SEFF 2015. Sección Oficial. Crítica de ‘The Childhood of a Leader’: Un film detallado y musicalmente erroneo

Las críticas de Fernando Quintero en el SEFF ‘15
The Childhood of a leader
La representación de películas por parte de países extranjeros que incluyen artistas internacionales hace que se llenen las salas de cine en los festivales a los que acuden, y con profesionales de la talla de Robert Pattinson, Liam Cunningham o Bérénice Bejo se presuponía esta idea en esta edición del SEFF, llegando a haber carreras por tomar asiento ante la cinta francesa, siendo exactamente las mismas carreras que han desalojado la sala.

Ambientada en los años de la I Guerra Mundial, The Childhood of a Leader cuenta la historia de una familia instalada en Francia por motivos políticos y que se centra sobretodo en la vida de dos personajes, los de la madre y Prescott, quien actúa de manera nada infantil y muy rebelde ante la situación en la que se encuentra, siendo el personaje de Bérénice Bejo quien tiene que lidiar con tal tormento en la ausencia de su marido.
Adjetivar al pequeño Prescott con una palabra sería un trabajo arduo. El joven actor, a pesar de ser su primera incursión ante una pantalla, logra conseguir que se odie su personaje hasta tal punto que, buscando una comparación, se le comparé en algún instante con el joven Damien de La Profecía. La falta de respeto ante la autoridad, hace que sea el punto clave que lleva a la madurez del personaje, junto a ciertos sucesos que se narran a lo largo de la película. Con él se encuentra una fría y desalmada Bérénice Bejo, que intenta comprender el comportamiento de su hijo a su manera.
En cuanto al reparto masculino más maduro, no destaca la presencia ni de Liam Cunningham ni de Robert Pattinson, meros figurantes ante una historia en la que se les sitúa en breves instantes ante la presencia de ellos en la pantalla, aunque viene a ser relativo en caso de este último, con un papel bastante misterioso hasta el mismo final de la cinta.
Estos actores se mueven en una historia demasiada larga y que muestra una infinidad de detalles y planos que hacen pensar que, si se hubieran eliminado en la edición en el proceso de postproducción, quizá The Childhood of a Leader podría haber llamado más la atención de lo que ha hecho. Y es que esta extremadamente larga duración se debe sobretodo a detalles insignificantes que podrían haber sido arreglados o incluso no haberlos rodado.    
Acompañando a las escenas existía continuamente un exceso de música que no debía haberse compuesto en ningún momento para la película, ya que al escucharla parece que nos encontramos más ante una película de terror al puro estilo James Wan que a un film ambientado durante el final de la I Guerra Mundial, provocando así un desconcierto generalizado a los asistentes. Junto a esta mala elección de la banda sonora está el volumen de la misma, capaz de dejar sin audición a más de uno.
Sí llama la atención la cultura francesa de la época, como es demostrable con la religiosidad existente y el patriotismo desbocado ante la Gran Guerra. Esto, junto a un idioma que debería haber dominado más la película, son los rasgos fundamentales que sí puede hacer que la producción francesa llegue a tener aspiración alguna a ganar algún premio en la XII edición del Festival de Cine Europeo de Sevilla.

También te puede interesar

Un comentario sobre “SEFF 2015. Sección Oficial. Crítica de ‘The Childhood of a Leader’: Un film detallado y musicalmente erroneo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *