Crítica de ‘El paciente’: La amnesia como excusa para el engaño

Las críticas de Daniel Farriol:
El paciente (Le patient / The Lost Patient)

El paciente (Le patient / The Lost Patient) es un thriller dramático francés que está dirigido por Christophe Charrier (Jonas), el cual también co escribe el guion junto a Elodie Namer (Foudre, Miss), adaptando la novela gráfica de Timothé Le Boucher. La historia nos muestra a un joven que se despierta en un hospital después de pasar tres años en coma. No recuerda nada y la psicóloga le cuenta que su familia ha sido asesinada y que él es el único superviviente de la masacre mientras que su hermana está desaparecida. Está protagonizada por Txomin Vergez, Clotilde Hesme (Cambio de turno, Diana puede con todo), Rebecca Williams (Las 7 vidas de Léa, Malas compañías), Audrey Dana, Stéphane Rideau, Matthieu Lucci, Alex Lawther y Baptiste Carrion-Weiss. La película se ha estrenado en Netflix el día 25 de Noviembre de 2022.

Un thriller psicológico demasiado tramposo

El paciente es un telefilme francés realizado para el canal Arte que obtuvo un gran éxito de audiencia durante la emisión en su país de origen obteniendo 1’12 millones de espectadores y que bien podría pasar por ser uno de los originales de Netflix al estar cortado por el mismo patrón estilístico. El realizador Christophe Charrier, habitual asistente de producción de cineastas importantes como Jacques Audiard, Christophe Honoré, Patrice Leconte o Anne Fontaine (poco ha aprendido de ellos), nos trae un thriller psicológico demasiado tramposo que se enreda en un juego mental con el espectador tan interesante al inicio como decepcionante en una resolución que solo encandilará a aquellos que les gusten las «sorpresas inesperadas» sin tener en cuenta la coherencia interna del relato.

La trama nos presenta a Thomas Grimaud (Txomin Vergez), un joven de 19 años que ha pasado sus 3 últimos años de vida en coma y postrado en la cama de un hospital. Cuando despierta apenas recuerda nada de lo sucedido y deberá reconstruir el puzzle de su memoria quebrada a través de las conversaciones que mantiene con su única visitante, Anna Kiefer (Clotilde Hesme), una psicóloga que intenta ayudarle y protegerle de la tragedia acontecida. Poco a poco, iremos descubriendo la familia de Thomas fue asesinada brutalmente y que él es el único superviviente, desconociéndose cuál es el paradero de su hermana Laura (Rebecca Williams). El planteamiento que tiene la película es suficientemente intrigante para captar nuestra atención, aunque pronto le veremos las costuras.

El clásico recurso de un protagonista amnésico

Tener a un protagonista amnésico siempre ha sido un truco eficaz que permite colocar al espectador en la misma posición del personaje y descubrir ese pasado traumático olvidado de una manera conjunta. Es una artimaña que viene de lejos y que ha sido empleada, sin ir más lejos, por el mismísimo mago del suspense Alfred Hitchcock en Recuerda (1945) o Marnie, la ladrona (1964) y que, también, ha sido la base para desarrollar multitud de filmes de suspense, terror o ciencia-ficción tan diferentes como Desafío total (Paul Verhoeven, 1990), Memento (Chrisopher Nolan, 2000) o Mulholland Drive (David Lynch, 2001), solo citando obras de gran calibre. Pero esa ausencia de memoria en el protagonista también se ha aprovechado de mala manera en un cine de género menor para originar falsas expectativas o, directamente, engañar al espectador. Este es el caso de El paciente.

Desde un principio, la película de Christophe Charrier se nos cuenta desde el punto de vista de Thomas que accede a sus recuerdos de una manera fragmentada y poco fiable. Las imágenes del pasado se nutren con ideas preconcebidas del paciente que participa activamente en la construcción de esas escenas que visualiza en su mente de una manera en que cuesta discernir lo que pasó en realidad y lo que él cree que pasó. La mayoría de espectadores ya estamos de vuelta de todo y enseguida entenderemos que se está jugando con nosotros, así que cuando llegue el momento de las «grandes revelaciones» habremos adivinado lo que sucede o poco nos importará. No hay nada que me moleste más en una película que sentir que me han tomado el pelo y aquí tenemos un poco de eso.

Drama familiar e intriga hospitalaria

Está muy bien deconstruir un pasado para que adquiera más tarde un nuevo sentido dramático, por ejemplo, la reciente e injustamente maltratada Monstrous (Chris Sivertson, 2022) hacía algo parecido de manera muy inteligente, pero esta adaptación que hace Charrier de la novela gráfica ideada por Timothé Le Boucher es una burda sucesión de engaños con un guion repleto de incoherencias que tienen como único objetivo el de ocultar la verdad al espectador hasta el final. Habrá a quién esto le parezca divertido, pero no todo vale. Otro hándicap para disfrutar la película es que los personajes son antipáticos y cuesta conectar con la errática manera de actuar de esa familia desestructurada, aunque el trabajo de los intérpretes consiga redimir un poco esto.

Dejando de lado estos aspectos inherente a la historia, El paciente posee un acabado técnico modesto al que se le nota demasiado su origen televisivo sin que esto signifique un inconveniente para que la película resulte entretenida durante la primera mitad (o mientras aguantemos sin descubrir el pastel). En cuanto a su estilo de intriga hospitalaria combinada con la intringulis de un drama familiar, a veces recuerda a aquellos thrillers psicoanalíticos que tan bien funcionaron en los años 90, aunque entonces era una época en que se potenciaba un erotismo y morbo que aquí brillan por su ausencia.

En definitiva, El paciente es un filme de consumo rápido, insípido y tramposo, que no alcanza a cumplir las mínimas expectativas exigibles del misterio inicial que nos plantea.


¿Qué te ha parecido la película?

El paciente

4.5

Puntuación

4.5/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
error: El contenido está protegido.
A %d blogueros les gusta esto: