Crítica de ‘El último cazador de brujas’: Nueva franquicia, mismo Vin Diesel

Las críticas de Óscar M.: El último cazador de brujas
El nuevo intento del actor Vin Diesel por copar las carteleras de medio mundo lleva el título de El último cazador de brujas, donde el actor interpreta al protagonista que da título a la película y se pasa dos horas cazando hechizeras por las calles de Nueva York.
La película narra cómo el protagonista es maldecido con el don de la inmortalidad y, tras un salto de nada menos que ochocientos años, un nuevo peligro que acecha a la humanidad y lo obliga a hacer una extraña alianza temporal con una bruja, por aquello de “el enemigo de tu enemigo”.

Adelantar más detalles de la trama sólo serviría para destrozar el factor sorpresa (si es que a algún espectador le queda con tantos pósters, imágenes, tráilers y anuncios publicitarios) y evitar que el público pueda disfrutar de esta película donde Diesel continúa con su particular estilo interpretativo, debido, principalmente a que el trabajo de Breck Eisner como director y de los guionistas de El sicario de Dios y Drácula: La leyenda jamás contada se ha quedado a medias.
Diesel sigue dando tumbos por las carteleras, alternando estilos y emplazamientos temporales (puede estar en el futuro de Babylon o de la saga Riddick, ser un experto corredor de carreras de coches en la saga A todo gas, o un vikingo y un hombre ultramoderno en El último cazador de brujas), pero manteniéndose dentro del género de acción. Pero es una lástima que evite (al contrario que intentó Jason Statham con The mechanic) ampliar su registro y se perpetúe en papeles de personaje sabelotodo que consigue escapar de cualquier situación con una media sonrisa o que siempre termina consiguiendo a la chica de turno.
El día que Vin se decida por un papel más arriesgado (un perdedor que no resuelve su vida mágicamente, un homosexual discriminado por su condición o un asesino sin escrúpulos, por poner algún ejemplo) y salga de su “zona de confort”, podremos valorar plenamente su trabajo, algo que demuestra en las escenas del pasado de esta película, donde se vislumbra su capacidad para transmitir el tormento y la desesperación de un personaje hundido. Pero son sólo pequeños destellos, porque la versión actual del protagonista se parece más al Toretto de A todo gas que al torturado cazador de brujas que debería ser.
El mayor apoyo que tiene en el reparto viene dado por Elijah Wood, Michael Caine (repitiendo un personaje calcado al de Alfred en la trilogía de El caballero oscuro) y Rose Leslie (con poca distancia de su interpretación en la serie Juego de tronos), todos correctos (incluyendo al propio Diesel), pero que no consiguen un trabajo destacable o que los diferencie de anteriores películas.
El guión es bastante sólido (dado el género de fantasía al que pertenece), se permite el lujo de incluir detalles a la saga A todo gas, tiene un guiño brillante con Bex Taylor-Klaus (que prácticamente repite su personaje de la serie Scream) y recuerda mucho, sobre todo en el inicio, a Warlock, el brujo. Incluso, esta última referencia podría considerarse una sombra que planea sobre el guión, al que han dado el (poco acertado) giro de convertir al héroe en protagonista. 
Pasando por alto la constante música de Steve Jablonsky (que no molesta, pero llega a ser excesiva), la película tiene a su favor unos correctos, fantásticos y fantasiosos efectos especiales (que ganan en las escenas donde no son del todo el centro de atención, como en el bar de brujas), puede presumir de un trabajo de preproducción muy elaborado (que se demuestra en pantalla con una extensa genealogía del personaje de la que apenas vemos un esbozo) y entretiene durante las dos horas que tiene de duración.
El último cazador de brujas gustará al público si va sin más pretensión que la de evadirse viendo una película basada en el subgénero de la magia y la espada, mientras que la resolución de la trama tiene la vista puesta, claramente, en el establecimiento para Vin Diesel de una nueva franquicia cinematográfica.

También te puede interesar

2 comentarios sobre “Crítica de ‘El último cazador de brujas’: Nueva franquicia, mismo Vin Diesel

  • el 8 noviembre, 2015 a las 10:49 am
    Permalink

    Sale bastante airosa entonces, ¿no? A mí él me da seguridad, es sinónimo de entretenimiento

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *