‘La Vida en Llamas’ se estrena el 4 de septiembre con un nuevo modelo de distribución

En una acción conjunta de la distribuidora 39 Escalones y la plataforma de cine bajo demanda en salas youfeelm, la producción documental La vida en llamas (2015, Manuel H. Martín) se estrenará en cines a través de un nuevo modelo de distribución y exhibición. La película se podrá disfrutar en la gran pantalla a través de diversos puntos de la geografía española desde el 4 de septiembre en un modelo inédito en España que aúna la distribución tradicional y el cine bajo demanda en salas.
El público interesado en ver en pantalla grande La vida en llamas participó durante siete días en una votación en la web de youfeelm en la que han podido decidir las ciudades en las que preferían ver la cinta. Tras una reñida votación, con más de 3.000 participantes, las localidades que más votos han obtenido serán las primeras en las que se organizarán campañas para ver la película. Así Guadalajara, León, Málaga, Vigo, Valencia y Sevilla serán las primeras ciudades en las que se podrá visionar la película en cines bajo demanda.

Posteriormente, se realizarán otros eventos bajo demanda en cines en otras localidades a lo largo de España. A dichas ciudades, se suman Madrid, Barcelona, Lleida y Cambrils y Marbella que programarán la película desde el 4 de septiembre según el modelo tradicional de distribución. 
En La vida en llamas nos trasladan a Andalucía. Verano. Una de las peores zonas del planeta para luchar contra el fuego. Las altas temperaturas y el tipo de bosque la convierten en un polvorín natural. Para combatirlos existe un operativo especial, un cuerpo de élite que se enfrentan a los incendios de una forma única en el mundo: el ataque directo. Este dispositivo recibe le nombre de BRICA. Un helicóptero los traslada a primera línea de fuego y apenas armados de motosierras, hachas y valor luchan contra llamas de más de cincuenta metros de altura. A través de tres de sus miembros –Gustavo, el líder; Abarca, el veterano a punto de jubilarse; y “Curiño”, el novato que acaba de llegar al cuerpo- conoceremos su día a día. Entre el fuego y el bosque, solo ellos. Un retrato íntimo y humano de éstos profesionales en un verano que supondrá el primero para unos y el último para otros.  
La vida en llamas, rodada durante dos años, es un homenaje a todos esos héroes desconocidos que a diario arriesgan sus vidas para defender una naturaleza a veces olvidada. Una mirada a través de los ojos de unos luchadores anónimos, con sus propias inquietudes y miedos, que se sienten orgullosos de lo que hacen y que son conscientes de que su esfuerzo y trabajo son vitales, no sólo para la supervivencia del medio ambiente sino también para la de otros seres humanos.
Además, los productores del largometraje han tomado la decisión de donar la recaudación íntegra de su explotación comercial en salas cinematográficas al gremio de los bomberos forestales a los que rinde tributo. Dicha donación se realizará a través de la Asociación Nacional de Bomberos Forestales (A.N.B.F.) así como de otras asociaciones dedicadas a la defensa de los bomberos forestales.

Fuente: The FilmPublicity House

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *