Sitges 2015. Día 8: ‘H.R. Giger’s World’, ‘The story of Tom Savini’, ‘High rise’, ‘Zoom’ y ‘Cosmos’

Día 8. Por la noche dormí fatal. Hacía mucho frío, y me desperté muchas veces. Creo que la vibración de mis flatulencias al chocar contra la cama hacían que me sobresaltase. No lo recuerdo con claridad, está todo borroso. Pero estoy bastante seguro de que la mala alimentación tuvo mucho que ver. Tengo que restringir el consumo de migas y de sandwiches de pamplonés, y encontrar una alternativa antes de que Sitges desaparezca por un movimiento sísmico anal. Además, con cinco películas por ver tenía que controlar mis conductos de ventilación: las cámaras de gas no están bien vistas hoy en día.
1/5: Dark Star – H.R. Giger’s World, documental que nos introduce en la casa del célebre pintor y escultor, padre del Alien de Ridley Scott y de la criatura de Species. Dirigido por Belinda Sallin, el film sirve como toma de contacto para aquellos que no conozcan la figura de Giger. Es muy interesante introducirse en la casa del ilustrador, conocer su círculo social más intimo y descubrir parte de su vida pasada y actual. No obstante, es un documento demasiado blanco para la figura que pretende retratar. Te quedas con ganas de saber mucho más, de meterte en la psique de Giger y comprender el significado de sus obras, bellas y terroríficas al mismo tiempo. Es una película-homenaje, en la que se obvia cualquier punto oscuro del escultor (lo cual resulta muy extraño, porque todo a su alrededor es muy oscuro) y se queda en la superficie, mostrando a amigos diciendo lo molón que es, mostrando antiguas grabaciones del autor y poco más.

Si algo me llamó la atención es el gusto de Giger por mantener ciertos elementos constantes en su vida, cierto conservadurismo, en contraposición a la vanguardia de sus obras. Me refiero al obvio parecido de las múltiples parejas que ha tenido a lo largo de su vida (se obvian los episodios homosexuales que él mismo ha desvelado en alguno de sus libros) y al nombre de sus gatos, que siempre se llaman Muggie (Müggie I, Müggie II y Müggie III). Muy curioso.
Sitges 2015. Día 8: 'H.R. Giger's World', 'The story of Tom Savini', 'High rise', 'Zoom' y 'Cosmos'
2/5: Zoom, película que versa sobre el trauma que conlleva cualquier proceso creativo, y sobre la búsqueda de la identidad artística. Comentar la sinopsis sería desvelar algunos de los giros argumentales mas importantes, que son los puntos fuertes de la cinta, ademas del humor que destila.
Durante su primera parte el ritmo es trepidante, aunque a partir de la segunda el interés decae. La mezcla de tres historias diferentes hace que el interés no sea el mismo en todas, y jugar con distintas realidades desconcierta al espectador. No obstante, tiene muchos aspectos positivos, como el animar una de las tres historias, su sentido del humor, la galería de personajes, los interpretes y su estética. Quizá la ultima media hora pierde fuelle, pero hasta ese momento mola cantidubi.
Sitges 2015. Día 8: 'H.R. Giger's World', 'The story of Tom Savini', 'High rise', 'Zoom' y 'Cosmos'
3/5: Cosmos, rayada mental elegante, con chispa, que al final no entendí pero que me enganchó durante sus más de 100 minutos. Los personajes, únicos, tienen un encanto especial. Histriónicos, desequilibrados, pasionales. Los primeros minutos son desconcertantes: “¿Por que este tío habla como si estuviera en una obra de Shakespeare?”. Con el tiempo lo entiendes, y lo compras. Al igual que compras al viejo que se inventa palabras, a la señora que no para de gritar o a la tímida con labio leporino. Como espectador me sentí totalmente indefenso, no sabía a que cogerme. Pero me enganchó. Estaba ahí, intentando entender de que iba la movida, aunque no saqué demasiado en claro. Quizá sea la belleza poética de sus imágenes, el absurdo de las situaciones, o el francés, idioma melodioso que le viene como anillo al dedo a semejante locura. No puedo explicaros de que va, porque no lo se. Simplemente tenéis que verla.
Sitges 2015. Día 8: 'H.R. Giger's World', 'The story of Tom Savini', 'High rise', 'Zoom' y 'Cosmos'
4/5: Smoke and mirrors – The story of Tom Savini es otro documental en la onda del de H.R. Giger. Demasiado blanco, aunque muy interesante. Nos adentra en la vida personal de Tom Savini, el célebre maquillador y actor, pero nos desvela bastante poco de su trabajo tras las cámaras. Repasa toda su vida, desde su nacimiento hasta la actualidad, haciendo hincapié en sus inicios, sus apariciones en televisión y su paso por Vietnam. No muestra trapos sucios, sino flores de colores y confeti. Es muy entretenido, aunque quizá esté demasiado dirigido hacia los fans del artista del maquillaje.
Sitges 2015. Día 8: 'H.R. Giger's World', 'The story of Tom Savini', 'High rise', 'Zoom' y 'Cosmos'
5/5: High rise, otra película loca (literalmente) de mano del director Ben Wheatley. En ella, seguimos la historia de Robert Laig, un doctor que se acaba de trasladar al rascacielos Elysium. En este lugar se puede vivir sin necesidad de salir. Hay piscina, supermercado, pista de squash… Parece que entre sus muros la vida es ideal, pero poco a poco se iniciará una guerra entre clases que llevará a los vecinos hacia la locura.
High Rise es muy interesante en su planteamiento, pero exige la complicidad del espectador para funcionar. El descenso a los infiernos de todo el vecindario está muy bien narrado, pero cuando se llega al punto de la locura no es comprensible que nuestro protagonista (interpretado por Tom Hiddleston) o cualquier otro inquilino no se pire del lugar. Quizá se podría sacar una segunda lectura de este hecho: se ha comprado el piso y no tiene dinero para irse. No obstante, su estatus de doctor hace que esta excusa no funcione (aunque si que sería plausible con el resto de vecinos de clase más humilde). Así pues, cuando la lucha entre clases se inicia, Laig se queda sin saber muy bien porque, y se sumerge en un estado mental poco justificado.
Dentro de Elysium las cosas se van de madre de una forma muy absurda. Tenemos que acogernos al absurdo para dar credibilidad a todo lo que ocurre. Si lo hacemos, podremos captar todos los mensajes que esconde, padeceremos con los protagonistas y antagonistas, y nos reiremos gracias a su humor negro. Si no, perdereis dos horas de vuestra vida.
Media noche, hora de dormir. El sábado asomaba la patita, último día del festival, y prometía grandes emociones a cargo de peliculones como Baahbulabi (la película más cara de la India), Dragon Ball Z: Resurrection F y February.

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *