SUNDANCE 2023. Crítica de ‘Blueback’: Pertenencia al mar

Las críticas de Daniel Farriol en el Festival de Sundance 2023:
Blueback

Blueback es un drama ecologista australiano que está escrito y dirigido por Robert Connolly (Años de sequía, Barracuda), con la colaboración en el guion del autor de la novela de igual título en que se basa, Tim Winton (Breath, The Turning). La historia nos muestra a una niña que se hace amiga de un peculiar pez mientras bucea y cuya amistad durará para siempre. Al ver que el pez está amenazado por pescadores que no respetan el ecosistema marino, inspirada por la valentía de su madre activista, se enfrentará a los cazadores furtivos para salvar a su amigo.

Está protagonizada por Mia Wasikowska (Judy y Punch, Club Zero), Eric Bana (Dirty John, Líbranos del mal), Radha Mitchell (La chica de la ventana, Dreamkatcher), Ilsa Fogg, Ariel Joy Donoghue, Elisabeth Alexander, Eddie Baroo, Clarence John Ryan y Albert Mwangi. La película se ha podido ver en Enero de 2023 dentro de la Sección Kids de la programación del Festival de Sundance 2023.

La niña y el pez

Blueback es un drama familiar, animalista y ecologista, acerca de la amistad que surge entre una niña y un «Blue Groper», una especie de mero azul gigante que vive en aguas del Pacífico australiano. Es una bonita historia que está en la línea de otras películas como ¡Liberad a Willy! (Simon Wincer, 1993), Flipper (Alan Shapiro, 1996) o La gran aventura de Winter el delfín (Charles Martin Smith, 2011), en las que veíamos a humanos entablar una relación especial con una orca o delfines.

En esta ocasión se trata de la amistad durante décadas entre un Achoerodus gouldii y Abby, a la que veremos en tres etapas de su vida interpretada por tres actrices distintas, en la niñez por Ariel Joy Donoghue, en la adolescencia por Ilsa Fogg y en su juventud/madurez por Mia Wasikowska. Tras un primer encuentro fortuito con el simpático pescaíto que no resulta nada alentador, comenzará luego una amistad subacuática que traspasará los límites de la comunicación e incluso llegará a poner en riesgo la vida de la chica cuando deba salvar a su amigo de ser atravesado por los arpones de los pescadores furtivos.

Blueback se nos explica en desorden temporal para entender mejor cuáles son las motivaciones del personaje y la evolución de la relación que mantiene con su madre, Dora, una incansable activista que quiere proteger el ecosistema marino, la cual también está interpretada por dos actrices distintas, Radha Mitchell (fantástica) y Elisabeth Alexander.

La naturaleza en peligro

La película ofrece pocas sorpresas y todo transcurrirá bajo una previsibilidad absoluta, aunque sean loables las buenas intenciones que tiene su discurso ecologista acerca del daño producido por la acción del hombre a las especies marinas protegidas, sobre el impacto medioambiental de la sobreexplotación de los recursos naturales a través de una pesca descontrolada o por esas decisiones político-económicas que convierten arrecifes paradisíacos en zonas turísticas de recreo.

Blueback nos habla de todo eso en un formato de cuento infantil, especialmente a través del personaje de Dora, una mujer que inculcará su pasión por el mar a su hija: «venimos del agua, pertenecemos al agua». Cuando la mujer ya anciana sufra un ictus que la deja en estado casi catatónico, su hija Abby regresará a su casa natal para cuidarla y recordar todas las enseñanzas que le convirtieron en una bióloga marina de prestigio que lucha por conseguir los mismos objetivos. Esa vuelta a casa también supondrá el reencuentro bajo el mar con su viejo amigo al que hace años le perdió la pista tras una discusión que en realidad fue la manera que ella tuvo de salvarle la vida.

Esta tierna historia es más inofensiva de lo que debería para que su mensaje tenga un impacto real en el espectador y concienciar así a las nuevas generaciones (igual que sucede con el legado que Dora le deja a Abby). Sin embargo, el cineasta australiano Robert Connolly, que ya nos sorprendió con el magnífico thriller Años de sequía (2020) donde también incluía un subtexto sobre la degradación medioambiental, nos regala aquí suficientes imágenes visualmente espectaculares, dentro y fuera del mar, para mantenernos atentos a la pantalla y disfrutar con su carta de amor a los arrecifes de la Costa de Ningaloo.


¿Qué te ha parecido la película?

Blueback

6

Puntuación

6.0/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
error: El contenido está protegido.
A %d blogueros les gusta esto: