luce poco. Por encima de todo el reparto está Louis Koo como Lü Bu, quien rezuma carisma a pesar de cambiar poco su expresión, con una actuación excesivamente rígida, pero ofrece una presencia intimidante. También debemos destacar a Suet Lam como un mujeriego astuto y amenazante, que es quien quizás acapara más nuestras miradas, con una interpretación intimidante pero ingeniosa.

Aparte de ellos, el resto del reparto parece fuera de lugar, probablemente por la falta de profundidad en las historias de sus personajes. Así, Ray Lui dista mucho de la estrella de Hong Kong que fue en los 90, y tan solo llama la atención por su lujosa indumentaria. Tampoco ayuda el citado pésimo trabajo de maquillaje para elevar las malas dotes interpretativas de Justin Cheung como Zhang Fei y Han Geng como Guan Yu, desentonando este último con una apariencia extrañamente delgada que poco encaja con la idea que pudieramos tener del famoso general. Está claro que el mayor desafío estaba en la elección de los cuatro papeles principales, incluido Cao Cao interpretado por Wang Kai y Tony Yang Yo-Ning como Liu Bei.

En contra de lo que pudiera parecer, dedican mucho tiempo a los diálogos y no tanto a la acción, y claro, siendo así esperábamos mejores interpretaciones que acompañaran los diálogos, lo que no sucede. Pero no todo es culpa de los actores, dado que la historia es vacía y poco interesante. Hablan mucho para lo poco que tienen que decir, y lo que dicen tampoco es nada novedoso, provocando que los personajes tengan escasa relevancia y poca presencia en pantalla.

Si bien logra cautivarnos inicialmente, no consigue mantener el atractivo y equilibro de la historia hasta el final, siendo Dynasty Warriors el ejemplo de que no todo vale. Puedes gastarte mucho dinero y basarte en una completa historia con los ingredientes para ser un éxito, pero si no consigues que los personajes tengan “alma” al final parece que estamos viendo pasar niveles como si de un videojuego se tratara, sin ninguna intervención por nuestra parte más allá de perder el tiempo. Lo único bueno es que es entretenida, sobre todo en algunas escenas de acción, pero deja mucho que desear como el éxito de taquilla que se esperara fuera si hubiera pasado por cines de nuestro país.


¿Qué te ha parecido la película?

Dinasty Warriors

4.5

Puntuación

4.5/10

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: